Locos por verte jugar

Locos por verte jugar

El Real Oviedo no pasa por su mejor momento justo en el tramo más decisivo de la temporada

w_900x700_23201850oviedo-huesca-055

Que el  Real Oviedo no está pasando por su mejor momento de la temporada es un secreto a voces. Dos victorias en los últimos ocho encuentros avalan este bache que atraviesa el equipo azulón. La marcha de Sergio Egea ha dejado un vacío enorme que demuestra lo importante que era el técnico argentino y lo mucho que tuvo que ver en la fantástica primera vuelta que firmaron.

No hay más que analizar los últimos encuentros. El Oviedo arrastra una decadencia en su juego y una carencia de ideas preocupante por la fase de la temporada en la que entramos. En esto tienen mucho que ver el bajón de rendimiento de muchos de los jugadores que hasta la fecha estaban tirando del carro. Además, se suma la mala suerte con las lesiones y las sanciones. David Fernández, Borja Gómez o las constantes sanciones de Héctor Verdés no ayudan a que el equipo tenga continuidad. Estas bajas, por ejemplo, hicieron que se estrenase una nueva pareja de centrales como fue la formada por Bautista y Josete.

El equipo ha mostrado lagunas del buen juego al que nos tuvo acostumbrados en puntuales ocasiones, estas son el partido contra la Ponferradina o contra el Nástic, si bien en este último encuentro el equipo estuvo más replegado y más defensivo. El nuevo entrenador, David Generelo, parece no dar con la tecla que le permita al equipo sumar puntos con más facilidad. Entre que no encuentra la fórmula de la continuidad y que los demás equipos están creciendo en las últimas jornadas, en Oviedo crecen las dudas sobre la clasificación para playoff.

w_900x700_042122303-bilbao-athletic-real-oviedo--04-04-20162

Es duro ver cómo los demás equipos (Zaragoza, Girona, Elche…) saben en qué jornadas están, cuándo se decide todo y comienzan a apretar en los últimos partidos en busca de lo que no han hecho en toda la temporada. Estos equipos, la impresión que da, es que están mucho más fuertes que el Real Oviedo en cuanto a juego y estado anímico. Más que duro es preocupante. Preocupante ver cómo se desinfla un equipo que ha estado prácticamente toda la temporada en playoff, que junto al Nástic ha firmado la mejor racha positiva de toda la temporada, un equipo que gustaba a su afición y que la hacía disfrutar como justamente merece, y que era una absoluta piña entre afición, directiva, cuerpo técnico y jugadores, algo muy importante para la consecución de los objetivos.

Desde que se marchó Sergio Egea, el equipo ha experimentado, como se decía anteriormente, una decadencia en el juego, ya no posee esa fortaleza anímica y lo más importante, ya no es tan visible esa unión entre afición, directiva y plantilla. Motivos tiene para estar descontenta la afición, puesto que en los últimos seis encuentros (los partidos sin Sergio Egea) el equipo ha cosechado tres derrotas, justo la mitad de lo que perdió con el argentino en 29 encuentros. Más allá de los resultados, la consecuencia del run-run entre la afición oviedista son las sensaciones que deja el equipo, puesto que se puede ganar o perder en el fútbol pero lo verdaderamente importante es si de verdad se ha merecido ganar o perder, y el Oviedo en los últimos encuentros ha merecido más perder que ganar.

La afición intenta transmitir al equipo que a pesar de todo no les van a abandonar y trata de que el equipo despierte para encarar la recta final de la temporada de la mejor manera posible. En estos últimos siete partidos el Real Oviedo tendrá que recibir a rivales tan directos como Córdoba, Leganés, Zaragoza u Osasuna y en estos partidos directos el conjunto carbayón se jugará todas las aspiraciones de esta campaña. La situación actual es que el equipo está quinto, a cinco puntos del ascenso directo y empatado a puntos con la sexta posición que cierra los puestos de promoción de ascenso. El fútbol está ofreciendo al Real Oviedo la oportunidad de revertir el vuelo y volver a reencontrarse con sus mejores sensaciones para lograr el objetivo del ascenso que seguro quieren tanto los jugadores, como la directiva, como por supuesto, los aficionados.

Carmelo

La salida de Carmelo Del Pozo puede estar al caer. Su destitución tiene como causa la situación del club en las últimas semanas y el descontento de la afición con su labor. Más que con su labor, con su intromisión en las decisiones de un novato entrenador como es David Generelo. Con su salida, el técnico tiene la oportunidad de demostrar si son ciertos o no los rumores relacionados con que Carmelo realizaba las alineaciones. En las próximas horas, según la mayoría de medios locales, el Real Oviedo emitirá un comunicado oficializando la destitución del que hasta ahora ha sido el Director Deportivo del Real Oviedo.

Manu Gutiérrez

Manu Gutiérrez

Estudiante de periodismo. Escribo sobre la actualidad e información del Real Oviedo para @Falso9Sports en @F9RealOviedo.
Manu Gutiérrez

Latest posts by Manu Gutiérrez (see all)

Comments

comments