PEUGEOT DAKAR 2016, “4 Impecables zarpazos”

PEUGEOT DAKAR 2016, “4 Impecables zarpazos”

La sombra del Rally más peligroso y complicado de todo el calendario del motor se cierne sobre nosotros. No hay vuelta atrás, el estrellato espera a los más fuertes y Peugeot quiere recuperarlo con la mejor plantilla… ¿de la historia?

Sainz enseña a Loeb

Sainz enseña a Loeb

Dakar”, su nombre no puede albergar toda la adrenalina, emoción y peligro que esta prueba lleva consigo desde muchos años atrás. Incontables riesgos  amenazan la integridad física y moral de cada uno de los participantes en dicho acontecimiento. Cada kilómetro recorrido es una gesta para el recuerdo, teniendo en cuenta que el mínimo error te deja a merced de unas condiciones que, en algunos casos, pueden convertirse en peligros potenciales para la propia vida.

La de enero es una prueba de oro para disparar la popularidad de cada una de las marcas implicadas en esta aventura. Peugeot, desaparecida del “Hall de la Fama” de este Rally desde hace más de 25 años, azotada por duros envites de distintas compañías del motor en este evento, busca un contraataque letal, una respuesta histórica por parte de algunos de los mejores pilotos del planeta. En efecto, el equipo francés no llega con las manos vacías, todo lo contrario, traen un combinado de ensueño que puede marcar un antes y un después en la carrera más dura de la historia. Analicemos cada una de sus armas:

 

 

STÉPHANE PETERHANSEL, “Monsieur Dakar”   

Mención de honor merece la que fácilmente puede ser la figura más laureada del Dakar en toda su historia. Sus logros le preceden, y sus casi 50 años de edad parecen no ser ningún obstáculo para la ambición de un piloto que comenzó a escribir una historia sobre ruedas desde la infancia.

Su 1º Dakar, en 1991

Su 1º Dakar, en 1991

Sus inicios subido a un skate dejaron rápidamente paso a su 1º motocicleta, con solo 8 años de edad, un instrumento del que apenas se apartó desde entonces y una máquina que le hizo llegar a la élite mundial pocos años después, convirtiéndole en 11 veces campeón de Francia de enduro, logrando el título mundial en 1997. Antes de ello, en 1991 hace con su 1º trofeo del Dakar a lomos de una Yamaha. La compañía nipona le vería en lo más alto de aquel podio 5 veces más.

Posteriormente fueron las 4 ruedas las que acapararon toda la atención del campeón francés, obteniendo, también con una marca japonesa como Mitsubishi, 3 victorias más en la prueba del desierto. Su 1º triunfo en coches, en 2004, le convirtió en el 2º piloto de la historia en conseguir ganar el Dakar sobre 2 y 4 ruedas. Años después, en 2012 y 2013, repite victoria a bordo de un Mini que poco se asemejaba al diminuto coche ligado desde siempre al nombre de dicha compañía. Varias fuentes apuntan a un posterior distanciamiento del equipo por supuestas órdenes de equipo que favorecieron a su compañero, Nani Roma, en la siguiente edición de la prueba. Un prometedor proyecto de Peugeot supondría su fichaje inminente.

Más victorias con Mini

Más victorias con Mini

Ya en 2015 ganó con cómoda ventaja el Rally Silk Road de China, dirigiendo un coche a medio camino entre el modelo del Dakar de este año y el que podremos ver en la prueba de enero.

Con un perfil perfecto para este tipo de acontecimientos, un corredor “de resistencia” como Peterhansel llega como favorito al Dakar 2016, gracias a su largo historial dentro de la prueba, una excelente capacidad de orientación en cada uno de los parajes por los que transcurre la carrera y un incuestionable talento para aguantar el ritmo a los más rápidos, efectuando luego un ataque letal que le puede catapultar a lo más alto del podio en los últimos días de la aventura. Sus 11 victorias (6 en moto y 5 en coche) pueden verse incrementadas a finales del mes de enero.

 

CARLOS SAINZ, “El Matador”

Lejos de un desarrollo estrechamente ligado a este tipo de acontecimientos, Carlos Sainz llega al Dakar 2016 soportado por una amplísima trayectoria que acapara diversas modalidades, eso sí, todas ellas fuera de los circuitos y en condiciones más o menos ideales para intentar volver a hacer historia el próximo mes.

Imborrable Toyota Celica

Imborrable Toyota Celica

Ligado a las 4 ruedas desde los 11 años, colándose en alguna carrera de motocross tras falsificar la firma de algún familiar cercano y sorprendiendo a sus amigos tras tomar prestado un Seat 131 para subir completamente de lado, derrape tras derrape, un camino de montaña cubierto de nieve a los 17 años de edad, Carlos Sainz demostró su hambre de competición desde muy pronto, deseoso de entrar en las primeras carreras posibles cuanto antes. El Rally Shalymar, disputado cuando Sainz tenía 18 años de edad, marcaría el inicio de una época gloriosa dentro de la competición automovilística.

