Pedro León quiere al Eibar en Europa

Pedro León quiere al Eibar en Europa

Parecía que con la que estaba cayendo hoy en Anoeta, la lluvia se había llevado consigo las esperanzas del Eibar de seguir peleando por Europa. Sólo hizo falta ver un destello de calidad entre todo el agua que se estaba precipitando para seguir creyendo en el sueño europeo, y ese destello tiene un nombre: Pedro León.

Sumamos otro derbi vasco en lo que va de liga y ya perdemos la cuenta. En concreto, otro derbi Real Sociedad-Eibar para el historial entre estos dos equipos, que suman ya 4 empates entre ellos. En este caso, en Anoeta, un campo nada fácil para el Eibar desde que se encuentra en Primera División. Pero no por ello los jugadores armeros iban a renunciar a pelear por el partido, y mucho menos por las posiciones europeas tan codiciadas.

Ambos equipos se llevaron un punto, con mucho valor para el Eibar, pero que dejó un sabor agridulce en boca de los txuri-urdínEn cualquier caso, ninguno de los dos han conseguido el objetivo que hoy se marcaban, el cuál era dormir sextos y cuartos, respectivamente. La diferencia de goles no acompaña a los vascos, y es por eso que siguen por debajo de sus rivales en la clasificación.

Dejando de lado que los eibarreses empataran el partido en el tiempo de descuento, hoy hemos vivido uno de los derbis más apretados hasta el día de hoy. Ambos conjuntos supieron dar todo de sí y el resultado lo podríamos calificar de justo si miramos las estadísticas del encuentro.

Primera parte

Intensidad desde el primer minuto por parte de los dos equipos. La grada ya preveía un partido bastante entretenido, y no fue para menos. Juego vertical, transformado en ocasiones y, como consecuencia, un aumento en el ritmo de partido. El primer gol tardó poco en llegar, de parte del delantero andaluz Juanmi. Minuto 14, el ex del Málaga remata al límite del área pequeña y manda el balón a la derecha de Yoel, que nada puede hacer. Asistencia del joven canterano, de 21 años, Álvaro Odriozola, que firmó un partido de 10.

Juanmi recordándo a Pablo en la celebración de su gol.

Juanmi aprovechó para acordarse de Pablo Ráez en la celebración de su gol, dejando ver un mensaje en su camiseta térmica escrito con rotulador. Para ello, tuvo que levantar la camiseta del equipo, lo que conlleva una tarjeta amarilla. Undiano tuvo que amonestar al andaluz, a pesar del bonito gesto que tuvo con el recientemente fallecido, a causa de la leucemia, Pablo Ráez; un joven que concienció a muchísima gente a través de las redes sociales para hacerse donantes de médula.

Como decía, el partido tenía un ritmo muy elevado, por lo que el empate de los armeros no tardaría en llegar. En concreto, 12 minutos.  A raíz de un córner botado por Pedro León, el balón regresó al murciano, que no dudó en volver a colgar el balón al área. El esférico quedó muerto cerca del área pequeña y Gonzalo Escalante disparó sin piedad contra su compatriota, Rulli, que sólo pudo ver cómo el balón entraba por la escuadra izquierda.

Después de este gol, las ocasiones se siguieron sucediendo, pero el marcador no se movió más, por lo que llegamos al ecuador del partido con tablas. 1-1 y una muy buena primera parte de los dos equipos.

Segunda parte

Arrancó la segunda parte con los nervios muy caldeados. Tanto que, nada más dar el árbitro el pitido inicial, Florian Lejeune se fue a la calle. El central francés cometió falta sobre Xabi Prieto, y Undiano Mallenco no dudo en enseñarle la segunda tarjeta amarilla y mandarlo a la calle. El técnico del Eibar no tuvo más remedio que sacar a Takashi Inui del partido e introducir otro central en la zaga, Mauro dos Santos.

Pero la desventaja no duraría mucho para los de Mendilibar, que aguantaron bien los ataques de los txuri-urdín durante 15 minutos, hasta que Juanmi vio la segunda tarjeta amarilla, en este caso por un agarrón que evitó una salida de balón peligrosa para los armeros. Recordemos que el ariete andaluz recibió la primera tarjeta por un gesto noble y solidario, por lo que es normal que el mundo del fútbol haya criticado con dureza la decisión del árbitro.

Mendilibar acabó yéndose a la calle por protestar.

Los equipos igualaron fuerzas y el partido continuó, aunque esta vez con menos fluidez y más imprecisiones por parte de los jugadores de campo. Llegó el momento polémico del partido, donde la Real Sociedad colgó un balón al área, que cogió a toda la defensa armera a contrapié. Íñigo Martínez se plantó en el uno contra uno frente a Yoel. El jugador txuri-urdín se dejó caer ante el meta. Undiano señaló penalti sin pensarlo dos veces, pero las secuencias dejaban caer la duda de si lo era o no. En cualquier caso, Carlos Vela transformó la pena máxima y puso la ventaja para los suyos en el marcador.

A partir de ese momento el arbitraje sobre los armeros comenzó a ser mucho más riguroso. Tanto que se enseñaron 3 tarjetas amarillas en 3 minutos. Quizá fue la intensidad, quizá fue otro factor. Además, Jose Luís Mendilibar acabó siendo expulsado, según el colegiado, por algún comentario fuera de lugar. De todos modos, el partido parecía que iba a llegar a su fin con victoria para los locales, pero Pedro León se encargó de aguarles la fiesta. El murciano recogió un balón en la frontal con el que condujo hasta dentro del área rival, donde, de un zurdazo; acabo mandando el balón a las redes, con cierta ayuda de Gerónimo Rulli.

Juan Nicolás Castro

Juan Nicolás Castro

Estudiante de 4° ESO, redactor gallego sobre la Sociedad Deportiva Eibar, el Deportivo de La Coruña y el RCD Espanyol. Informando desde los 14 años ;)
Juan Nicolás Castro

Comments

comments