Tras 810 minutos, llego la primera…!

Éibar vs Villarreal

El Villarreal cosecho su primera derrota en la décima jornada de la liga Santander, tras perder el partido disputado contra el Éibar (2-1), tras remontar los armeros el gol inicial de Bruno Soriano para los groguets

Antecedentes

El submarino llegaba a este partido con mucha moral y ambición, tras ganar in extremis su último partido contra las Palmas disputado en el Madrigal.

El objetivo de los hombres de Escribá era continuar con su buena racha de juego y de resultados, donde hasta la disputado de este encuentro sumaba doce partidos sin perder entre liga y Europa League.

El once del Villarreal fue el mismo que el que dispuso en ese último partido contra las Palmas, con la única novedad del regreso de Samu Castillejo en detrimento de Jonathan dos Santos.

La táctica, la habitual en el equipo de Escribá, su ya habitual 4-4-2, volviendo a la titularidad Musacchio en el eje de la defensa en lugar de Alvaro, y en la banda derecha la ya mencionada de Castillejo en lugar de Jonathan. La faceta atacante estuvo a cargo de Sansone y Bakambu.

Para este partido continuaba de baja Roberto Soldado lesionado de larga duración, y Alexandre Pato recuperándose de paperas.

Análisis

Partido de salida muy igualado. Los groguets intentaban imponer su estilo de juego, un fútbol de toque y combinativo, pero la fuerte presión que ejercieron los jugadores del Éibar por todo el campo les impedía maniobrar con facilidad. Este hecho conllevo que las ocasiones brillaran por su ausencia, y los guardametas apenas intervenían en el juego.

Con el pasar de los minutos el físico empezó a pasar factura a los armeros, y con ello el crecimiento del juego del Villarreal. Los groguets empezaron a dominar el balón y con ello a controlar el tempo del partido. El último cuarto de hora del primer tiempo, fueron los mejores minutos de los amarillos, y eso se tradujo en acercamientos más o menos peligrosos a la portería del Éibar.

La más clara en un saque de esquina lanzado a la perfección por Castillejo, el balón lo coge Musacchio pero su control no es bueno y se le va largo, cosa que aprovecha la defensa para despejar la pelota desde el área pequeña.

Minutos más tarde volvió a funcionar a la perfección la conexión italiana de los groguets, tras una excelente jugada por parte del capitán Bruno Soriano, que cedió la pelota al otros Soriano Roberto, que mete un pase a Sansone, que con un gesto muy sutil le esconde la pelota al defensa, y a este no le queda más remedio que derribar al delantero, cuando este se quedaba franco delante de la portería.

Penalti muy claro que el árbitro no dudo en señalar. Esta vez la responsabilidad la asumió el capitán, que lanzo el penalti de manera espectacular, consiguiendo el gol para los amarillos. Con ese resultado se llegó al descanso, no sin que antes tuviera que intervenir Asenjo magistralmente a un fuerte disparo desde lejos.

La segunda mitad comenzó como acabo la primera, un claro penalti sobre Víctor Ruiz al que agarraron por la cintura en su intento de remate. Un penalti que el colegiado no se atrevió a señalar, y que si el resultado hubiera sido otro hubiese señalado.

Los armeros le pusieron una marcha más al encuentro, y su fuerte presión e intensidad ahogaban a los groguets que ya no eran capaces de salir de su campo.

El Éibar cada vez llegaba con más peligro a la portería de Asenjo, y este paso a ser el gran protagonista por parte del Villarreal, ya que antes de que marcara el empate en equipo local, ya había tenido que realizar dos o tres grandes intervenciones ante los blaugrana. No pudo hacer lo mismo en una jugada a balón parado, donde la pelota le cae a Ramis tras un saque de falta, y este de disparo cruzado desde dentro del área bate al palentino.

El Villarreal no se conformaba con ese empate, y los pocos minutos que quedaban para el final, no se dedicó a defender, sino que busco la portería del Éibar, y tuvo ocasiones para conseguir marcar, pero no lo consiguió. Y en una de esas jugadas se pasó del posible gol de la victoria a recibirlo, cuando en una contra fulminante los locales se plantaron con superioridad en el área de Asenjo, los groguets no bajaron a defender, y culminaron con el gol de la victoria, llevando la locura a las gradas de Ipurua.

Conclusiones

Partido igualado, pero de menos a más por parte del Villarreal. Cuajo un buen primer tiempo, pero en el segundo no supo contrarrestar la presión del Éibar, que le maniato y le impidió hacer futbol. Todo y eso me gusto que el equipo no se conformase con el empate y fuese ambicioso, y se fue en busca del gol de la victoria, todo y que eso conllevará asumir riesgos y a la postre la derrota.

Imagen: http://www.lfp.es

 

 

Comments

comments