Victoria capital en el Calderón

Victoria capital en el Calderón

El FC Barcelona gana tres puntos de mucho mérito en el Calderón. Leo Messi vuelve a rescatar al equipo marcando el gol de una victoria clave, un triunfo agónico que sirve para que el conjunto azulgrana se coloque como líder provisional y ahora la pelota está en el tejado merengue.

El Barça iniciaba el partido con Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Mathieu, Busquets, Rafinha, Iniesta, Messi, Suárez y Neymar. En la previa del partido los medios, analistas y aficionados discutían y especulaban sobre cómo se situarían los once jugadores escogidos por Luis Enrique para afrontar un partido capital ante el Atlético de Madrid en el último partido liguero del Barça en el Vicente Calderón. Las variantes tácticas eran infinitas: el clásico 4-3-3, un 3-4-3, un 3-4-3 con doble pivote… Por otra banda, el Cholo Simeone, sacaba lo mejor que tenía y jugaba con: Oblak, Vrsalijko, Godín, Savic, Filipe Luis, Koke, Gabi, Saúl, Carrasco, Griezmann y Gameiro. El conjunto local venía de ganar en Leverkusen y con un pie y medio en los cuartos de la Champions League. Tenían ganas de venganza después de quedar eliminados en la Copa por el conjunto catalán.

La plantilla del Barça salta al Vicente Calderón con una camiseta de apoyo para Aleix Vidal.

La plantilla del Barça salta al Vicente Calderón con una camiseta de apoyo para Aleix Vidal.

El partido empezó con un Barça con una posesión estéril sin acercarse al área rival y con un Atlético esperando cerrado para ver la distribución táctica de los hombres de ‘Lucho’. Una vez el conjunto colchonero comprobó que el Barça atacaba con defensa de tres (Piqué, Umtiti y Mathieu), un mediocampo en forma de rombo (Busquets, Sergi Roberto, Iniesta y Leo Messi más adelantado), y Rafinha de extremo derecho, Neymar de extremo izquierdo y Suárez en punta de ataque; decidió subir la línea de presión para dificultar la salida del balón. El Barça, en defensa, jugaba con el esquema habitual con Roberto de lateral y Rafinha de interior. A partir del minuto 10 de partido el Atleti fue quien mandó en el partido. Jugó con criterio en los últimos metros, presionó la salida de la pelota e inquietó, más de una vez, la portería culé. Ter Stegen tuvo que volver a ser el mejor jugador azulgrana en la primera mitad: sacó una excelente mano derecha después de un gran disparo de Griezmann desde la frontal y atajó un pase de la muerte en el área pequeña que, si no hubiera sido por el meta alemán, hubiera terminado en gol de Gameiro.

Providencial parada de Ter Stegen a mano cambiada.

Durante la mayor parte del primer tiempo el Atlético de Madrid ha sido superior a un Barça que recordaba al de los últimos partidos. Sin embargo, el Barcelona, en el tramo final del primer periodo, tuvo distintas ocasiones para poder adelantarse. Un chut de Suárez que pasó por encima del travesaño, un gol anulado de Suárez después de una serie de despropósitos de la zaga local y un magistral disparo de libre directo de Messi que salvó Oblak a mano cambiada.

El segundo tiempo empezaba tal y como había terminado la primera parte, con un Barça consciente de la magnitud del partido. Las posesiones se alargaron de manera considerable y, sin hacer nada del otro mundo, el equipo se sintió cada vez más y más cómodo. Suárez tuvo una clarísima ocasión que definió de una manera a la que no estamos nada acostumbrados. Parecía increíble que el uruguayo enviara fuera un remate tan claro. El equipo de Simeone seguía intentando golpear en el contraataque. Y, a punto estuvo de conseguirlo. Umtiti fue vilmente superado por un rápido Griezmann que condujo el balón y su disparo fue despejado por la pierna izquierda de Ter Stegen.

Y como acostumbra a suceder en Can Barça, los goles llegan cuando uno mejor juega. Y así ha sido. Después de una jugada peligrosa con un intento de chut de Leo Messi, Rafinha ha cazado una pelota muerta y ha hecho un disparo ligeramente sutil que ha entrado en la portería de Oblak. La ventaja del Barça no ha durado mucho. Cuando solamente habían pasado 4 minutos, Mateu Lahoz señalaba una falta muy cercana al córner derecho de la portería del conjunto visitante. El buen centro de Koke, era rematado ligeramente por Godín. Ter Stegen no pudo hacer nada ya que el remate se produjo muy cerca de la línea de gol. No se puede obviar la clara falta que hace Godín, autor del gol del empate, a Busquets.

Rafinha, Oscar al mejor actor secundario

Rafinha marca el primer gol del partido.

Rakitic ha entrado al terreno de juego en el lugar de Iniesta y André Gomes lo ha hecho en lugar de un Sergi Roberto que ha jugado más liberado de interior y que terminó exhausto y con molestias. A estos cambios también se tuvo que añadir la entrada en el césped de Digne, en lugar de un Mathieu que terminó lesionado del tobillo por culpa de una entrada desmesurada de Correa. Estos cambios añadieron frescor y velocidad al equipo que supo aprovechar los últimos minutos. Messi lanzó una falta, muy cercana al círculo central, que terminó con un gran pase hacia atrás de Suárez en la línea de fondo que remató el ’10’ argentino (que había ejecutado el lanzamiento) por partida doble y en la segunda fue la buena para marcar el gol de la victoria. Restaban pocos minutos y el Barça no sufrió excesivamente para mantener el resultado

Messi marca el gol del triunfo y lo celebra a lo grande.

Messi marca el gol del triunfo y lo celebra a lo grande.

El Barça consigue tres puntos clave que lo sitúan, de manera momentánea, como líder de la Liga. Sin hacer un partido espectacular, la actitud y las variaciones tácticas han ayudado a ganar uno de los partidos más difíciles para cualquier equipo en la competición regular. El tridente ha vuelto a ser letal en el tramo final y Ter Stegen ha vuelto a ser uno de los protagonistas. No obstante, jugadores importantísimos para el equipo como Busquets o Iniesta no están, ni mucho menos, en su mejor momento. Aún hay margen de mejora, y estando totalmente vivo en la Liga va a ser más fácil recuperar sensaciones.

Comments

comments