¿Punto de inflexión para el Alavés?

¿Punto de inflexión para el Alavés?

Decepción tras decepción, falta de ambición, de carácter y un conformismo fuera de lo normal. Podríamos describir así muchos partidos del equipo vitoriano, sin embargo… ¿ha llegado la hora del cambio?

PESIMISMO, CON SENTIDO

Hasta el pasado domingo el Deportivo Alavés era un club irreconocible. Falto de ambición en todos sus partidos, con planteamientos puramente defensivos que destapaban las carencias del equipo, que juntadas a numerosas bajas, se convertían en una línea de resultados no muy positiva que se diga. Hablamos de cuatro empates, dos derrotas y solo una victoria en los últimos  7 partidos.  Todo ello, hizo que los ojos del aficionado para el partido del pasado domingo frente al Real Zaragoza vieran el vaso medio vacío.

Las rachas, los números, las estadísticas están para romperse. Y es lo que hizo el Alavés; endosar un 4-0 al Real Zaragoza  (que por cierto, llevaba una racha ascendente) para poner la guinda al fin de semana de los vitorianos. Una sorpresa más que positiva, originada por cambios muy significantes en el equipo:

FICHAJES INVERNALES

Lanzarote en uno de los fríos entrenamientos con el Alavés

Lanzarote en uno de los fríos entrenamientos con el Alavés

Si hay algo que no se puede discutir, es la aportación de Lanza al equipo. La zurda de oro del Deportivo, repartiendo calidad, desborde y algo que no teníamos antes, peligro a balón parado. Un acierto su fichaje (cesión por parte del Espanyol) y una pieza que en pocos partidos ha demostrado ser clave para la temporada restante.

Jiri Jarosik, ya tenía ficha, sin embargo puede ser uno de los mejores refuerzos de los albiazules. Desde su vuelta al verde, el conjunto vitoriano no ha recibido un solo gol, demostrando que a sus 37 años aún puede aportar, y mucho, a la defensa del Alavés.

LA VUELTA DE RAFA GARCÍA

Ya se vio en Barcelona contra el filial blaugrana, que lo que aporta este jugador al Alavés se ha echado mucho en falta durante el largo periodo de su baja. Colocado siempre correctamente en defensa, cortando balones ayudando siempre tanto a centrales como laterales y como no, a su compañero de línea Toribio, con el que parece entenderse a la perfección. De hecho, los partidos del ex del Murcia, desde la vuelta de Rafa García han mejorado notablemente.

Rafa García vuelve a ser uno más.

Rafa García vuelve a ser uno más.

Sin embargo su aportación no es exclusivamente defensiva. Se puede comprobar que a Rafa no le quema el balón en los pies, la aguanta, levanta la cabeza y juega fácil oxigenando al equipo siempre que es necesario. Podríamos decir que es la conexión entre la línea defensiva de los medios y  la de “tres cuartos” de campo. Una cabeza pensante y tranquila que necesitaba el glorioso.

CAMBIO DE SISTEMA

El pobre sistema de Alberto hacía aguas por todos lados. Un 4-2-3-1 con dos pivotes defensivos (o el propio Rafa prácticamente encajonado entre los centrales), dos extremos más preocupados de ayudar al lateral que de atacar, y los dos jugadores más ofensivos(delantero y mediapunta) corriendo como pollos sin cabeza, bajando balones sin apoyos, esperando compañeros que no llegan, sin idea de juego, sin crear ocasiones de gol, y obviamente… sin conseguir que se mueva el electrónico. Jugadas fortuitas, rechaces, y algún que otro balón parado salvaban empates, que parecían conformar al entrenador pero que dejaban un muy mal sabor de boca a los aficionados.

Contra los maños sin embargo se vio un cambio de sistema y de actitud enormes. Un juego ofensivo, centrado en la portería contraria pero sin desproteger la propia. Un único pivote, Toribio, y por delante de él Juanma y Rafa García, éste último de todocampista haciendo una labor  tremenda. Barreiro como referencia ofensiva fijando a los centrales y con apoyos, Juanma bajando a recibir el balón para no rifarlo al mejor postor, Toti demostrando el gran estado de forma en el que se encuentra, y qué más decir de Lanza. Sumándole la puntería resulta un 4-0 y una superioridad aplastante. Una inyección de moral, de ilusión que lleva a los alavesistas a hacerse una pregunta.

El Alavés celebrando uno de los goles contra el Zaragoza.

El Alavés celebrando uno de los goles contra el Zaragoza.

 

 

¿PUNTO DE INFLEXIÓN, O ALGO MÁS?

Todos sabemos que un punto de inflexión no implica un cambio. El resultado, la demostración de fuerza, y la respuesta de los aficionados ante ésto puede quedarse solamente en el partido contra el Real Zaragoza. En manos de Alberto está, cambiar la racha, convertir un punto de inflexión en un mínimo y hacer que el Alavés comience a despegar a partir de ahora.

La respuesta, la tendremos en tierras catalanas, frente al Sabadell, hagan sus apuestas.

Comments

comments