La Academia del Loco

La Academia del Loco

Aay el Loco! Siempre he sentido admiración por Marcelo Bielsa, lo confieso. Es querido y odiado a partes iguales, pero la manera de vivir el fútbol, de sentirlo, lo hacen, prácticamente único.

Y no puedo estar muy equivocado cuando sus métodos, sus enseñanzas y sus mensajes que calan tan hondo, han hecho mella en antiguos jugadores suyos, jugadores que él mismo descubrió, y que hoy en día son entrenadores, alumnos de un profesor tan especial como Marcelo Bielsa.
Y si un estadio de 42.000 espectadores lleva su nombre (el estadio de Newell’s se llama, desde 2009, “Estadio Marcelo Alberto Bielsa”), más razón todavía.

Los Discípulos del "Loco" Bielsa

Los Discípulos del “Loco” Bielsa

Y podréis ver como ninguno de ellos tiene una mala palabra hacia él, sino que sienten admiración y devoción por el camino que él marcó.

Mauricio Pochettino y Eduardo Berizzo, ex-jugadores del “Loco” Bielsa, discípulos y hoy en día entrenadores, se están saliendo esta temporada. El de Murphy (Santa Fe) se está saliendo con el Tottenham, los “Spurs” vuelven a sonreír gracias al “Poche”, y aparece en las quinielas para ocupar los banquillos de Chelsea y Manchester United.
Por otro lado, el entrenador del Celta e ídolo celeste, el “Toto”, ha vuelto a colocar a Vigo en el mapa, después de 15 años volveremos a disfrutar de una semifinal copera (el fútbol nos debe unas cuantas…) y mientras los jóvenes se ilusionan con los Aspas, Nolito y Guidetti, los viejos del lugar nos acordamos de aquellas tardes donde los “zares” llevaban en volandas al Celta por Europa. Pero eso mejor para otro artículo, volvamos con el “Loco”.

Empecemos por el principio, allá por el año 82, cuando Bielsa dirigía las categorías inferiores de Newell’s Old Boys. Todas y cada una de las categorías inferiores, incluido el equipo Reserva, y en todas salió campeón.

Y en torneos nacionales descubría jugadores. Veía algo que le gustaba en el equipo rival, algo que de verdad le llamara la atención, y lo llevaba para su equipo. Y así hizo con Darío Franco (ex jugador del Zaragoza e integrante de aquella Recopa del 95 ganada por los maños en París) y con Eduardo Berizzo (ex jugador del Celta y actual entrenador “celtiña”).

Y aquí he de hacer un pequeño inciso, para que veáis el tipo de persona que es Don Marcelo Bielsa. Siempre se preocupa de sus chicos, siempre. Darío Franco no pudo ir al Mundial 94 por una lesión, Bielsa fue el primero en interesarse por él. Cuando éste se marchó a jugar a Europa, el “Loco” lo acompañó y lo despidió en el aeropuerto. Y cuando alguno de sus chicos conseguía un título, el primer mensaje era de Marcelo Bielsa.

Y con el “Toto” Berizzo pasó lo mismo. Bielsa siempre ponía al bueno de Berizzo como ejemplo a la hora de hablar de valores futbolísticos, y condiciones físicas y mentales que debe tener un futbolista.

Y no creáis que tenía un equipo de ojeadores para que le hicieran la captación de jóvenes talentos, no.
¿Sabéis la frase de… “Si quieres que algo salga bien, hazlo tú mismo”?
Pues eso es lo que parece que pensó Bielsa cuando dividió el mapa de Argentina en 70 partes, y cada una de esas partes en 5 apartados, con la idea de observar a más de un millar de chicos.

Marcelo Bielsa y su coche recorriendo la llanura argentina en busca de talento para el planeta fútbol, estuviese en Jujuy o en Ushuaia. Admirable.

Tres meses recorriendo más de 25.000 kilómetros, que, para que os hagáis una idea, es coger el coche en Ceuta e ir por toda la costa oeste africana hasta llegar a Ciudad de Cabo (Sudáfrica) y volver a subir bordeando la costa este africana para finalizar en El Cairo (Egipto).
Lo dicho, casi tres meses duró su viaje con su Fiat 147 blanco y más de cien entrevistas tuvo con “todo aquel que tuviera cierta idea de jugar al fútbol”.

Una maldita locura… Y en ese viaje hay mil y una anécdotas, y una de ellas es cuando fichó a Mauricio Pochettino, que bien relata Román Iucht en su biografía sobre Bielsa (muy recomendable):

‘’Una noche, comiendo un asado con amigos, le comentaron que en Murphy, cerca de Rosario, vivía un pibe de catorce años muy corpulento que jugaba de nueve, que estaba a punto de arreglar con Rosario Central. Bielsa y Griffa se levantaron al terminar la comida y se fueron directos a la casa del chico. El padre los recibió y accedió a un extraño pedido. Ingresaron al cuarto mientras el adolescente dormía y le levantaron la frazada – sabana – para constatar que medía nada menos que un metro ochenta y cinco. Lo que vino después fue un discurso para convencer al padre de las ventajas de llevarlo a Newell’s antes que a su eterno rival. Pochettino terminó arreglando y con el tiempo sería un defensor de categoría mundial’’.

