“y el lugo tuvo flor…”

“y el lugo tuvo flor…”

Fue en el día de ayer cuando comenzó a rodar el balón en el “Anxo Carro”, inaugurando una nueva temporada en la ciudad lucense. Nos visitaba la Llagostera, un club con aspiraciones similares a las nuestras, y que el pasado año demostró que con ambición y entrega hasta el final todo es posible en la tan competida Liga Adelante.

 

La tarde era totalmente veraniega, si cerrásemos los ojos podríamos imaginarnos que nos encontrábamos en la otra punta de la geografía española, bien Córdoba, o bien Sevilla, ya que el mercurio a la hora del partido superaba los 28 º, lo que se reflejaba en la grada a la hora de acudir al bar para reponer líquido. El césped era una alfombra, como siempre tratado con mimo durante toda la semana por Cabo, que se ocupa de él como si fuese un niño, no le falta de nada.

 

Al inicio del partido se guardó un minuto de silencio en memoria del que fuera periodista deportivo lucense  Angel Calles que nos dejaba hace apenas tres semanas. Durante 50 años desarrolló su labor con objetividad y entrega, cubriendo información del deporte lucense, y colaborando en publicaciones como As, Semana, El Progreso; y en emisoras como la Cadena Ser o Radio Nacional de España. Durante los últimos 20 años de su vida, era el que se ocupaba de todas las noticias del CD Lugo cuando jugaba como local.

 

Sergio Marcos está destinado a ser la brújula de este equipo

Sergio Marcos está destinado a ser la brújula de este equipo

Cuando el señor colegiado realizó el pitido inicial, todo hacía pensar que se vería un buen espectáculo, y se esperaba un Lugo desatado que buscaría la portería rival con combinaciones de vértigo e imprimiendo velocidad al partido; pero nada más lejos de la realidad. Hasta el punto de que en la primera mitad no hubo apenas ocasiones por parte de ambos conjuntos, con numerosas imprecisiones y juego muy estático. Y así transcurrió la primera mitad, sin sustos destacables para ambas escuadras. Tocaba retirada a vestuarios, donde esperaban unos vestuarios de primera con taquillas y fotos personalizadas de cada uno de los jugadores del equipo local.

 

Vestuarios personalizados de los jugadores del CD LUGO

Vestuarios personalizados de los jugadores

 

Comenzaba la segunda parte con un Lugo con más posesión de balón, especialmente gracias a la pausa y el control que ejercía Sergio Marcos, cedido por el Villarreal y que si las lesiones lo respetan puede dar buenas tardes de fútbol para el equipo lucense. La Llagostera seguía bien colocada y acertando en desbaratar los últimos pases que realizaba el Lugo para decantar la balanza a su favor. Aún así, la ocasión más clara fue una contra que culminó Chumbi dentro del área que desbarató Jose Juan con los pies, en unos de los escasos uno contra uno que se pudieron ver a lo largo del encuentro. Y fue en el minuto 93 de partido cuando todo cambió, Abel Molinero que había entrado hacía muy poco, golpeó el balón desde la zona izquierda de la frontal del área, y su disparo perforó la meta visitante, que hizo inútil la estirada de René, que si bien llegó a tocar el balón, no pudo hacer nada para evitar que entrase por la escuadra de su portería. Y ahí el éxtasis llegó al Anxo Carro, la gente comentaba que otros años, no  había esta suerte, se hubiese empatado o incluso perdido, aún siendo superiores. Quizá Milla tenga un campo de flores a las orillas del Miño, que habrá que cuidar para ganar partidos que se atascan como el de ayer, donde Abel Molinero fue su jardinero fiel.

 

momento en que se celebra el gol que daría los tres puntos

Con esta victoria sufrida y tal vez no merecida, lo justo hubiese sido el resultado inicial, el CD Lugo se sitúa en la parte alta de la tabla y se codea con los gallitos de la Liga Adelante. Pero bueno señores, esto no ha hecho más que empezar y todavía se espera que este equipo dé mucho más de sí y dé muchas tardes de alegría a los aficionados gallegos. Hay mucho margen de mejora y se espera que Luis Milla, que por cierto, no se sentó en todo el partido y estuvo continuamente corrigiendo a sus jugadores (lo que demuestra que es un trabajador nato y que busca perfeccionar en todo momento su esquema de juego) lleve este barco al puerto de la permanencia, y si luego puede hacerlo tan fiable como un yate, permitir que soñemos con atracar en puertos más lujosos y alcanzar cuotas mayores. A veces, el fútbol como la vida es caprichoso, y la suerte o el azar juegan un papel importante. Ayer Abel Molinero compró papeletas y salieron premiadas, así que Forza Lugo y a seguir trabajando.

Abel Molinero en el  momento de la celebración

Abel Molinero en el momento de la celebración

Comments

comments