Cockpit cerrados: ¿Sí o no?

Cockpit cerrados: ¿Sí o no?

Tras el fallecimiento del ex-piloto de formula 1 Justin Wilson a causa del impacto de una parte del carenado del monoplaza de otro piloto que había sufrido una colisión, y la reciente pérdida del piloto de Marussia Jules Bianchi trás su accidente en la lluvia del circuito Japones de Suzuka, vuelven a aparecer diversos debates acerca de la posibilidad de incorporar a la categoría reina del automovilismo sistemas de protección de la región descubierta del piloto.

1297740991229_ORIGINAL

Justin Wilson || Torontosun.com

Lo que más se ha comentado en este ámbito es la posibilidad de introducir una cúpula de cristal o un material plástico transparente que permita mejorar la seguridad del piloto en cuanto a protección de la región de la cabeza ante impactos con elementos a grandes velocidades. La cuestión es que esto no es tan facil de hacer como parece y es lo que trataré de mostrarles en las siguientes líneas.

La instalación de una cúpula protectora en un monoplaza tipo fórmula es algo bastante complicado, dado que el monocasco de carbono es bastante estrecho y estructuralmente optimizado como para incorporarle un sistema que no solo sea capaz de soportar las brutales tensiones y esfuerzos internos generados en un impacto a altas velocidades sino que sea capaz al mismo tiempo de mantener la facilidad en la extracción del piloto en caso de emergencia e incluso la facilidad de salir de este rápidamente en caso de incendio; es realmente dificil, hasta el punto de ser prácticamente incompatible con el diseño tipo actual.

El tener que incorporar al monocasco este hipotético sistema y anclaje para la cúpula y la necesidad de acoplar todos los elementos para que sean capaces de soportar impactos a alta velocidad satisfactoriamente y sin producir efectos colaterales o secundarios en otras zonas del cuerpo del piloto, nos obliga a ensanchar el habitáculo del piloto para asegurar la integridad estructural del conjunto, así como la facilidad de acceso por parte de todos aquellos que vayan a poder tener un contacto directo con este, ya sean mecánicos o comisarios del circuito.

Hacer esta zona más ancha y grande tiene como consecuencia además de la propia presencia de la cúpula (que hará que el flujo de aire adopte comportamientos totalmente diferentes a los que tienen lugar actualmente tanto en la trasera como en la zona lateral del monopaza) el enfrentamiento a la presencia de los pontones dado que los radiadores tendrían que cambiar su disposición para ser capaces de desempeñar las funciones de transferencia de calor tal y como sea necesario. Por tanto la dificultad a la hora de rediseñar toda esta zona trasera es muy elevada y cambiaría por completo el diseño de los monoplazas, así como de los alerones y elementos aerodinámicos, que tendrían que ser rediseñados partiendo de cero para adaptarse a las nuevas necesidades.

Aunque todos estos cambios son aparentemente sencillos para muchos, la cuestión es que la seguridad se mejoraría, si; pero en un ámbito concreto que es el impacto de elementos con la cabeza del piloto, pues en contraposición a esto,  aumentaría el riesgo de muerte por incendio en el monoplaza, aumentaría la temperatura en el interior del habitáculo y sería mucho más complicado para el piloto salir del monoplaza en poco tiempo, lo que no es para nada el punto fuerte de esta propuesta.

Sin título

Comparativa del monocasco cubierto de un coche tipo prototipo de resistencia y un vehículo tipo fórmula || Taringa y Racingang

Acabariamos con coches más parecidos a un prototipo de la categoría de resistencia que a un monoplaza de formula 1, lo que ataca de lleno al concepto base de este tipo de categorías de ruedas descubiertas, con cockpits abiertos y laterales “apontonados”.

¿Es entonces una solución? Para mi claramente “no”, desde todos los puntos de vista posibles. Pero es un “no” a las cúpulas y “no” a posibles diesños o rediseños de zonas del monoplaza excepto que sin necesidad de realizar grandes cambios conceptuales, generen una mayor protección del casco ante posibles impactos con materiales que, por ligeros que sean, pueden producir grandes daños en choques a altas velocidades. Es por esto que mi respuesta es un “si” muy rotundo sin duda alguna a la investigación y mejora de sistemas y posibles adaptaciones con el fin de mejorar la seguridad ante este tipo de accidentes que son, en muchos casos, inevitables y parte del motorsport.

Latest posts by Carlos Sánchez (see all)

Comments

comments