¿Os imagináis que un “loco” timbra en vuestra casa a las tantas de la madrugada y os hace levantar de vuestra cama porque quiere ficharte para las categorías inferiores de su equipo? Locuras del “Loco” Bielsa. Que conste que no le llaman “Loco” por esto, sino por su obstinación y dedicación al trabajo. Que todo quede claro.

Y recorriendo tantos y tantos kilómetros descubrió a Cristian Ruffini, Fernando Gamboa (ex jugador del Real Oviedo), Ricardo Lunari (ex jugador del Salamanca), el ya nombrado Mauricio Pochettino (ex jugador y ex entrenador del Espanyol, actual entrenador del Tottenham), Alfredo Berti o Gabriel Batistuta (ídolo “viola”). Aunque éste último lo trajo Griffa, ya que el “Loco” era reticente porque había que controlar su peso, pero al final encendió la mecha de “Batigol” y se acabó convirtiendo en un delantero impresionante.

 

Claudio Bravo: “Marcelo Bielsa es el entrenador que más partido saca a los jugadores”

 

Y con todo esto, sentó las bases de un Newell’s campeón, con el que consiguió su primer título, el de campeón de Tercera División con el filial.
Llegó al primer equipo en 1990, subió a diez jugadores del filial de entre 19 y 21 años, y en su primera temporada consiguió el Torneo Apertura.

timthumb

(Aquel día sería también recordado por la imagen de la celebración tras el encuentro, cuando Marcelo sobre el césped a hombros de un hincha y con la camiseta de Newell’s en la mano gritó su famosa frase: “Newell’s carajo”)

 

Y ese mismo año como campeón del Torneo Apertura, disputó la final para definir al campeón argentino de la 90/91, logrando el título en la tanda de penaltis ante Boca Juniors.

Después llegaría la final de la Copa Libertadores de 1992 que perdió en penaltis ante el São Paulo. Curiosamente, las dos finales que disputó con Newell’s, partiendo de que ambas fueron a doble partido, también ambas acabaron 1-0 para los “leprosos” y 0-1 para el equipo rival, ambas llegaron a penaltis y en ambas Eduardo “Toto” Berizzo fue el goleador.

XI Newell's Campeón

XI Newell’s Campeón

Y también consiguió el Torneo Clausura 92, obteniendo así la 4ª estrella para Newell’s.
Ese equipo dirigido por el “Loco”, que todos atacaban y todos defendían, estaban jóvenes promesas que él descubrió como Pochettino, Gamboa o Berizzo, y titulares consolidados a su llegada como el “Tata” Martino (ex jugador del Tenerife y ex entrenador del Barça y de la Selección de Paraguay, actual seleccionador de Argentina), Juan Manuel Llop y el portero Norberto “Gringo” Scoponi.

 

Marcelo Gallardo: “Bielsa fue de los técnicos de los que más aprendí”

 

Y de ahí empezó su viaje por los banquillos.

Llegó al Atlas mexicano, rehízo la estructura de la cantera como ya hizo en Rosario, probando a más de 11.000 chavales, de los cuales salieron Rafa Márquez (ídolo de “La Academia”, que pasó por el Mónaco y el Barça, y ahora ha vuelto al club de sus amores), Juan Pablo Rodríguez (actual jugador del Monarcas Morelia), Jared Borgetti (uno de los mayores goleadores de la historia) y Pável Pardo (leyenda mexicana que jugó en el Stuttgart). Y durante esa temporada, la selección de México estaba constituida por jugadores desarrollados por Bielsa.

El "Loco" descubrió al "Káiser" azteca.

El “Loco” descubrió al “Káiser” azteca.

Dirigió al América, regresó al Atlas como director deportivo, le ofrecieron ser seleccionador nacional de México (oferta que declinó), volvió a Argentina para dirigir al Vélez Sarsfield donde fue campeón del Torneo Clausura 98.

De ahí partió hacia el Viejo Continente, para dirigir tan sólo unos meses al Espanyol (dónde se reencontró con Pochettino y se trajo a Martín Posse) ya que le llegó una oferta para dirigir a la Selección de Argentina.
Y abriendo un breve inciso, si la selección de tu país te llama, aunque hayas firmado por un nuevo equipo hace apenas unos meses, te marchas. Yo también lo haría.

