CAN Guinea Ecuatorial 2015: Una copa de agua mineral

CAN Guinea Ecuatorial 2015: Una copa de agua mineral

 

Apenas 45 goles en 24 partidos, un promedio de menos de 2 por encuentro, dos grupos en los que de 6 cotejos 5 fueron empates como el B y el D, 10 igualdades en toda la fase inicial y poco brillo son algunos de los síntomas que arroja el diagnóstico de la hasta ahora peor Copa Africana de Naciones que hayamos visto.

Y a todo hay que agregarle que, como habíamos pronosticado, uno de los ocho equipos que disputarán los cuartos de final (Guinea) se clasificó mediante un sorteo, es decir fuera de la cancha. Por lo menos hay algo más de qué escribir por la gran tarea de Congo en su vuelta, el mejor de la primera ronda con más puntos, una nueva histórica entrada de Guinea Ecuatorial a cuartos, la confirmación de Argelia, la decepción de Burkina Faso y, la otra gran noticia aparte del sorteo, la eliminación de un Camerún cada vez más en baja luego de lo que le sucedió en el Mundial.

Momento de sacar la bola para decidir quien pasaba.

 

 

Veamos cómo se decidió cada uno de los superparejos grupos. En el A, el 25 de enero, el local necesitaba una victoria ante su vecino Gabón en Bata, mientras Congo iba por la suya no tan imperiosa ante Burkina Faso en Ebebiyin. Pero hubo que esperar 51 minutos para las emociones, cuando el goleador congoleño Thievy Bifouma anticipó a la defensa y abrió el marcador para los Diablos Rojos. y cuatro minutos después en Bata, la Guinea del argentino Becker hacía explotar a su gente gracias a Javier Balboa, sobre quien Palun cometió un dudoso penal convertido por el mismo Balboa. El gol tranquilizó al Nzalan (apodo del local, que significa “rayo” en dialecto fan) y fue revirtiendo un trámite al principio adverso, con un Felipe Ovono que mantuvo el cero parcial con buenas atajadas ante la ofensiva de Aubameyan y compañía. Los locales crecieron con el ingreso del juvenil Iván Salvador Edu y fue él quien a los 86 minutos, tras un remate del español Nsué que Didier Ovono rebotó, marcó el definitivo 2-0 y una tremenda clasificación. Que se reafirmó a pesar de que en el otro partido, el decepcionante subcampeón Burkina Faso empató por Bancé a los 86´ de cabeza a centro de Ouédraogo, con lo que además Guinea ganaba el grupo. Pero en el 87, el arquero Sanou salió mal en un tiro libre y el desvío de N´Guessi Ondama le dio al sólido Congo del genial Claude Le Roy la zona en su retorno a la Copa tras 15 años. Igualmente los ecuatoguineanos, bajo la atenta mirada de su eterno presidente Teodoro Nguema Basogo, festejaron con bullicio su segundo pase en su segunda intervención africana.

La alegría de la anfitriona.

 

 

El Grupo B, cerrado el 26, fue uno de los dos que tuvo una sola victoria en 6 partidos, aquella de Túnez sobre Zambia que fue la explicación para su tabla final. Porque tanto tunecinos y la República Democrática del Congo en Bata como zambianos y Cabo Verde en Ebebiyin no pasaron del empate, con la pequeña gran diferencia de que los congodemocráticos igualaron 1-1 y ese gol más que los caboverdianos les permitió volver a cuartos de final luego de 2006. Éstos no ratificaron ante Zambia la paternidad que les habían endilgado en la eliminatoria, porque en un partido aburrido y con algo de lluvia, casi no tuvieron chances de gol y el 0-0 establecido eliminó a ambos. En cambio, la ex Zaire tuvo mejor desempeño, aunque fue Túnez quien dominó claramente el primer tiempo, cuando se puso en ventaja por Ahmed Akaichi a los 30 minutos con un cabezazo, y parte del segundo. Sin embargo, el entrenador Ibengé hizo ingresar a Bokila para mejorar el ataque. Y el refresco le respondió cuando Mbokani le bajó un envío de cabeza y Bokila definió con un toque de zurda a un costado para colocar el gol que le dio el pasaje, ya que aunque empató en casi todo con Cabo Verde, la RD del Congo contó con 2 goles a favor contra 1 de los isleños. Fue un grupo tan flojo que resultó el más improductivo del torneo, con 9 goles.