1987 sería el año en el que toda España conocería a su nuevo Campeón de Rally, ganando el torneo nacional y repitiendo cosecha un año más tarde. En 1990 sería el mundo entero el que mirase a la nueva leyenda. Carlos Sainz se había convertido en Campeón del Mundo de Rally a bordo de un Toyota Celica, modelo con el que revalidaría su estatus de vencedor mundial en 1992. 4 subcampeonatos más y el honor de ser el piloto que más pruebas ha disputado en la historia del WRC, y el 4º con más victorias en dicha categoría, completan únicamente su palmarés en esa especialidad, de la que se retiró como uno de los mejores pilotos del planeta.

Pletórico tras el Dakar 2010

Pletórico tras el Dakar 2010

La historia no se detuvo ahí, únicamente prefirió probar nuevos sabores en otras disciplinas, siendo Campeón del Mundo de Rally Raid en 2007, modalidad que engloba la prueba del Dakar, carrera que le coronaría por fin vencedor en el año 2010, llevando su Volkswagen Touareg a meta con precisión quirúrgica.

Tras entrar en el equipo Peugeot, sus conocimientos sobre mecánica ayudaron al equipo a desarrollar el modelo para el Dakar 2015, por aquel entonces con poca experiencia en competiciones de este estilo. Colaboró en la implantación de mejoras para el modelo de 2016, gracias a entrenamientos como el Rally de Marruecos, donde llegó a colocarse en 1º posición en varias ocasiones, hasta tener que abandonar.

Con tanto talento como ambición por conseguir más triunfos, Carlos Sainz sigue demostrando que es capaz de exprimir cualquier coche hasta el límite para conseguir marcar los mejores tiempos tramo tras tramo. Una mentalidad que puede exponerle a más riesgos, pero acompañada de una mente que es capaz de sacar el máximo partido a las situaciones más complicadas, en lo que a mecánica y conducción se refiere. Sin duda, una gran apuesta del equipo francés.

 

 

SÉBASTIEN LOEB, “El Conquistador”

Una persona capaz de ganar 9 veces consecutivas un campeonato mundial, poco más tiene que demostrar a la gente. Saltando de flor en flor, respirando aires de triunfos allá donde iba, Loeb se siente nervioso por un proyecto tan prometedor como arriesgado:

Loeb, divinidad en WRC

Loeb, divinidad en WRC

“Tengo miedo por el Dakar, pero eso forma parte del juego”

Una vida entera que no solo se ha unido al torneo de WRC, sino que se ha ligado al 1º escalón del podio de una forma increíble, ¿irrepetible?, no se sabe. Citroën le convirtió en subcampeón del mundo de Rally en 2003, antes de dar comienzo a la etapa de platino, 9 años consecutivos firmando con su nombre el título de WRC, años en los que enseñaría al mundo un talento y un potencial único, casi inigualable. Mundial tras mundial, cada una de sus 78 victorias en dicha competición le alejaban un poco más del mundo de los mortales. Otros triunfos como el récord absoluto en la prestigiosa subida al Pikes Peak de 2013, o 2 podios en la clasificación general del mundial de turismos (WTCC) en 2014 y 2015, parecen no ser suficientes para un corredor que, pese a estar contagiado de los nervios al estar mirando a la prueba más complicada de la vida de un piloto, está dispuesto a afrontarla volviendo a recurrir a lo mejor de un talento que nunca ha cesado en la conquista de nuevas metas.

Loeb y Elena, inseparables

Loeb y Elena, inseparables

Sébastien Loeb no llega solo. Daniel Elena, su inseparable copiloto a lo largo de su carrera, es el elegido para sentarse a su lado en el coche del próximo Dakar. Afrontando llantos y disfrutando incontables victorias juntos, Loeb renunció a la idea de alguien más experimentado en ese tipo de pruebas para que ocupase dicho lugar de copiloto. La amistad y el espíritu de esfuerzo invaden un Peugeot que puede dar muchas sorpresas en enero:

“¿Por qué no comenzar juntos?, siempre hemos tenido nuestros nombres juntos en cada coche, merecemos una oportunidad. Tenemos que aprender y demostrar que estamos preparados” (Loeb)

A pesar de llegar con poca preparación a la prueba de enero (el Rally de Marruecos de 2015 estuvo plagado de contratiempos, vuelcos y pinchazos), un piloto extremadamente habilidoso, capaz de ofrecer ritmo, rapidez y fuerza en cada momento, está listo para intentar conquistar su nuevo objetivo, demostrando al mundo que su llama aún está muy viva.

 

CYRIL DESPRES, “La Novedad”

Despres, leyenda del motociclismo

Despres, leyenda del motociclismo

Recién extraído de toda una vida sobre 2 ruedas, quizás haya sido la historia de Peterhansel la que pueda haber servido como fuente de inspiración para un piloto que busca repetir semejante gesta. Sin contar con un excelso pasado en el panorama de los automóviles, todo el crecimiento ganado en el mundo de las motos hace que sus logros, hoy por hoy, no se puedan contar con los dedos de las manos simplemente.

