El Barça vence jugando a medio gas

El Barça vence jugando a medio gas

Victoria del FC Barcelona (1-0) ante un Granada encerrado en su área en el día que el Camp Nou cumplía 1.500 partidos. Rafinha le da los tres puntos al conjunto azulgrana con un gol de chilena y Sergi Roberto vuelve a brillar en el lateral derecho dando una lección de derroche físico y técnico a partes iguales.

El partido ante el Granada se presentaba en la previa como una noche festiva para el culé, ya que el visitante era el colista de La Liga y además el Camp Nou estaba de celebración -el feudo azulgrana cumplía 1.500 partidos-. Pero no ha sido así y los granadinos han sido un rival incómodo para un Barça que ha jugado a medias tintas, en ocasiones parecía que los jugadores estaban ahorrando fuerzas, normal viendo lo que se viene la próxima semana. Los locales han necesitado muy poco para llevarse los tres puntos y se podría decir que este equipo también sabe ganar sin jugar bien.

Luis Suárez ha ofrecido la Bota de Oro al Camp Nou antes del arranque del partido.

Luis Suárez ha ofrecido la Bota de Oro al Camp Nou antes del arranque del partido.

Luis Enrique mostraba, de inicio, una alineación inédita, con rotaciones obligadas en la línea defensiva y un centro del campo poco común. Rakitic ha hecho de Sergio Busquets y Denis Suárez y Rafinha han jugado por delante de éste. El croata ha rendido a un óptimo nivel pero no ha podido generar el peligro de otros días porque ha jugado unos metros más atrás. Messi, Luis Suárez y Neymar completaban el once, pero aunque lo han intentado, no han podido superar el muro plantado por Lucas Alcaraz. Se han guardado el gol para Manchester.

El Barça ha controlado el partido mediante el esférico y no ha sufrido defensivamente, Umtiti y Mascherano han estado muy centrados y no han cedido ninguna ocasión, Digne y Sergi Roberto han sido más extremos que laterales y el partido del de Reus ha sido, nuevamente, para enmarcar. Ante un rival tan encerrado con una línea de cinco defensas y otra de cuatro no muy adelantada a ésta, con pocas alegrías en fase ofensiva, a los culés les tocaba crear los espacios mediante el balón y el juego posicional, el único capaz de hacerlo en el primer periodo ha sido Messi con varios balones diagonales buscando la espalda de los defensores rivales. La ocasión más clara de los azulgranas en los primeros 45 minutos ha sido un chute de Luis Suárez, poco acertado en el día de hoy con la pelota en los pies pero no se le puede achacar el esfuerzo realizado, desde la frontal del área que ha despejado sin muchos problemas Ochoa.

En la segunda parte los de Luis Enrique han salido con una marcha más y le han dado más velocidad a la circulación de la pelota. Así ha llegado el gol azulgrana, corría el minuto 49 cuando Messi con un eslálom, tras una combinación con Suárez, trenzaba con Rafinha que cedía a Neymar, pero el brasileño no conseguía marcar, y cuando parecía que el balón no quería entrar, Rafinha se levantaba por encima de todos para anotar el gol de la victoria haciendo una chilena. El ’12’ del Barça marcaba su quinto tanto en esta temporada y sigue demostrando que está en un gran estado de forma.

Rafinha, de chilena, ha marcado el gol de la victoria del Barça.

Rafinha, de chilena, ha marcado el gol de la victoria del Barça.

El gol lo ponía todo de cara y se esperaba a un Granada adelantando líneas, pero no ha sido así y el Barça no se ha sentido del todo cómodo ante un rival que, perdiendo, seguía muy replegado atrás. Los jugadores azulgranas no se han exigido más de lo necesario y han optado por dormir el partido mediante la posesión, esa exigencia será necesaria para ganar en Manchester y Sevilla. El resultado no ha corrido riesgos y el mejor ejemplo es que Ter Stegen ha tocado el primer balón con las manos en el tiempo añadido de la segunda parte. Por lo tanto, el Barça ha conseguido sumar tres puntos en un partido en el que no han brillado las estrellas pero estos puntos pueden valer una liga a final de temporada. 

El Barcelona consigue ganar en un partido poco atractivo y rancio. Lo de ganar sin jugar bien a veces puede ser peligroso y no se debe convertir en una costumbre, estamos a finales de octubre y el equipo tiene todavía margen de mejora y más con las bajas que tiene actualmente la plantilla, esta victoria no pasará a la historia ni al recuerdo de los culés, pero puede ser vital para ganar una liga. Siguiente parada: una de esas que siempre apetecen, Manchester. 

Sergi Lluch

Sergi Lluch

Proyecto de periodista deportivo. El fútbol como estilo de vida. @LluchSergi1
Contacto: sergilluch1@gmail.com
Sergi Lluch

Comments

comments