Túnez, la única que ha ganado en el grupo B.

 

 

En el C, Argelia volvió a demostrar que es el gran candidato ganando y asegurando ante Senegal su clasificación. Pero ese 27 de enero fue igualmente emotivo por la heroica remontada de Ghana ante Sudáfrica. Por un lado, los argelinos no tuvieron mayores problemas en Malabo y a los 10 minutos ya estaban arriba con una excelente definición de Ryad Mahrez, que controló un largo pase de Bougherra y marcó. Los senegaleses, que venían como ajustados punteros del grupo, se clasificaban de todas formas por diferencia de gol sobre Ghana, que en Mongomo comenzó abajo con los sudafricanos a los 17 minutos por un fuerte derechazo de Masango. Pero en los últimos 17 minutos las posiciones y los afortunados cambiaron: los ghaneses mejoraron una pobre tarea y dieron vuelta el resultado, primero con un toque de zurda del defensor John Boye a los 73´ y luego con un cabezazo de André Ayew a los 83´ tras un error del meta Kuzwayo. Y Argelia liquidó a un flojo Senegal con el 2-0 que Bentaleb estableció con un hermoso zurdazo de afuera a los 82 minutos. Ghana y Argelia, los más fuertes en teoría, lo confirmaban en ese orden gracias al agónico triunfo ghanés sobre su escolta en la segunda jornada, el llamado “desempate olímpico” que le dio la primera posición.

Argelia es la gran favorita.

 

 

Lo casi risueño fue lo del Grupo D. Se suponía que una zona donde estaban Camerún, Costa de Marfil, Malí y hasta Guinea con lo suyo iba a tener triunfos, goles, brillo de talentos o de conjuntos… La realidad fue que hubo cuatro empates, todos 1 a 1, todos mediocres, y eso hizo que el 28 de enero los cuatro llegaran apretados en todo, con el eventual ridículo de un sorteo incluso entre todos. Suerte que los goles aparecieron: en Mongomo, Guinea se puso adelante de Malí con un penal de Kevin Constant a los 15 minutos. Enseguida Seydou Keita tuvo la dorada oportunidad de equilibrar con otro penal, pero su tiro fue a las manos del guardameta Naby Yattara. Por suerte para los del polaco Kasperczak, Modibo Maiga apareció solo en el segundo palo y marcó el 1-1 que sería final y que determinaría un sorteo entre los dos al no superarse en ningún rubro. También hubo emoción en Malabo, donde Costa de Marfil por fin jugó mejor y superó a Camerún con el trabajo del eficiente lateral Aurier, Yaya Touré, Max Gradel y Bony. Y a los 36 minutos, tras un mal rechazo de Guihoata, Gradel sacó un fuerte derechazo que superó a Ondoa para desnivelar para los Elefantes. Los Leones Indomables volvieron a mostrar muy poco aún con sus figuras, se fueron del torneo temprano (lo que no ocurría desde 1996), y últimos redondeando unos meses de absoluta pobreza, que no tienen nada que ver con sus glorias de antaño. Y habrá que seguir lo que se decida con su técnico, el alemán Volker Finke. Por su parte, los marfileños (que no habían andado bien en la eliminatoria) se meten en cuartos como en las últimas 6 ediciones.

CIV está en cuartos, pero dejando malas sensaciones.

 

 

A todo esto, Guinea y Malí esperaban con ansiedad que, como en los viejos tiempos del fútbol, una moneda (ahora bolilla) marcara su destino en lugar de lo que los dos habían hecho en 270 minutos de juego. Lo más justo hubiera sido una definición por tiros desde el punto del penal, ya que jugaban entre sí en esta última fecha. Pero hubo sorteo en Malabo el 29 de enero y Guinea fue el beneficiado para dejar injustamente afuera a un Malí que fue tercero en las dos copas anteriores.

 

RESULTADOS Y POSICIONES FINALES

 

Grupo A

 

Bata, 17 de enero, Guinea Ecuatorial 1-1 Congo (Nsué 16´; Bifouma 87´)

 

Bata, 17 de enero, Gabón 2-0 Burkina Faso (Aubameyan 19´, Evouna 72´)

 

Bata, 21 de enero, Guinea Ecuatorial 0-0 Burkina Faso

 

Bata, 21 de enero, Congo 1-0 Gabón (Onyangué 48´)

 

Bata, 25 de enero, Guinea Ecuatorial 2-0 Gabón (Balboa de penal55´, Iván Edú 86´)

 

Ebebiyin, 25 de enero, Congo 2-1 Burkina Faso (Bifouma 51´, N´Guessi Ondama 87´; Bancé 86´)

 

Posiciones: Congo 7 puntos; Guinea Ecuatorial 5 (clasificados); Gabón 3 y Burkina Faso 1.