Una gran decisión en edades tempranas le alejó del rumbo que históricamente había tomado el ámbito profesional de su familia. Cyril no quería seguir encargándose de un grupo de restaurantes en Francia. Su vocación era otra. En 1998 se estrena en la modalidad de enduro y, ya sea por la suerte del principiante o por algo más, es Campeón de Francia de dicha modalidad ese mismo año. Su sueño y su inminente ascenso necesitaban de un gran aporte económico, lo que le obligó a vender vino para poder inscribirse en el 1º Dakar del nuevo milenio. Un año más tarde, en 2001, gana su 1º etapa de esta prueba. En 2003 es subcampeón de la carrera, posición que repetiría en otras 3 ocasiones. En 2005 logra por fin la victoria de la mítica carrera (con KTM), subiendo de nuevo al 1º peldaño del podio 4 veces más. Diversos logros en otras pruebas sobre 2 ruedas preceden el momento de su llegada al mundo del automóvil, donde toma la mano de Peugeot para disputar el Dakar de 2015.

Una buena actuación, junto a Peterhansel, en el Rally Silk Road de China le otorga un valioso punto a favor de cara a lo que vivirá dentro de pocos días. Con un perfil de piloto idóneo para esta prueba, otro corredor “de fondo” (aires similares a Peterhansel) llega a la lucha, sabedor de todos los entresijos que alberga este acontecimiento. Su amplia experiencia en el tipo de condiciones que el Dakar presenta, un copiloto como David Castera (personalidad muy reconocida en el entorno de la prueba del desierto) y un aprendizaje de importantes lecciones automovilísticas venidas de algunas de las mejores figuras de este mundo, pueden moldear a un piloto como Despres para convertirlo en una seria amenaza dentro de la guerra que podremos presenciar en poco tiempo. Sus declaraciones son buena prueba de ello:

“Espero estar muy cerca del podio de 2016”

 

 

PEUGEOT 2008 DKR 16, “La máquina” 

Peugeot 2008 DKR 16

Peugeot 2008 DKR 16

El último Dakar no sonrió en absoluto a los hombres de Peugeot, tropezando con multitud de piedras que acabarían dejando a Mini un triunfo casi en bandeja. La historia parece cambiar para la próxima edición, presentando un coche que, según sus creadores, no evoluciona a partir del de 2015, sino que revoluciona completamente dicho modelo.

En los aspectos técnicos, el equipo dice haber conseguido mayor fiabilidad en el motor (probado con los resultados del Rally de China) y una mejor respuesta del turbo. El motor V6 biturbo pasa de 3200 cc a 3000 cc, dato que se acompaña de un incremento de 10 cv en la potencia total del coche (de 340 a 350 cv). La tracción en las 2 ruedas motrices contrasta con la total de Mini. El color del techo sustituye el negro por un tono gris que evitará las altas temperaturas dentro del habitáculo de sus ocupantes.

Un jarro de agua fría para el equipo galo llegó con la noticia de la ausencia de Chile (fondos destinados a los arreglos de las últimas inundaciones) y Perú del itinerario, provocando que Atacama y otros escenarios de dunas y desiertos desaparezcan, entornos que se suponían ideales para la configuración del nuevo Peugeot. Pese a ello, las declaraciones dentro del equipo son optimistas:

 

“Se nota que el coche es más largo y de menor altura, con un centro de gravedad más bajo que le hace más estable y rápido en el paso por curva”   (Peterhansel)

“Estamos confiados en poder plantar cara a Mini y Toyota”   (Carlos Sainz)

“Sin hacer un gran cambio en el coche, hemos introducido muchas pequeñas mejoras que, esperamos, equivaldrán a una gran mejora general”   (Bruno Famin, director deportivo Peugeot)

 

El equipo pretende salvar los muebles en las zonas más delicadas para su mecánica (caminos…) para luego atacar en lugares de arena, terreno roto, muy irregular… .

La guerra no será fácil, Mini llega a por su 5º victoria consecutiva, con un Al-Attiyah en estado de gracia tras sus galardones de 2015, acompañado de Nani Roma (2 victorias en Dakar) y Mikko Hirvonen (4 veces subcampeón WRC) . Toyota llega también dispuesta a amenazar las intenciones de Peugeot en esta nueva odisea.

Llevamos 26 años sin ver como el trofeo cae en poder del león francés, pero parece que 2016 puede convertirse en el año en el que alguno de sus 4 impecables zarpazos pueda devolver el nombre de la marca al cielo del automovilismo. 11 títulos de Rally y 17 victorias en el Dakar se juntan para intentar protagonizar el mejor capítulo de la historia de la compañía gala. La prueba más dura de todos los tiempos juzgará el trabajo realizado.

Un equipo de ensueño

Loeb, Despres, Peterhansel (izda a derecha) y Sainz, un equipo de ensueño

Comments

comments