El submarino emerge de nuevo!

El submarino emerge de nuevo!

Buen partido del Villarreal frente al Granada el disputado en el Estadio de la Cerámica. Los groguets ganaron por dos goles a cero a los andaluces, pero la mejor noticia fue que lo hicieron jugando un buen partido con mucho ritmo y ocasiones

Análisis

El Villarreal llegaba a este encuentro bastante mermado en cuanto lo que se refiere a bajas entre sancionados y lesionados. Escriba para este choque no pudo contar en la línea defensiva con Musacchio lesionado, y Víctor Ruiz y Jaume Costa sancionados, en el centro del campo Chéryshev, y en la delantera la de Soldado lesionado y Bakambu que continúa disputando con su país la Copa de África.

Como novedad cabe destacar la vuelta del Adrián López, que regresa al Villarreal en este mercado de invierno cedido por el Oporto hasta final de temporada.

Esto llevo al técnico groguet a optar por poner como segundo delantero a Roberto Soriano, puesto que parece que no tiene la suficiente confianza en Santos Borré, y porque parecía lógico que aunque estuviese Adrián, este aún no estaba para disputar los noventa minutos.

Análisis

Ya desde el primer momento se vio un Villarreal muy distinto del que vimos el último partido contra el Valencia. Se vio un equipo con las líneas más adelantadas, presionando la salida de pelota del Granada, muy intenso en todas las zonas del campo, y sobretodo practicando un futbol muy vertical lo que le permitía llegar rápido a las inmediaciones de la portería de los andaluces.

Fruto de todo esto las ocasiones no se hicieron esperar, y en esa faceta hay que destacar a Nicola Sansone, que fue una auténtica pesadilla para la defensa del Granada, estuvo muy activo y participativo, se asoció muy bien con sus compañeros, y de sus botas nacieron las mejores ocasiones para inaugurar el marcador. Sin duda uno de los mejores del choque.

Antes de conseguir el primer gol al filo del descanso por parte de Bruno Soriano, el submarino ya había visto como se le anulaban dos goles por sendos fueras de juego, y como el balón se estrellaba en la madera en un lanzamiento de falta de Sansones que golpeo de manera magistral.

Pero el fútbol que es justo con quien mejor juega en la mayoría de las ocasiones, no en todas eso sí, premio el buen juego de los amarillos cuando en un lanzamiento de falta el balón se perdía por la línea de fondo pero apareció Álvaro, para meter el balón el corazón del área pequeña donde llego Bruno Soriano para empujarla al fondo de la portería de Ochoa. Un gol que hacia justicia a tenor de lo visto en el terreno de juego.

La segunda mitad continúo por los mismos derroteros que la primera, el Villarreal llevando la iniciativa en el juego y el Granada en su campo a la espera de enganchar alguna contra.

Como he dicho antes en esta segunda mitad salió al capo Adrián López sustituyendo a Roberto Soriano, que ayer al no jugar en su posición natural tuvo poco protagonismo, y la verdad es que los pocos minutos que jugo demostró que es un delantero nato, y aporto cosas muy interesantes al ataque groguet, de hecho estuvo a punto de marcar en un par de ocasiones, sobretodo en una espectacular vaselina que se estrelló en el larguero.

El marcador era peligroso, una victoria por la mínima siempre te deja expuesto a que en cualquier error o despiste el rival te pueda empatar el encuentro, por eso había que cerrar el partido, cosa que hizo el Villarreal a menos de un cuarto de hora para el final, cuando Álvaro, que ayer cuajo un gran partido, remata desde el suelo un balón suelto dentro del área, marcando el segundo gol y cerrando un  buen partido de los groguets.

En resumen un partido muy completo del Villarreal, que significa la primera victoria en este 2017, y también la primera en el renombrado Estadio de la Cerámica. Un triunfo que consolida a los amarillos en la zona europea de la clasificación, y con opciones de aspirar a metas mayores.

Imagen: http://www.villarrealcf.es

Comments

comments