 

Grupo B

 

Ebebiyin, 18 de enero, Zambia 1-1 Rep. Dem. del Congo (Singuluma 2´; Bolasie 66´)

 

Ebebiyin, 18 de enero, Túnez 1-1 Cabo Verde (Moncer 70´; Nhuck de penal 78´)

 

Ebebiyin, 22 de enero, Túnez 2-1 Zambia (Akaichi 70´, Chikhaoui 89´; Mayuka 60´)

 

Ebebiyin, 22 de enero, República democrática del Congo 0-0 Cabo Verde

 

Ebebiyin, 26 de enero, Zambia 0-0 Cabo Verde

 

Bata, 26 de enero, Túnez 1-1 República Democrática del Congo (Akaichi 30´; Bokila 66´)

 

Posiciones: Túnez 5 puntos, República Democrática del Congo (diferencia de gol 0, 2 goles a favor) y Cabo Verde (diferencia 0, 1 ghol a favor) 3 y Zambia 2.

 

Grupo C

 

Mongomo, 19 de enero, Senegal 2-1 Ghana (Diouf 58´, Sow 90´+3; André Ayew de penal 14´)

 

Mongomo, 19 de enero, Argelia 3-1 Sudáfrica (Hlatswayo en contra 67´, Ghoulam 72´, Slimani 83´; Phala 51´)

 

Mongomo, 23 de enero, Ghana 1-0 Argelia (Gyan 90´+2)

 

Mongomo, 23 de enero, Senegal 1-1 Sudáfrica (Mbodji 60´; Manyisa 47´)

 

Mongomo, 27 de enero, Ghana 2-1 Sudáfrica (Boye 73´, André Ayew 83´; Masango 17´)

 

Malabo, 27 de enero, Argelia 2-0 Senegal (Mahrez 10´, Bentaleb 82´)

 

Posiciones: Ghana y Argelia, 6 puntos (clasificados); Senegal 4 y Sudáfrica 1.

NOTA: Ghana se llevó el grupo por haberle ganado a Argelia el partido entre ambos.

 

Grupo D

 

Malabo, 20 de enero, Costa de Marfil 1-1 Guinea (Doumbia 71´; Mohamed Yattara 35´)

 

Malabo, 20 de enero, Camerún 1-1 Malí (Oyongo 84´; Sambou Yattabaré 71´)

 

Malabo, 24 de enero, Costa de Marfil 1-1 Malí (Gradel 86´; Sako 7´)

 

Malabo, 24 de enero, Camerún 1-1 Guinea (Moukandjo 13´; Ibrahima Traoré 42´)

 

Malabo, 28 de enero, Costa de Marfil 1-0 Camerún (Gradel 36´)

 

Mongomo, 28 de enero, Guinea 1-1 Malí (Constant de penal 15´; Modibo Maiga 47´)

 

Posiciones: Costa de Marfil 5 puntos, Guinea 3 (clasificados); Malí 3 y Camerún 2.

NOTA: Guinea se clasificó por sorteo sobre Malí al quedar ambos igualados en todos los rubros.

 

AHORA, LOS CUARTOS: DOS CLÁSICOS Y DOS QUE SE LAS TRAEN

 

Como se dice siempre, quizás ahora empiece la verdadera Copa. Los cuartos de final que se jugarán el 31 de enero y 1 de febrero ofrecen partidos superatrapantes. El 31, el superclásico Congo-República Democrática del Congo, que bajo sus mil nombres ya se enfrentaron tantas veces en la historia. Y en Ebebiyin, Guinea Ecuatorial querrá seguir su naciente palmarés ante Túnez. El domingo 1, Ghana y Guinea disputarán otro derby regional en Mongomo, y en Malabo, veremos un partidazo entre los colosos Costa de Marfil y Argelia, una real final anticipada. Esperemos que ahora sí la Copa, que en la realidad comenzó el 17 de enero, arranque en serio en su hasta ahora poco brilloso fútbol.

 

Comments

comments