El último Milán que reinó en Europa

El último Milán que reinó en Europa

A falta de que comience la temporada siempre está bien recordar los grandes años de los mejores equipos de Italia, y entre ellos se encuentra el A.C Milán, equipo del que hablaremos hoy y que pese a que ha tenido grandes años hoy hablaremos de su último gran año, la temporada 2006/07.

 Plantilla Milán 2006/07

Comenzamos hablando de la plantilla de ese año, y es que si repasamos el once más utilizado ese año nos encontramos con grandes nombres que siempre serán recordados en la ciudad italiana como el portero brasileño Dida pero pese a tener 33 años pudo compartir equipo con uno de los mejores centros del campo de la historia formado por Gatusso, Seedorf y Pirlo, y como mediapunta Ricardo Kaka. Este centro del campo combinado con la delantera titular formada por Gilardino y Ricardo Oliveira más Ronaldo Nazário y Filippo Inzaghi, leyenda rossoneri, hacia que realmente disfrutaras de ser seguidor del Milán porque estabas ante uno de los mejores equipos del mundo en esa época. Repasando los demás jugadores no nos podemos olvidar de nombres como Cafú, Nesta o Maldini tres de los mejores defensas que han pasado por Milán, junto Ambrosini, Gourcuff y Borriello conocidos del fútbol actual que salvo el mediocentro italiano los otros dos aún están dando sus últimos destellos en el fútbol. Como curiosidad en este equipos podemos encontrar a Matteo Darmian y a Aubameyang, ambos jugadores de 17 y 19 años respectivamente y que actualmente son jugadores claves en el Manchester United y en el Borussia Dortmund.

Serie A y Champions League

587187

Pese a tener una gran plantilla este equipo no consiguió su principal objetivo que es la competición de casa, el Scudetto, donde acabó la temporada en cuarta posición teniendo que jugar previa de la Champions, cosa que no haría por su resultado en dicha competición. El Scudetto de la temporada 2006/07 la ganó su máximo rival, el Inter de Milán, que hizo un torneo extraordinario pese a que faltarán grandes rivales como la Juventus, el Napoli o el Genoa que se encontraban en la Serie B.

La imagen que dio el A.C. Milán no tuvo nada que ver con la imagen que dio en la máxima competición, la Champions League, donde no tuvo mejor comienzo debido a que le tocó uno de los grupos más asequibles formado por el Anderlecht, el AEK Atenas y el Lille.

El Milán pasó como primero de su grupo y se enfrentó en octavos al Celtic en un encuentro donde pese a parecer un rival fácil consiguió que el conjunto italiano empatase en los dos partidos y tuviese que ganar al equipo escoses en la prórroga y por tan sólo un gol.

La siguiente fase no tendría nada que ver ya que se vería las caras con el Bayern de Múnich que venía de eliminar al Real Madrid. Como cabía esperar no sería una eliminatoria fácil y pese a empatar a dos en la ida, el Milán consiguió vencer por 0-2 al equipo alemán y llegar a las semifinales.

En dichas semifinales se vería con un equipo inglés como lo haría en la final, concretamente se enfrentó al Manchester United contra el que perdió la ida por 3-2 pero venció en San Siro por 3-0  convirtiendo su estadio en un fuerte donde era difícil vencer a los rossoneri.

La final sería entre el Milán y el Liverpool, ambos equipos ya se vieron las caras en la final de champions de 2004/05 en Estambul aquella noche quedó marcada para la historia en un partido donde pese a ir ganando los italianos por 3-0, el Liverpool remontó el encuentro y se llevó la copa. Por esos motivos esa final era tan importante para el Milán y gracias a dos goles del matador Filippo Inzaghi, los rossoneri se proclamaron campeones de la Champions vengándose del conjunto inglés.

Llegaba el Triplete

662401_xbig-lnd

Cómo campeones de la Champions tuvieron que disputar dos torneos más, el primer fue el Mundial de Clubes donde vencieron al equipo argentino Boca Juniors que venía de ganar la Copa Libertadores. El segundo torneo fue la Supercopa de Europa donde se vio las caras al Sevilla FC, el actual campeón de la Europa League, pese a tener un equipazo el conjunto de Juande Ramos cayó por 3-1 ante el de Carlo Ancelotti . Con este trofeo el Milán consiguió su triplete sin tener que ganar ninguna competición italiana, pero ahí no iban a parar las alegrías para los rossoneri ya que a nivel indiviual, Ricardo Kaka se proclamó mejor futbolista del año de la Serie A, mejor futbolista extranjero, jugador del Año de la UEFA, y lo que es más importante Balón de Oro, el último balón de oro antes de que dos jugadores empezaran a repartírselos.

Así acabó este año glorioso para el Milán que por cosas del destino ha pasado de gobernar Europa a ser un equipo que no pelea por ningún título ni es favorito para ningún torneo.

Gabriel Campos

@gakuize, Futuro periodista, Madridista y Rayista. El fútbol es lo único que importa.

Comments

comments