#F9ElClásico | Manita al Madrid de Mou

#F9ElClásico | Manita al Madrid de Mou

Hace seis años, el 29 de noviembre de 2010, Barça y Real Madrid se enfrentaban en un Clásico que quedaría para siempre grabado en la memoria culé. Tenía todos los ingredientes para ser denominado, esta vez sí, como “el partido del siglo”. Fútbol Club Barcelona contra Real Madrid. Messi contra Cristiano. Pero sobre todo, Guardiola contra Mourinho. Y sí, 5 a 0 para los azulgranas.

Ambos equipos llegaban a ese partido con los mismos puntos en la tabla clasificatoria. Sin embargo, dada la propia idiosincrasia de cada club, el Real Madrid afrontaba el Clásico lleno de optimismo. Se hablaba del “once de la alegría”, unos jugadores que alimentaban las esperanzas merengues de salir victoriosos del Camp Nou y afianzarse en solitario en lo más alto de la clasificación. Un once que, al contrario de la opinión de muchos aficionados al fútbol, los madridistas veían como una plantilla vistosa y que ofrecía un fútbol ofensivo y sin complejos. En el bando catalán el partido se contemplaba como una oportunidad para asestar un duro golpe al eterno rival, en un choque prácticamente épico y dramático con la llegada del antiguardiola Mourinho.

En este contexto, los roles iban a quedar definidos bien pronto. El Barcelona monopolizaría el balón durante todo el encuentro y el Real Madrid jugaría con las líneas muy juntas, tratando de robar la pelota y salir a la contra. Pero la efectividad y la finura del Barça sería tal, que el Real Madrid solamente perseguiría sombras y ya en el minuto 10 encajaría el primer gol, anotado por Xavi Hernández tras un genial pase de Iniesta. El 1 a 0 subía al marcador, el Barcelona no podía haber empezado mejor el partido.

Xavi celebra el primer gol de la manita al Real Madrid

Xavi celebra el primer gol de la manita al Real Madrid

El aluvión de juego de los de Guardiola no iba a remitir y ocho minutos más tarde sería Pedro quien alojara el balón en el fondo de la portería defendida por Casillas tras una larga posesión azulgrana. El jugador canario demostraba una vez más su pillería al continuar una jugada que los defensas del Real Madrid daban por terminada. No se llegaba a los veinte primeros minutos y el Barça ganaba por 2 a 0. El Real Madrid no tenía respuesta.

El rondo azulgrana, que duraría todo el partido, imposibilitaba cualquier atisbo de reacción por parte de un Real Madrid impotente. Ya en la segunda mitad el Barça seguiría con el plan inicial. Posesión y castigo sobre la defensa blanca. En dos minutos sentenciaría el partido e iniciaría una goleada histórica con dos goles de Villa originados por sendos pases de Messi. El Guaje, especialmente motivado por unas críticas de Mourinho lanzadas antes del Clásico, definiría como los ángeles ante las salidas desesperadas de Casillas.

Villa celebra con rabia uno de sus goles al Real Madrid

Villa celebra con rabia uno de sus goles al Real Madrid

Era el minuto 57 de partido, quedaba más de media hora y el marcador de 4 a 0 espoleaba a los culés, liderados hacia el 5 a 0 por un Piqué con ganas de manita. Y ésta se haría esperar hasta el último minuto, como el final más apoteósico de las grandes tramas cinematográficas. Era tal el recital futbolístico de los locales, que el Real Madrid perdería los nervios ante la superioridad azulgrana y Sergio Ramos sería expulsado tras propinarle una soberana patada a Messi y golpear la cara de Puyol en la trifulca posterior.

Jeffren culmina la goleada

Jeffren culmina la goleada

La guinda del pastel llegaría, como si de un guión se tratara, de las botas del canterano más reciente de aquella época, Jeffren. El Barcelona se fundiría en una piña que abarcaría a toda la plantilla, tanto jugadores como staff, y de la que solamente surgiría una mano, mejor dicho una manita, la de Piqué y la de todo el barcelonismo, que aquel día de hace 6 años vivió uno de los mejores partidos de la era Guardiola.

Latest posts by Alejandro Montesinos (see all)

Comments

comments