El Villarreal sigue sin hacer acto de presencia…

El Villarreal sigue sin hacer acto de presencia…

El Villarreal encaja su segunda derrota en Anoeta frente a la Real Sociedad. El equipo donostiarra golea al submarino por un 3-0 en apenas 20 minutos en el primer tiempo, y abre una crisis en el equipo de Fran Escriba que volvió a ser un equipo sin alma, sin juego, y sin poder de reacción.

Antecedentes

Cierto es que para ese choque el equipo amarillo tenía siete bajas con respecto al primer partido de liga, y solo recuperaba a los sancionados Castillejo y Bakambu. Aún y eso, las bajas eran cuantiosas Asenjo, Mario, Adrián Marín, Bruno, Cheryshev, y  Roberto Soriano lesionados, a los que hay que añadir a Rukavina lesionado justamente en el calentamiento previo al partido.

Con toda esta plaga de lesionados Escribá tuvo que improvisar, metiendo a N’Diaye de central junto a Semedo, y tiando a Álvaró a banda para jugar como lateral. En el medio el Castillejo por una banda en lugar de Sansone, y en ataque la dupla Bacca y Bakambu. Todos ellos con una disposición sobre el terreno de juego de 4-4-2.

Análisis

El partido ya comenzó mal antes de empezar por todo por lo dicho anteriormente, pero aún y todas esas circunstancias el equipo durante los primeros veinte minutos aguanto bien el tipo, y genero acercamientos a la portería de Rulli, parecía que a diferencia del primer partido contra el Levante el equipo le estaba echando más ganas, y cuando jugaba en el campo de la Real y se acercaba a las inmediaciones del área blanquiazul los locales sufrían, sobre todo su línea defensiva. Se comienza a vislumbrar que la dupla Bacca-Bakambu puede hacer cosas muy positivas para el submarino, se vieron algunas combinaciones muy interesantes.

Pero quien llevaba el mando del partido era el equipo local, y se aprovechaba de la debilidad defensiva del submarino en general, pero sobre todo en la parte central, donde N’Diaye sufrió mucho con las acometidas del brasileño Willian José.

Pero a partir del minuto veinte, y sobre todo a raíz del gol de los locales por parte de Willian José, el equipo desapreció del terreno de juego, y quedo a merced de la Real Sociedad, que empezó a jugar como quería, sin oposición.

Los jugadores groguets desaparecieron del partido, y la defensa de circunstancias no daba abasto con el ataque de la Real Sociedad. Así fue como diez minutos más tarde y en otro centro lateral Xabi prieto anotaba el segundo y finiquitaba a un submarino que hacia aguas.

Cabe mencionar que estos dos goles vienen de jugadas de segunda línea es decir, que en ambos casos Andrés en este caso detiene la primera ocasión, pero los jugadores amarillos no acompañan las jugadas, y de ello se aprovechan los jugadores blanquiazules para rematar de segundas. Falta de concentración, y de estar fuera del partido.

Y a un minuto del descanso llegó la puntilla para el Villarreal, cuando Juanmi anoto el tercero en pleno descontrol amarillo y festival de juego de los locales. En la jugada de este gol se lesiono de gravedad Andrés Fernández meta amarillo, y según las pruebas realizadas sufre un daño en el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, está pendiente de confirmar el tratamiento y el tiempo de recuperación. Desde aquí desearle al bravo meta murciano una pronta recuperación.

En la segunda mitad el equipo mejoro sus prestaciones, pero solamente para evitar que el marcador fuera aún más doloroso, se acercó más  a la portería de la Real Sociedad, pero sin generar peligro real. Se tenía más posesión de la pelota, y solo con eso se evitaba que los donostiarras generaran peligro.

Aún y así, los locales dispusieron de alguna buena ocasión para aumentar el marcador, pero este ya no se movió más.

Conclusiones

Dejando al margen los resultados y las bajas  la situación es preocupante, y lo es por las sensaciones que transmite el equipo, o mejor dicho por lo que no transmite, porque hasta el momento no se ha visto nada, en 180 minutos solo dos disparos entre palos es muy poco bagaje para un equipo como el Villarreal, con una gran plantilla y con aspiraciones mayores para esta campaña.

Que tenemos bajas es evidente, y muchas, pero no nos engañemos a nosotros mismos, estas no pueden tapar y justificarlo todo. Un equipo tiene que saber a qué juega, tener clara una táctica, unos automatismos, cosas que hasta la fecha no se vislumbran por ningún lado.

Esperemos que en este parón liguero se tomen por parte de la directiva medidas para reverter esta situación, y que el próximo partido de liga contra el Betis en el estadio de La Cerámica sea diferente, empezando por jugar, porque si lo hacemos, el juego nos traerá los resultados y con ello las victorias, pero lo primero el juego.

Sempre endavant Villarreal!!

Imagen: http://www.villarrealcf.es

Comments

comments