El 1×1 del FC Barcelona en el 2016

El 1×1 del FC Barcelona en el 2016

Se acaba 2016 y es momento de reflexión. En este artículo analizamos el rendimiento de los jugadores del Barcelona a lo largo de este año que ya finaliza.

Claudio Bravo: Seguro (8)

Sin estridencias pero efectivo, el chileno dejó al Barça como el segundo equipo menos goleado en Liga la temporada pasada. Sobrio, sin alardes, quizás con el juego aéreo como único lunar para un rendimiento acorde con el esperado en un club como el Barcelona. Su competencia con Ter Stegen le hace salir del club hacia Manchester al final de la temporada.

Ter Stegen: Arriesgado (7)

La segunda mitad de la temporada pasada el portero alemán aún compartía la portería con Claudio Bravo, jugando Champions y Copa del Rey. Con grandes paradas ayudó al Barça a alzar el título copero. No obstante, esta temporada en la que ya es el portero de Liga Santander y Champions League, los riesgos que toma han causado ya algún gol. Su juego ayuda mucho al equipo, pero los errores en los porteros son los que más se ven.

Jordi Masip: Inédito (-)

Únicamente jugó los dos partidos de primera ronda de la Copa del Rey de la temporada pasada, así que en 2016 no tuvo participación.

Douglas: Ausente (-)

Solamente disputó 15 minutos en 2016 con el Barcelona. Fue en partido de Copa del Rey ante el Valencia. No contó para Luis Enrique y esta temporada se encuentra cedido en el Sporting de Gijón.

Gerard Piqué: Líder (8,5)

Piqué se ha convertido en 2016 en algo más que un jugador del Barcelona. Más comprometido que nunca y con la virtud que ofrece la experiencia, se ha alzado como el líder sin brazalete. Muy sólido en defensa, creciéndose en los partidos grandes, ha añadido esta temporada el espíritu de creer siempre en la remontada. Conforma con Umtiti una defensa que realmente puede traer muchos éxitos al Barça.

Gerard Piqué se ha convertido en el líder sin brazalete de este Barça.

Gerard Piqué se ha convertido en el líder sin brazalete de este Barça.

Dani Alves: Imborrable (7,5)

El lateral brasileño acabó la temporada pasada como lo llevaba haciendo tantos años, de titular indiscutible. Pese a que sus “olvidos” defensivos eran cada vez más frecuentes, su voracidad competitiva y su compenetración con Messi le hicieron insustituible. Y eso que Sergi Roberto ya asomaba. Su carácter alegre y contestatario, pero sobre todo su rendimiento, le hacen imborrable de la memoria culé.

Javier Mascherano: Feroz (8)

El 2016 ha sido un año de cambios para Mascherano. El final de temporada pasado mantuvo su titularidad, entonces indiscutible. Pese a no ser central de cuna, el argentino ha cumplido siempre su misión gracias a su coraje. Sin embargo, en el presente curso, y por la llegada de Umtiti, Mascherano ya no es tan imprescindible. Esta temporada se le ha visto algo falto de velocidad y un escalón por debajo del nuevo fichaje. Aún así, Mascherano sigue sobreponiéndose a todo gracias a su ferocidad inquebrantable.

Marc Bartra: Desaparecido (5)

El central catalán perdió, en la segunda parte de la temporada pasada, las pocas opciones de aparecer en el once titular de las que había gozado al inicio. Jugó seis partidos, de los cuales solamente uno de titular. Sin estridencias, pocos errores graves se le recuerdan, pero está claro que no era del agrado de Luis Enrique y, finalmente, abandonó la disciplina del club rumbo a Dortmund.

Jérémy Mathieu: Desconcertante (6,5)

El central francés jugó 14 partidos en 2016 con el Barça, 9 de ellos completos. En ellos combinó actuaciones sólidas con errores de marcaje y concentración. La afición no acaba de tomarle el pulso y esta temporada su última aparición acabó en expulsión tras haber entrado desde el banquillo ante el Manchester City. Con la llegada de Umtiti su protagonismo parece que será cada vez más residual.

Thomas Vermaelen: Escaso (5)

El central belga jugó 9 partidos en 2016, los cuatro últimos saliendo desde el banquillo. Su buen trato con el balón con la zurda le auspiciaban un rendimiento y un protagonismo mayor en el Barcelona. Sin embargo, las lesiones y su falta de continuidad terminaron por romper una relación que ya empezó torcida por las constantes referencias al apartado físico desde que llegó al Camp Nou.

Adriano: Parche (5)

Jugó únicamente 8 partidos en 2016, de los cuales 5 salió desde el banquillo. Luis Enrique lo utilizó solamente cuando Jordi Alba no podía jugar, por lo que es complicado valorar su rendimiento. Cumplió sin alardes con su misión pero acabó saliendo del club a final de temporada.

