Doblete de Messi y tres puntos más

Doblete de Messi y tres puntos más

????????????????????????????????????????????????????????????
Triunfo trabajado para el Barça por 0-2, frente a un Alavés que sólo tuvo apariciones esporádicas a lo largo de todo el encuentro. No obstante, los hombres de Valverde tuvieron que bregar para conseguir inaugurar el marcador, pues la falta de fortuna y la buena labor de Pacheco bajo palos, hicieron que el Barça tuviera que tirar nuevamente de paciencia.

Sin Suárez, ausente por lesión, y con una delantera presidida por Leo Messi, el Barcelona pisaba el verde de Mendizorroza bajo un calor sofocante, y con los 3 puntos como único objetivo. Asimismo Lucas Digne entró de urgencia en la convocatoria en detrimento de André Gómes, que se quedó en la ciudad condal aquejado de una gastroenteritis.
Con mucha intención por parte de ambos conjuntos. Así dio comienzo el choque en el estadio de Mendizorroza, donde tanto Barça como Alavés tuvieron opciones de gol apenas en el primer minuto. El cuadro vasco tenía ganas de vendetta después de que los catalanes les arrebataran el titulo de Copa en la pasada campaña, pero los de Valverde arribaban en busca de los tres puntos y pronto acorralaron a los locales en su propio campo.
Deulofeu y Messi probaron suerte en los primeros diez minutos de juego, aunque no lograron batir a Pacheco. Sin embargo, en un arreón fue el Alavés quien estuvo a punto de golpear primero en una buena jugada que el colegiado terminó invalidando por fuera de juego de Rubén Sobrino.
Con muchos pases el largo, fruto de la presión de los azulgranas, al Alavés le costaba enlazar dos pases seguidos, mientras el Barcelona recuperaba el esférico muy cerca del àrea rival, desplegando un buen juego en estos primeros compases.
Ambos conjuntos arrancaron a buen ritmo.

Ambos conjuntos arrancaron a buen ritmo.

Iniesta tuvo otra buena opción para marcar, pero Pacheco se hizo con un balón que llegaba muy blandito a sus dominios. No obstante, el manchego se veía con ganas de marcar y lo intentó en diversas ocasiones a lo largo de la primera mitad. Mientras tanto y acorralado en su área, el Alavés quería frenar la arremetida de un Barça que buscaba algún espacio para llegar con peligro, pero sin éxito hasta entonces.
Los de Luis Zubeldia apenas tuvieron contacto con el esférico en la primera media hora de juego, el Barça estaba siendo claro dominador pese a no lograr culminar las jugadas con las que podrían ir visiblemnete por delante. Un monólogo del azulgrana que contrastaba con las escasas apariciones del Alavés, cuyo único consuelo hasta el momento era que se mantuviera el 0-0 en el marcador.
La ocasión más clara para los albiazules llegó traspasada la media hora, en una remate de Sobrino que Ter Stegen salvó de forma magistral. Segundos después, una falta y un saque de esquina mantenían el peligro sobre la portería culé. Momentos de motivación para el cuadro de Vitoria, que por primera vez había pasado mas de dos minutos en campo del Barcelona. Aún así, la cosa terminó en nada y fue el conjunto catalán quien retomó el mando del encuentro.
A diez minutos del descanso, Sergi Roberto fue objeto de una clara falta, cuya ejecución terminó propiciando un penalti a favor de los azulgranas. Messi fue el encargado de lanzar la pena máxima, pero Pacheco evitó el tanto del argentino, un gol que abría abierto por fin la lata para el Barcelona, y que a su vez habría supuesto la diana número 350 en su cuenta personal.
Messi en su búsqueda del gol que abriera la lata para el Barcelona.

Messi en su búsqueda del gol que abriera la lata para el Barcelona.

Deulofeu tuvo la última al borde del descanso, pero de nuevo Pacheco fue un serio obstáculo para los azulgrana, que seguían tirando de paciencia. Con el empate a cero inicial, el colegiado señaló el término del primer tiempo, a la espera de lo que aconteciera en los 45 minutos restantes.
La segunda parte arrancó como la primera, con el Barça como favorito para llevarse los tres puntos de Mendizorroza, pero a sabiendas de que el Alavés también contaba con argumentos para dar la sorpresa. Tanto es así que los albiazules pudieron dar el susto cuando apenas se habían disputado unos segundos, tras la reanudación del encuentro.
Con las mismas piezas tanto en un equipo como en el otro, y sin cambios a la vista, ambos conjuntos regresaron a la pugna por los tres puntos. Messi fue el encargado de replicar al Alavés con un disparo desde fuera del área, que no recaló por muy poco en la portería de Pacheco.
De nuevo el Alavés replegado en su área y el Barcelona en la búsqueda de algún hueco que le permitiera por fin inaugurar el electrónico. Poco después de iniciarse el segundo tiempo, una gran jugada en la que participaron de forma esplendida Iniesta y Jordi Alba, terminó con el tan ansiado tanto de Messi, que se coló con algo de fortuna tras rebotar en un defensa albiazul. Sin duda no fue el gol más estético del argentino, pero si fue importante para comenzar a abrir brecha en un encuentro en que el que hasta el momento, había escaseado el acierto.
Messi celebra su gol 350 con la elástica azulgrana.

Messi celebra su gol 350 con la elástica azulgrana.

Buen trabajo del Alavés durante todo el encuentro, yendo arriba y abajo detrás de los jugadores del Barcelona. Pese a ello, la calidad de los azulgrana es siempre palpable y una gran jugada iniciada por Sergi Roberto en la zaga, culminó con el segundo tanto de Leo Messi. A todo ello, cabe añadir la buena actuación de Paco Alcácer, quien de cabeza y aunque a la remanguillé, dio la asistencia al argentino para que éste pudiera rematar a placer.
Con apenas diez minutos por delante, el Alavés comenzaba a dar claras señales de cansancio en contraste con un Barcelona muy intenso, que buscaba cerrar el partido de forma definitiva con un tercer tanto.
A tres minutos de finiquitarse el tiempo reglamentario y a la espera del tiempo añadido, Paulinho Bezerra pudo debutar al fin con la zamarra azulgrana, siendo Iniesta quien abandonó el terreno de juego entre aplausos. Un cambio para que el jugador brasileño comenzara a tomar contacto con sus compañeros y empezara a sentir lo que supone vestir el escudo del Barça.
Con un doblete del argentino se puso fin al duelo en Mendizorroza.

Con un doblete del argentino se puso fin al duelo en Mendizorroza.

El Alavés lo intentó hasta el último minuto aun con el agotamiento mas que evidente por parte de los de Zubeldia, pero no contaron con argumentos de peso para frenar a un Barça muy enchufado, que terminó por llevarse los tres puntos de Mendizorroza.

Comments

comments