Transformando la ilusión en una realidad

Transformando la ilusión en una realidad

¿Quién diría al principio de temporada que el Eibar estaría peleando por los codiciados puestos europeos? Absolutamente nadie. Ningún aficionado al fútbol se hubiese imaginado que, a día de hoy, los armeros estuviesen séptimos, con 38 puntos a sus espaldas, todos fruto del trabajo del equipo revelación de esta Liga Santander.

Y es también sorprendente pensar que ya casi han igualado la marca de 43 puntos del año pasado, a falta de 14 partidos para acabar esta temporada. El problema de llegar con los deberes sin hacer a final de temporada que siempre surgió en las dos últimas campañas, Mendilibar lo ha sabido gestionar muy bien.

¿Qué más puede pedir el aficionado armero? Su equipo está en línea ascendente cada temporada, y tienen la posibilidad de disfrutar partidos de buen fútbol. Fútbol de toque y de mucha pegada. Clave en el éxito que está teniendo el Eibar. Saben a qué juegan y es por eso que se están comiendo a los rivales con más dudas en su estilo de juego.

Y está jornada quizá ha sido uno de los ejemplos más claros. Málaga del Gato Romero. Llegaban de ganar en casa tras nueve partidos sin conocer la victoria. Quizás con exceso de confianza. Un exceso que les ha costado caro. Y el resultado lo refleja. 3-0 que deja claro que el feudo de los eibarreses es una fortaleza difícilmente abatible por cualquier rival.

Primera parte

La primera ocasión del partido la protagonizó Michael Santos. Los boquerones salieron decididos, con mucha fuerza y bien plantados en el campo, y quizá el tener la primera ocasión del partido les otorgó cierta confianza que les pasó una muy mala jugada. Después de la ocasión de Santos, la portería de Yoel no volvió a peligrar hasta mucho tiempo después.

El partido siguió su curso normal, los minutos transcurrían y ambos equipos parecían asentar ideas en el rectángulo de juego a medida que pasaba el tiempo. Pero llegó el minuto 43. Minuto en el que Sergi Enrich revolucionaría le encuentro antes de irnos al descanso.

Tras una jugada con cierto desorden, el pase de Ander Capa para el delantero menorquín fue crucial. Un pase que rompió completamente las líneas del Málaga. También hay que decir que el desmarque de Sergi fue excelente, aguantando hasta el último momento. Y ya sólo, ante Kameni, decidió regalarle el gol a Adrián González, que subía junto a él acompañándolo en la jugada. Adrián tan sólo tuvo que empujarla para convertir el primer tanto.

Segunda parte

El segundo periodo comenzó intenso. Procendente de un despeje de Ander Capa, el balón acabó en los pies de Pedro León, que recorrió la banda derecha hasta llegar a la línea de fondo, donde un recorte le sirvió para que Juankar hiciera una entrada a destiempo, derribando al murciano y haciendo que el árbitro señalara la pena máxima. Como resultado, Adrián transformó el penalti, anotando el segundo gol del partido y su segundo gol en su cuenta particular.

Sergi Enrich suma ya 10 goles esta temporada.

No tardó mucho en sentenciar el partido el conjunto local. Dani García tenía en sus pies el esférico, en la frontal del área. Lo abrió para Arbilla, que llegaba en carrera. El lateral navarro centró al punto de penalti, donde Sergi Enrich desplegó un remate acrobático para mandar el balón a las redes y sentenciar así el encuentro.

Takashi Inui también puso en peligro el arco del camerunés Kameni, con un zapatazo desde fuera del área que se estrelló en el poste derecho. Y, llegando al final del encuentro, Rosales realizó una fuerte entrada sobre quien fue el protagonista del encuentro, Adrián. El lateral vinotinto acabó viendo la segunda amarilla de su cuenta particular, y yéndose a los vestuarios antes de tiempo.

Juan Nicolás Castro

Juan Nicolás Castro

Estudiante de 4° ESO, redactor gallego sobre la Sociedad Deportiva Eibar, el Deportivo de La Coruña y el RCD Espanyol. Informando desde los 14 años ;)
Juan Nicolás Castro

Comments

comments