Aleix Vidal: Fugaz (5)

El lateral procedente del Sevilla tenía que ser el sustituto de Dani Alves pero su participación ha ido en descenso a medida que avanzaba 2016. Con 14 partidos la pasada campaña y sólo 5 esta, su futuro parece lejos del Camp Nou. No se le recuerdan grandes errores, pero su rendimiento es claramente inferior al de Sergi Roberto, actual poseedor del carril derecho.

Sergi Roberto: Emergente (7,5)

El caso de Sergi Roberto, que ya sirve de ejemplo para todos los chicos de La Masía, es realmente excepcional. En 2016 adquirió un protagonismo insospechado tras años de hastío. La pasada campaña entraba regularmente al terreno de juego, aunque desde el banquillo. En cambio, esta temporada ya se ha ganado la titularidad de manera indiscutible en el carril derecho, que llena por completo tanto en ataque como en defensa con un físico imponente y una visión de juego de centrocampista.

Sergi Roberto, el mejor espejo para los jóvenes de La Masía.

Sergi Roberto, el mejor espejo para los jóvenes de La Masía.

Jordi Alba: Irreemplazable (7,5)

El veloz lateral acabó la temporada pasada sin competencia real en la plantilla. Adriano no suponía una alternativa si él se encontraba en condiciones de jugar. Y esta temporada, pese a la llegada de Lucas Digne, Alba sigue siendo el dueño de la banda izquierda culé. Sus llegadas hasta la línea de fondo son básicas para el ataque azulgrana y su capacidad de recuperar la posición en defensa ha resultado clave en muchos encuentros.

Sergio Busquets: Único (8)

El centrocampista de Badia sigue sin tener sustituto que pueda ofrecer sus mismas prestaciones. Su gran visión táctica y capacidad de asegurar el pase mantuvieron el equilibrio en un equipo tan ofensivo como el Barcelona y posibilitaron los títulos conseguidos la pasada temporada. Este año ha empezado poco a poco, pero la verdad es que no hay nadie que se le parezca.

Andrés Iniesta: Determinante (8,5)

Los años pasan pero la calidad y la importancia de Andrés Iniesta no sólo no decae sino que cada vez es mayor. En 2016 ha mantenido su rol de jugador franquicia, garante del estilo de toque del Barcelona. Y no sólo es sinónimo de mantener la posesión, sino que es el mejor enlace con la delantera, puesto que es el centrocampista con mayor verticalidad y desborde de la plantilla. Don Andrés, en 2016, siguió marcando las diferencias.

Iniesta celebra su golazo en el Bernabéu

Don Andrés es vital en este Barça.

Ivan Rakitic: Integrado (8)

El croata se asentó en 2016 como titular en el once azulgrana. Además de asegurar la posesión del balón, Rakitic aportó físico para cubrir defensivamente a Messi. Sus precisos desplazamientos en largo y su tiro desde fuera del área le han convertido en fijo. Esta temporada ha empezado un poco bajo, como muchos de sus compañeros, pero la calidad del ex del Sevilla no está en entredicho.

Rafinha: Ascendente (7,5)

Con 5 partidos disputados en 2016 pertenecientes a la temporada pasada observamos que el impacto de Rafinha fue escaso, seguramente por la grave lesión que sufrió. Salió 4 veces desde el banquillo y únicamente marcó un gol. Esta campaña, sin embargo, es mucho más protagonista y ya ha jugado 16 partidos, anotando 6 goles. Ojito derecho de Luis Enrique, está demostrando su polivalencia, desborde y calidad.

Arda Turan: Diésel (7)

El jugador turco ha ido integrándose en el equipo y en el estilo de juego de manera progresiva. En cuanto a participación, Arda Turan ha entrado con frecuencia al terreno de juego. Sin embargo, es en esta nueva temporada cuando ha explotado su capacidad goleadora. Con 11 goles en 19 partidos jugados demuestra que esta segunda campaña es la de su consolidación en el Barça.

Sandro: Apartado (-)

91 minutos disputó Sandro con el Barcelona en 2016. Repartidos entre dos encuentros de Copa del Rey ante Athletic y Valencia. Imposible calificar el rendimiento de un jugador que no sólo tenía al tridente por delante sino también a Munir. Una inoportuna lesión en un entrenamiento acabó por romper su relación con Luis Enrique.

Munir: Efectivo (7,5)

Con un papel secundario en el equipo, Munir aprovechó muy bien los minutos de los que dispuso. Jugó 7 partidos en los que marcó 8 goles. Con la MSN delante no jugó con mucha continuidad y tras el fichaje de Alcácer, esta temporada ha sido cedido al Valencia. Gran goleador y procedente de la cantera, habrá que esperar qué decide el club de cara a la próxima temporada.

