“Un gigante de tres cabezas, y la joya de la corona”

Cardiff podría ser testigo de ver como la Juventus se consagra campeona de Europa y consigue el triplete. Aunque tendrá en frente, nada mas y nada menos, que al Real Madrid. La juve, un equipo que ha ido afianzando su proyecto paulatinamente, hasta haber llegado a dos finales de la Champions en tres años, parece un equipo invencible.

 

Allegri, y Conte anteriormente, se han encargado de convertir, a lo largo de seis años, un equipo que le puede competir a cualquier equipo del mundo. Y aunque en Italia ya tenían la estabilidad y autoridad suficiente como para dominar el campeonato de cabo a rabo, en Europa no del todo, y esto ha sufrido un proceso paulatino, donde derrotas como la de Munich la temporada pasada han servido para pulir los errores que tenían, y que no les hacían tener esa regularidad. Ahora parece que ya la tienen, con un estilo que se adapta al rival, pero sea cual sea lo hace a la perfección. Un equipo compacto, donde el balón tampoco les quema, y que son capaces de hacer mucho daño en cualquier ataque.

El esquema de Allegri varía dependiendo del rival al que se enfrenten. Pongamos de ejemplo las dos últimas eliminatorias de la Champions. Frente al Barça, en cuartos de final, salió con un 1-4-2-3-1 en ambos partidos, mientras que contra el Mónaco, tanto en el Luis II como en el Juventus Stadium, alineó una defensa de 5. Estos dos esquemas han sido los mas utilizados por el técnico italiano durante toda la temporada, y sus jugadores, parecen interpretarlo a la perfección.

Uno de los posibles módulos de Allegri, 1-4-2-3-1.

Uno de los posibles módulos de Allegri, 1-4-2-3-1.

Otro de los esquemas mas utilizados por Allegri, 1-5-2-1-2.

Otro de los esquemas mas utilizados por Allegri, 1-5-2-1-2.

 

 

Un gigante de tres cabezas

 

Si por algo se caracteriza el equipo de Allegri es por los pocos goles que encaja y las pocas ocasiones que concede, y eso, es debido a su forma de defender. Y no me refiero a si es adelantada o no, a si es al hombre o en zona, eso da igual, porque lo hacen de manera casi perfecta. Son capaces de adaptarse a cualquier tipo de defensa y hacerlo bien, ya sea con 3, con 4, o con 5 defensas. Una muralla que ni siquiera Messi y compañía han conseguido romper, una muralla con nombres propios. Gianluigi Buffon, Leonardo Bonucci, y Giorgio Chiellini. Viven para defender, lo disfrutan haciendo, y así lo celebran cada vez que lo hacen, como guerreros defendiendo su fortaleza. También se le puede sumar otro guerrero, Barzagli, que se convierte en el 3º central cada vez que juegan con defensa de 5. Parece que se multiplican, una muestra mas de lo bien organizada que está la defensa juventina. Los laterales, o carrileros, tienen nacionalidad brasileña. Dani Alves, que llegó gratis, se ha vuelto a coronar como el dueño de la banda derecha, a pesar de las dudas que dejaba a principios de temporada, y parece estar gozando de su segunda juventud. Y por el carril izquierdo, su compatriota Alex Sandro, que ha sorprendido a todos con su nivel, tapando las carencias que tenía a nivel defensivo.

El doble pivote es fijo. Pjanic y Khedira se han afianzado en el medio campo y son inamovibles. Una causa externa, a parte del altísimo nivel que han mostrado el bosnio y el alemán, ha sido la larga duración de la lesión de Marchisio. Aunque Pjanic ha mostrado una total metamorfosis, llegó como un 10 con muchas carencias defensivas de la Roma, y con Allegri, en una temporada, ha mejorado en todos los aspectos. Se ha convertido en una pieza fundamental, con una lectura del juego muy buena, ha sido el que ha marcado los tempos del equipo. Y al lado uno de los acompañantes perfectos para cualquier medio centro, Khedira. Se adapta perfectamente al jugador al que acompañe, quizás porque tenga un poco de todo, un poco de todo lo que tiene que tener un medio centro.

La muralla infranqueable.

La muralla infranqueable.

La joya de la corona

Todo gran equipo tiene a su estrella, su jugador franquicia, el jugador que aparece en los momentos claves, y ese, en la Juve es, la joya, Paulo Dybala. Allegri lo ha colocado detrás del punta, teniendo así total libertad para hacer lo que le plazca, haciéndolo todo bien. Un jugador, que si a su calidad para driblar, para dar el último pase, para ocupar todas las posiciones de ataque, le sumas su capacidad de sacrificio, te quedas con jugador determinante. A su lado le han colocado a su compatriota, Gonzalo Higuaín, que fue un fichaje costozo, pero que ha dado un muy buen rendimiento. Ha aparecido en partidos importantes, cosa que se le achacaba desde su etapa en el Madrid, y se ha convertido en goleador de la Serie A. Forman un dúo letal, de cualquier jugada son capaces de sacar tonelada de petróleo. Aunque si hay un jugador que es capaz de sacar petróleo de cada jugada, es Mario Mandzukic. El delantero croata se ha reconvertido en extremo izquierdo, y todo gracias a su capacidad de sacrificio, ha cambiado su hábitat natural, el área, por la linea de cal. Y por último, un jugador anárquico, pero que eso le lleva a descolocar a sus rivales debido a su verticalidad, el colombiano Juan Cuadrado es el acompañante de Alves en el costado derecho, aunque cuando Allegri alinea defensa de 5, pasa a ser el mayor sacrificado.

Todo campeón tiene a su estrella. Paulo Dybala, la joya.

Todo campeón tiene a su estrella. Paulo Dybala, la joya de la corona.

 

Sin duda, la Juventus se ha afianzado en Europa, como ya hizo en Italia. Un equipo donde cada uno lleva a cabo su manual a la perfección, dando como resultado esto, estar a un paso de ganar el triplete.

 

Comments

comments