El submarino hace naufragar todos los pronósticos!!!

El submarino hace naufragar todos los pronósticos!!!

El Villarreal logro una victoria muy importante frente al Atlético de Madrid en el Calderón (0-1), en un partido en el que supo jugar sus cartas y aprovechar sus oportunidades para conseguir la victoria, cosa que sucedió a falta de diez minutos para el final. Una victoria que hizo saltar por los aires todos los pronósticos

Antecedentes

Sabia el Villarreal que todos los factores jugaban en su contra en su visita por última vez al Calderón, dado que la próxima temporada los colchoneros se trasladan a la peineta.

Los colchoneros cumplían una vuelta entera sin perder en liga, desde que lo hicieran con los groguets en el aún llamado Madrigal en el partido de ida.

Los amarillos llegaban a este partido con la necesidad de puntuar sí querían mantener las distancias con sus perseguidores. Cabe decir que en dos puntos están tres equipos Villarreal Athletic y Real Sociedad.

Para este encuentro Escriba no pudo contar con Victor Ruiz ni Mario, que fueron suplidos por Rukavina y Álvaro González.

El once de los groguets tuvo bastantes novedades respecto al que jugo contra el Leganés la última jornada, con las inclusiones de Rukavina, Castillejo, Jonathan dos Santos y Adrián.

Análisis

El Villarreal sabía que para sacar algo positivo de su visita al Calderón, tenían primero que defender muy bien, ser solidarios en el esfuerzo y la presión, y estar acertados en la definición.

Durante los primeros cuarenta y cinco minutos se vio a un Villarreal muy conservador, que apenas pasaba de su campo, y que baso todo su juego en estar muy ordenado y solidario en el aspecto defensivo.

El Atlético de Madrid poco a poco fue subiendo su nivel de exigencia, y con ello las ocasiones en la portería del acertadísimo Andrés Fernández no se hicieron esperar. Pero como dije en mi último artículo, el guardameta amarillo está demostrando estos últimos partidos que es de una calidad excepcional, cosa que quedó patente nuevamente, con intervenciones de auténtico mérito que evitarán que los rojiblancos se adelantasen en el marcador.

El marcador no se movió en esta primera mitad, y ya en la segunda el Atlético de Madrid salió decidido a resolver por la vía rápida, pero nuevamente emergió la figura del portero amarillo.

Escriba aprovecho el momento de más presión de los locales, para meter pólvora arriba, y dio entrada a Roberto Soriano y a Bakambu.

La idea del míster valenciano estaba clara, aprovechar la velocidad y frescura de ambos ante una defensa mermada físicamente.

Antes de marcar el gol que finalmente le dio la victoria, había avisado en un par de ocasiones, ambas de Roberto Soriano.

Este llego a falta de diez minutos para el final en un espectacular cabalgada de Bakambu por banda, que al llegar a la altura del área centra la pelota, y esta es rematado por Soriano para batir a Oblak y dejar mudo por unos instantes al Calderón.

A partir de ese momento los rojiblancos lo intentaron de todas las maneras, pero se toparon con un equipo muy ordenado defensivamente, y con un colosal cancerbero, que ayer sin ninguna duda fue el mejor del Villarreal.

Una victoria contra todo pronóstico, muy prestigiosa y de relumbrón, que demuestran que a pesar de las circunstancias e independientemente de los jugadores que jueguen, que el equipo sabe competir contra cualquiera y en cualquier campo.

En definitiva, el submarino hizo naufragar todos los pronósticos!!!

Imagen: http://www.lfp.es

 

 

Comments

comments