Luis Suárez: Devorador (9)

En 2016 los 59 goles del uruguayo llevaron al Barça a la conquista del doblete en la campaña anterior y bien situado en la actual. Presión, persistencia, desmarque y gol, mucho gol. El charrúa es la punta de lanza ideal del tridente. Messi y Neymar traen la magia, Luis Suárez la contundencia y la finalización. Toda una arma letal al servicio de un equipo que se beneficia de su entrega insaciable.

Leo Messi: Superior (9,5)

Messi siguió siendo, en 2016, el mejor jugador de la plantilla y, para muchos, del mundo, pese a que los trofeos individuales le hayan sido esquivos esta vez. Con la eliminación en cuartos de final de la Champions League como único lunar, guió al Barça a los títulos de Liga y Copa del Rey con su magia, su visión, sus asistencias y sus goles. Sí, además de ir incorporando nuevas habilidades y capacidades, Messi sigue con unas cifras anotadoras de infarto. 41 goles la pasada temporada y 23 ya a estas alturas de la temporada actual. Y que dure muchos años más.

Neymar Jr: Espectacular (9)

Neymar, en 2016, ha sido la magia, la filigrana, el espectáculo sobre el terreno de juego. Y también ha sido goles y asistencias. 15 goles en 14 partidos de la temporada pasada en 2016. Además, Neymar cumple a la perfección otras tareas del juego como el compromiso defensivo, algo que poca gente aprecia. Luis Enrique lo ha destacado en más de una ocasión: en fase de recuperación de balón Neymar es un centrocampista más para ayudar al equipo. Esta temporada le está costando arrancar en cuanto a goles, pero su magia sigue intacta y es algo que el aficionado culé podrá seguir disfrutando en 2017.

El tridente volvió a ser determinante

La MSN se ha convertido, a base de goles, asistencias y juego, en la mejor tripleta del mundo.

Denis Suárez: Destelleante (6,5)

La actuación de Denis Suárez en este tramo de temporada que lleva de azulgrana recuerda a la de Rafinha en el curso pasado. En cada partido que juega deja algunos detalles de calidad que desatan los “Oh” del público del Camp Nou. Pero al mismo tiempo, su rendimiento es demasiado irregular. Tampoco ha gozado de continuidad en una plantilla con mucho nivel en el centro del campo. Aún así, su juventud aconseja tener paciencia porque calidad le sobra.

Lucas Digne: Parábólico (6)

Su rendimiento ha ido de más a menos a lo largo de esta primera mitad de temporada. En los primeros partidos actuaba con gallardía, presteza y protagonismo ofensivo a la par que solidez defensiva. Sin embargo, a medida que avanza la temporada se ha mostrado más dubitativo, ha perdido duelos en velocidad con distintos rivales y su aportación ofensiva ha caído. Jordi Alba le tiene ganado el puesto ahora mismo.

Samuel Umtiti: Providencial (8)

El fichaje de Umtiti ha cerrado, por fin, la búsqueda de un central zurdo, joven y de garantías. El francés se ha integrado de manera inmediata al juego del equipo y se ha instalado en el once titular. Sólido tanto por arriba como por abajo, anticipa, y saca el balón jugado desde atrás. Una bendición.

André Gomes: Silencioso (6,5)

El portugués despertó grandes expectativas por su coste y la verdad es que su adaptación está siendo un poco lenta. Sin embargo, y sin hacer mucho ruido, André se está ganando el sitio, llegando a desplazar en algunos partidos a un jugador tan importante como Ivan Rakitic. Seguro con el balón, quizás peca de poco vertical por momentos, buscando asegurar demasiado el pase.

André Gomes ha alternado la posición de pivote defensivo con la de interior en el Barça.

André Gomes ha alternado la posición de pivote defensivo con la de interior en el Barça.

Jasper Cillessen: Desapercibido (-)

Con sólo 3 partidos disputados con la camiseta del Barcelona es imposible valorar el rendimiento del guardameta, más aún cuando dos de estos partidos han sido frente al Hércules, equipo de 2ªB.

Paco Alcácer: Desafortunado (5)

Llegó para dar descanso al tridente, especialmente a Luis Suárez, y para sumar aún más gol a una plantilla con un gran talento ofensivo. Sin embargo, su adaptación está siendo muy lenta y el ex del Valencia solamente ha marcado un gol en lo que llevamos de temporada, y fue ante el Hércules. En sus primeros partidos gozaba de ocasiones de gol pero le faltaba suerte. Últimamente su rendimiento ha bajado y prácticamente no participa en el juego culé. Alcácer era el gran goleador del Valencia y es muy joven, hay que tener paciencia con él pese a este mal arranque.

Latest posts by Alejandro Montesinos (see all)

Comments

comments