La aventura continua

La aventura continua

Tras seis jornadas y un partido de copa, la SD Huesca consiguió este fin de semana la primera y ansiada victoria de la temporada en la liga adelante, después de unas semanas de incertidumbre y de rumores acerca de las alineaciones presentadas por Tevenet.

El Huesca llegaba a Mallorca habiendo cosechado tres empates y dos derrotas situándose de esta manera en el penúltimo puesto de la clasificación, era muy pronto todavía para echar marchas pero si, la gente estaba nerviosa y necesitaba ver como el cuadro oscense cosechaba la primera victoria liguera.

Situación copera

Después del partido contra el Tenerife toda la expectación estaba puesta en la copa y un Huesca valiente consiguió derrotar a un Mallorca con dudas y sobre todo con poca intensidad, primero fue el canario Tyronne que con un disparo dentro del área donde el guardameta no pudo hacer nada y por último un disparo lejano de Mérida que marcaba sentencia dado el ritmo del partido y las ocasiones de ambos conjuntos. El Huesca regresaba quitándose ese mal sabor de boca del comienzo de la liga pero con mucho trabajo por delante. Más tarde el conjunto oscense recibiría la noticia de que jugarían los dieciseisavos de la Copa del Rey después de pasar exentos en el sorteo.

Vuelta al trabajo

La liga continuaba y con ella el trabajo.  El conjunto iba con confianza después de la victoria copera pero la falta de efectividad de los delanteros hizo que los oscenses no consiguieran anotar ese mismo partido, así como un increíble Leo Franco que mantuvo su portería a cero después de una gran actuación con una parada propia de la experiencia en un uno contra uno. Los minutos finales del partido se le hicieron cuesta arriba al Huesca debido a la expulsión del joven Bambock tras doble amarilla. Un Girona bien asentado no consiguió batir al veterano portero y la defensa bien plantada de un Huesca en apuros.

Leo consiguió mantener su portería a cero contra el Girona.

Leo consiguió mantener su portería a cero contra el Girona.

El Huesca jugaba en casa y el Alcoraz presentó una buena entrada, una tarde soleada perfecta para ver buen fútbol y cosechar la primera victoria y además en casa, qué más se podía pedir, pero conforme pasaron los minutos se veía que la victoria tendría que esperar. El Elche daba el primer aviso en una jugada a balón parado en la que la defensa oscense no vio la buena estrategia del conjunto ilicitano, a balón parado sería el primer gol. Así terminaba la primera parte con una afición aun animada y con confianza en el equipo. Con el comienzo de la segunda parte en el que el Huesca tuvo la más clara por parte de Figueroa pero la poca efectividad seguía presente. De esta forma llego el segundo del Elche y sin olvidarse del gran gol de la tarde por parte de Sergio León, que con una media volea batía a Leo que más no podía hacer ante tan brillante disparo. Como no, no podía ser otro que Tyronne, daba esa pequeña ilusión a los oscenses con un gol en el minuto noventa que los liberaba del farolillo rojo de la tabla.

El talismán

Los chicos de Tevenet volvían a la isla de la que tan buen resultado se llevaron en la copa y ahora comenzaba la ansiedad por conseguir la primera victoria. Tras unos minutos de control mallorquín, el Huesca, con varios cambios en la alineación y con la vuelta del doble pivote, se llevaría los tres puntos del Iberostar, con una gran actuación del venezolano Darwin y con un gol de la zurda del Huesca, el canario Tyronne,  dejando al conjunto del Chapi en lo más profundo de la segunda división. Mainz perdonó mandando un balón al palo después de un gran pase que salió de las botas del mago Fran que para sorpresa de todos salió desde el banquillo. Los jugadores estaban satisfechos y con ellos el cuerpo técnico,

Ambos jugadores disputan el balón dividido

Ambos jugadores disputan el balón dividido

Comments

comments