CARLOS SAINZ, itinerario al estrellato

CARLOS SAINZ, itinerario al estrellato

Tras un debut en el que todo su talento y valía pudieron quedar a la sombra de demasiados abandonos y fallos mecánicos, el madrileño de Toro Rosso hace balance de sus primeros pasos en la Fórmula 1, mirando ya a un futuro que puede estar perfectamente encaminado a la consecución de un preciado título mundial.

 

UN ESTRENO TAN INJUSTO COMO PRODUCTIVO
Sainz, esperando su oportunidad

Sainz, esperando su oportunidad

Dar rienda suelta a una nueva vida en la mayor competición automovilística del mundo lleva consigo incontables riesgos. Eres “el nuevo”, la figura que tomará el relevo de aquellos que mantuvieron el show del Gran Circo en su cumbre por excelencia y, sin duda, un saco de esperanzas y deseos de toda una afición y, más allá, de un país volcado con este nuevo talento. Desgraciadamente, en el caso de nuestro protagonista, cada uno de sus “intentos de gesta” dentro de la máxima categoría acababa con dolorosos portazos que le alejaban constantemente de sus metas. Incluso cuando parecía poder conseguir un mínimo objetivo, los caprichosos focos de los medios de comunicación estaban centrados en otra parte del circuito:

“He hecho muchas cosas buenas y espectaculares que no han salido por la tele pero que han sido vistas por el equipo gracias al “onboard” o la telemetría. Los números no mienten, si no tengo la cámara “onboard” de la FOM en esos momentos, se siente.”  

Carlos Sainz, llegado de triunfar en diversas carreras de categorías como la Fórmula BMW, Fórmula 3 y ser el campeón más joven de las World Series de Renault, preámbulo de la Fórmula 1, ha visto como la suerte ha podido darle la espalda en muchos escenarios de esta pasada temporada, eclipsando una posible condecoración como uno de los mejores debutantes de siempre. Pese a todo, borrón y cuenta nueva tras cada caída:

“Un momento duro estuvo en Hungría, retirándome cuando iba 4º o 5º tras sufrir millones de problemas. Al ver que abandonos como ese no fueron culpa mía, no te sientes realmente mal contigo mismo”

Carlos también nos enseñó meritorias autocríticas cuando los errores venían de sus manos, como aquel episodio en el que pidió perdón al equipo tras un trompo en China. Recapacitando, Sainz se da cuenta de que está en su 1º año en la Fórmula 1, un deporte en el que piloto y equipo forman el único tándem posible para poder aspirar a las victorias:

“En la F1 no solo dependes de ti, dependes de muchos factores. Este año me ha tocado vivir el año malo en ese sentido pero, ¿por qué me voy a quejar?, he podido dar una buena imagen en este sueño de la Fórmula 1. Los cabreos son fuertes, pero duran poco, al día siguiente vas a entrenar”

Verstappen y Sainz, debutantes en 2015

Verstappen y Sainz, debutantes en 2015

7 abandonos del madrileño (15º en la general, con un 7º puesto como mejor resultado) han tenido que posponer un “cara a cara” que esperamos poder ver en esta temporada 2016, una batalla con, posiblemente, la máxima revelación del Gran Circo en 2015, Max Verstappen (12º general, con dos 4º plazas como señas de identidad). La pareja de Toro Rosso ha monopolizado la tabla de pilotos en cuanto a número de adelantamientos se refiere, consiguiendo 49 el holandés y 45 el madrileño. Carlos suaviza la exaltación surgida con los resultados obtenidos por el piloto más joven de la parrilla, su compañero Max:

“Se le da más bola a él, a final de temporada hizo 4 adelantamientos más que yo. Si miras nuestras maniobras, verás que no hay mucha diferencia, es solo que los suyos han salido más por la tele. El equipo ha visto más cosas que yo he hecho”

Sin alejarnos de la figura de Verstappen, Carlos Sainz avisa a la grada de lo que nos puede deparar la temporada venidera en Fórmula 1, centrándonos en una batalla que, como el madrileño exclama, no conoce ganador aún:

“Si Max es el nuevo Senna y le gano, ¿yo que voy a ser?. No tengo nada que perder, confío en poder ganarle”

Dejando ya de lado la actuación en 2015, sobresaliente por parte de ambos, centrémonos en su hoja de ruta para el futuro, los pasos que pueden dar a alguno de los 2 el sobrenombre de Campeón de Fórmula 1, un título reservado a una pequeña y exclusiva élite de pilotos en la historia.

Toro Rosso y Mclaren, esperada batalla

Toro Rosso y Mclaren, esperada batalla

 

SEÑALES DE UN FUTURO…¿DE LEYENDA?

