Reacción tardía

Villarreal vs Alavés

Segunda derrota consecutiva en liga (0-2) ante el Alavés , en un partido en el que el Villarreal estuvo desaparecido en el comienzo del encuentro, y eso fue aprovechado por los vascos para anotar dos goles en 20 minutos, y prácticamente finiquitar el partido.

Antecedentes

El submarino no estaba viviendo su mejor momento a estas alturas de la temporada, donde venía de perder en liga contra el Athletic en San Mamés, y empatar contra el Zúrich en partido de la Europa League. Por lo tanto se afrontaba este encuentro como un partido de reacción, para coger buenas sensaciones, y seguir entre los mejores de la competición.

Escribá sabedor de la importancia del mismo, puso sobre el terreno de juego su once habitual en liga, y como novedad, podemos destacar la inclusión de Pato en detrimento de Bakambu. El resto los habituales.

Análisis

El partido no siguió el guion establecido, y el habitual cuando el submarino juega en el Madrigal. El conjunto amarillo en casa suele salir con mucha intensidad, y tocando rápido a uno o dos toques, y haciendo una buena circulación de la pelota.

Pues bien, todo eso no se vio, y fue porque principalmente el Villarreal no compareció. Y no es que no lo hiciera físicamente, entiéndase, evidentemente sí que lo hizo, pero no estaba y los síntomas de ello eran muy evidentes. Falta de intensidad, no se ganaba ningún uno contra uno, errores no forzados en los pases, rechaces perdidos, etc.

No se necesitó mucho tiempo el Alavés en darse cuenta de esta situación, y en aprovecharse de ella. En menos de veinte minutos ya había marcado dos goles y gracias, porque ocasiones para que la renta fuese mayor no le faltaron.

El submarino cuando recibió el primer gol intento reaccionar, y tuvo alguna buena ocasión para hacerlo, pero no lo consiguió. Y el segundo gol de los vascos acabo por derrotar a un equipo que ayer durante esa primera mitad no reconocimos los groguets. Con el agravante de que ese gol, vino por un error defensivo.

Hundidos mentalmente, durante los minutos posteriores al gol, el submarino estuvo a merced del Alavés, era un juguete en manos de los vascos, que se recreaban en su clara superioridad.

Solo al final de la primera parte el conjunto de Escribá pareció reaccionar, y empezó a generar algo de futbol, y con ello a disponer de ocasiones para recortar distancias.

En la segunda mitad, y con hombres de refresco como Cheryshev y Bakambu, el Villarreal salió decidido a darle la vuelta al encuentro, y entonces sí que vimos y reconocimos al submarino, se jugaba rápido, había una buena circulación de pelota, y los jugadores amarillos se asociaban bien entre ellos.

Todo esto unido generó que las ocasiones se empezasen a acumular en la portería de Pacheco, pero como le viene pasando al Villarreal últimamente, les cuesta mucho meter goles. Tuvo ocasiones muy claras, pero unas veces errores propios, y otras las buenas intervenciones del meta visitante lo evitaron. Cabe destacar la actuación del portero del Alavés que ayer evito un resultado diferente de no ser por su actuación, y a pesar del mal partido en la primera mitad el submarino.

El equipo de Escribá lo siguió intentando hasta el final del encuentro, pero sus ocasiones siempre se topaban con las paradas del meta del Alavés.

Conclusiones

Mal partido en la primera mitad del Villarreal, que penalizó mucho al equipo, más que físicamente, mentalmente.

Ahora es momento de reflexionar, buscar las causas y motivos que han generado esa endeblez defensiva de los últimos partidos, cuando si por algo se había caracterizado el Villarreal, era por ser un equipo que concedía pocas ocasiones a sus rivales. De hecho hasta hace dos jornadas, era el equipo menos goleado, y Asenjo el Zamora.

Imagen: http://www.mundodeportivo.com/

Comments

comments