Mientras dirigía a la albiceleste, residió en el complejo de Ezeiza. Obsesionado con el trabajo, dormía, comía y se aseaba allí. Incluso hacia “footing” a altas horas de la madrugada mientas escuchaba charlas tácticas en sus auriculares, lo que provocó que, un noche, un policía le diera el alto, Bielsa hizo caso omiso porque creía que era alguien que lo había reconocido, y el policía disparó al aire, haciendo que el bueno de Bielsa se escondiera detrás de un árbol, diciendo: “¡No disparen, soy Bielsa!”

Tras ilusionar al país con su clasificación mundialística, vino la eliminación en la fase de grupos del Mundial 2002, luego fue subcampeón de la Copa América 2004, y ese mismo verano, medalla de oro en los JJOO de Atenas 2004, pero se cansó y decidió dejar a la albiceleste.

base_image

Años más tarde se hizo cargo de la Selección de Chile, clasificándola para el Mundial de Sudáfrica 2010 y llevándola hasta 1/8 de final, perdiendo 3-0 ante Brasil.
Dejó la selección chilena, llegó al Athletic Club de Bilbao, y los “Leones” enamoraron a casi todo el mundo con su fútbol vistoso y de toque.
Tras un inicio difícil, consiguió que el Athletic llegara a las finales de Copa del Rey y a la UEFA Europa League, 35 años después.
Pero la gran cantidad de partidos y la poca rotación realizada, acabó llevando al equipo a un desgaste físico impresionante, claudicando en ambas finales y acabando 10º en Liga.

Al año siguiente sería el último de Bielsa en San Mamés. La marcha de Javi Martínez, la decisión de no renovar a Fernando Llorente, las eliminaciones coperas y la mala clasificación en Liga hicieron mella en el equipo, la directiva y el propia Bielsa, aunque por poner un “pero”, llegó a los 100 partidos como entrenador, algo que no había hecho en ningún otro club

Y finalmente llegó al Olympique de Marsella, que sorprendió a todos con sus 8 victorias consecutivas al principio de la temporada, pero pierde en la 3ª ronda de la Coupe de la Ligue, no superó los 1/32 de la Coupe de France, y en la segunda parte del campeonato, el nivel decayó y acabaron 4º.

Este año, tras la derrota contra el Caen en el Stade Vélodrome, Marcelo Bielsa presenta su dimisión alegando diferencias con el club, al que reprochaba haber cambiado los términos del nuevo contrato.

Podrán tachar al bueno de Bielsa de obsesivo o lo que quieran, pero jamás podrán tacharlo de no cuidar de “sus chicos” y de ser un motivador nato.

Observen, esto es motivación y lo demás son gaitas…


“En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre”.

 

Y en todo este camino, el “Loco” ha hecho una estirpe de entrenadores que él mismo entrenó, y hoy en día dirigen a sus equipos como el bueno de Marcelo Bielsa les entrenó.
Y cualquiera de ellos te dirá que es el entrenador que más ha exprimido a sus jugadores, el que más partido saca a sus futbolistas y al que ha dejado huella en cada uno de ellos.

DTS-AMERICA-700 DTS-ARG-700-1 DTS-EUROPA-700 DTS-NULLS-700

Hoy en día, Mauricio Pochettino dirige al asombroso Tottenham, Eduardo Berizzo ha llevado al Celta a una semifinal de Copa del Rey 15 años después, el “Tata” Martino dirige a la Selección de Argentina junto a Jorge Pautasso o Darío Franco que es el entrenador del CA Colón argentino, y entrenadores que jamás dirigió pero que lo imitan en sus tácticas y metodología como Javier Torrente (ex asistente del “Loco” en Atlas mexicano, actualmente entrenador del Once Caldas colombiano), Claudio Vivas (asistente de Bielsa la mayor parte de su carrera, hoy en día es entrenador del Banfield), Daniel Ahmed (entrenador del Sporting Cristal peruano), Matías Almeyda (actual entrenador del Guadalajara mexicano), Marcelo “Muñeco” Gallardo (entrenador de River Plate), Claudio “Bichi” Borghi (entrenador del Liga de Quito ecuatoriano) y Jorge Sampaoli (ex seleccionador chileno, que tiene numerosas ofertas para dirigir un potente equipo europeo este mismo verano).

Los genios crean escuela, y Don Marcelo Alberto “Loco” Bielsa no podía ser menos.

 

 

 

David Coello

David Coello

1987. Aficionado del Valencia CF y del Newcastle Utd. Coordinador de Ligue 1, @f9belgica y @F9Radio, redactor de @F9FInter, @F9Celta, @F9Premier y @f9ValenciaCF. Dando la nota, en los programas #TeamRadio, #LaCajaDeLosRumores, #LaCajaDelGol, #LaHoraDelTé, #Zona3-2, #HateandoNBA, #ElFútbolViaja o retransmitiendo cualquier partido que haya.
David Coello

Latest posts by David Coello (see all)

Comments

comments