En un proceso bien encaminado como el que el madrileño protagoniza hoy por hoy, Carlos desea emular las hazañas de su predecesor en el cargo, Sebastian Vettel, tetracampeón del mundo con Red Bull. Sainz, sin peros en la lengua, parece conocer las claves que le llevarán a optar a la lucha por tan antológico premio:

“En Toro Rosso te dan 2 o 3 años para enseñar lo que puedes hacer. Haciéndolo excelentemente bien, te dan la oportunidad en Red Bull, donde estás para conseguir victorias o podios. Sé lo que tengo que hacer para impresionarles de verdad, y mi objetivo real e ideal es acabar en Red Bull. Firmo por estar ahí en 2017”  

Objetivo, nueva leyenda Red Bull

Objetivo, nueva leyenda Red Bull

Sin recibir órdenes directas ni objetivos concretos para este 2016 por parte de la directiva de equipo, Carlos Sainz está deseoso de poder enseñar todo lo que tiene, mejorando hasta hoy su estrategia de entrenamiento diario para sacar el máximo partido a su condición física, esencial para sobrevivir de la mejor manera en el monoplaza:

“Al entrar en la Fórmula 1, sabes más en lo que te tienes que preparar mejor. Estoy haciendo un poco más de Karting y trabajo específico, cosa que al final ayuda”

A su vez, no oculta su percepción del momento que sus rivales atraviesan de cara a este nuevo campeonato, desvelando su impresión acerca del desarrollo de los vigentes campeones, utilizando una opinión secundada por diversas voces:

“Mercedes cada vez tiene menos margen de mejora, aunque puede que hayan encontrado otra clave para un nuevo paseo triunfal. Ojalá que haya una batalla entre Ferrari y Mercedes, 2 marcas compitiendo. No se puede pedir mucho más, hasta los test y la 1º carrera no se sabrá.”

Sus declaraciones con Ferrari de por medio no quedan ahí, ya que menciona la capacidad de mejora que el nuevo monoplaza de Toro Rosso, el STR 11 (que probará en Barcelona el próximo 22 de Febrero), tendrá gracias a los motores suministrados por la marca del “Cavallino Rampante”:

“Con la carga aerodinámica estamos un poco al límite. Podemos mejorar en pocos aspectos pero en potencia ya hemos dado un paso gracias al motor Ferrari”

Mirando a 2016, la diferencia de motores entre Red Bull (Tag Heuer-Renault) y Toro Rosso (Ferrari), puede aumentar la brecha que separa “cantera” y “1º equipo”, con rendimientos bastante parejos en esta pasada temporada. Helmut Marko (Red Bull), declara que Toro Rosso puede ser incluso más rápido que ellos si Renault no mejora sus prestaciones. Franz Tost, jefe de Toro Rosso, espera llegar bien preparado al comienzo de temporada y, más allá, recuperar la colaboración con Red Bull:

Toro Rosso al nivel de Red Bull

Toro Rosso al nivel de Red Bull

“El trabajo en el nuevo proyecto comenzó tarde. Tenemos a 480 personas en Toro Rosso y 3 turnos de trabajo. Los test comienzan más tarde que en 2015, por tanto soy optimista. Para el futuro, tal vez volvamos a usar estos mismos motores, por razones económicas, pero la colaboración técnica con Red Bull es crucial para el futuro”

Sin olvidarse de “la cenicienta” de la parrilla, Carlos Sainz espera ver un equipo Mclaren-Honda muy competitivo, capaz de rondar muy a menudo la zona de puntos e incluso poder plantar cara a Toro Rosso y Red Bull, si aprovechan una buena línea de desarrollo de los monoplazas, una vertiente que puede traerles de vuelta su legendario pasado:

“Mclaren es uno de los equipos que pueden encontrar 2 segundos de mejora y espero que lo hagan, especialmente si Honda encuentra la clave en la recuperación de energía. Tras 2015 la situación solo puede ir mejor para ellos y si consiguen alcanzar a Red Bull, en 2017 podrán luchar por el campeonato”

Tras el micrófono, Carlos Sainz Jr, un luchador curtido en mil batallas previas a la Gran Guerra del automovilismo, recorriendo un camino que puede llevar perfectamente a la gloria, título al que aspiran aquellas almas ocultas entre tanto avance tecnológico. El madrileño no se olvida del rango de “héroes” que una vez tuvieron…y por el que pueden merecer ser recordados en la posteridad:

“Ahora mismo no parecemos héroes hasta que nos pasa algo. Ahora es difícil apreciar el factor héroe, porque los coches son más lentos y afortunadamente hay menos accidentes gordos. Nosotros, los pilotos, nos estamos encargando de mejorarla para 2016 y 2017 para que vuelva a gustarle a la gente. Los equipos tienen que escucharnos. En mi caso, el año pasado no tuve lo que merecía, pero confío en que el tiempo me devuelva los puntos que perdí”

Podemos confiar en la realidad de estas palabras…al fin y al cabo hablamos de Fórmula 1.

El Toro Rosso dijo "basta"...demasiadas veces

El Toro Rosso dijo “basta”…demasiadas veces

Comments

comments