“Me quedo siempre con lo positivo”

“Me quedo siempre con lo positivo”

“Me quedo siempre con lo positivo en un partido, el fútbol tiene estas cosas. A veces haces buen partido y no ganas y otras veces juegas peor, tienes acierto y te llevas los puntos. Estoy contento, hemos conseguido neutralizar al Levante”, continuó.

El Getafe consiguió un valioso empate en el Ciutat de Valencia, un estadio en el que hasta el día de hoy ningún equipo había podido rascar ni un sólo punto. El Levante, pese a firmar las tablas frente a los azulones, sigue líder de Segunda División tras las derrotas de sus perseguidores, Lugo y Reus.El Getafe de José Bordalás sigue sin conocer la derrota desde le llegada del técnico alicantino al banquillo azulón hace cinco jornadas. Dos victorias y tres empates o lo que es lo mismo, nueve de quince puntos posibles son el bagaje de una escuadra que ha encontrado su identidad y asimilado los conceptos que están haciendo del equipo uno de los más competitivos de la categoría.

Los primeros minutos de encuentro fueron de permisivo tanteo para ambos conjuntos, que estudiaban minuciosamente cómo superar el entramado defensivo de su oponente. Sería Yoda el primero en inquietar la portería defendida por Raúl Fernández con un disparo desde fuera del área que atrapó el guardameta vasco. Sin duda, Bordalás había optado por la verticalidad del francés para este encuentro  con el objetivo de buscar los espacios que pudiese dejar la zaga levantinista. Sería un error del meta granota tras una salida en falso lo que le costaría el primer gol a los locales y pondría de cara el encuentro para el Getafe. Mehdi Lacen, quien reaparecía tras su ausencia por sanción ante el Huesca, cazaba un rebote dentro del área levantinista para hacer el primer gol del partido en el minuto 8. Los de Bordalás sacaban rédito de la estrategia a balón parado.

Siguió el Getafe a lo suyo, ejerciendo una presión muy alta que hacía imposible cualquier ocasión del Levante en ataquey anulaba por completo su capacidad combinativa. Además, el olfato de gol de Roger (máximo goleador del campeonato junto a Joselu) parecía ausente ante la veterana pareja de centrales getafenses, con la que se las tuvo tiesas durante todo el encuentro. Motivado por un ritmo de juego altísimo por parte de ambos conjuntos, el ambiente comenzó a caldearse en el Ciutat de Valencia en forma de airadas protestas ante cualquier decisión arbitral.

En una segunda parte con menos ritmo, los cambios de Muñiz y Bordalás trataron de desequilibrar una balanza que el tiempo congelaba otorgando un punto a cada uno. Unidad que sigue dejando al Levante en lo alto de la tabla con 27 puntos, con uno más de diferencia sobre el segundo clasificado. Por su parte los de Bordalás se quedan con 15 puntos, dos por debajo de la zona de ‘playoffs’, zona que marca el Girona pese a ser séptimo, ya que el filial del Sevilla, actualmente segundo, no cuenta.

Comments

comments