Semana clave para el Lega con la salvación en juego

Semana clave para el Lega con la salvación en juego

Llegamos a la recta final de la temporada y el conjunto “pepinero” tendrá que luchar hasta el final para jugar en la máxima categoría nacional por segunda vez en sus 88 años de historia. La Unión Deportiva Las Palmas y Eibar serán los dos primeros obstáculos en el objetivo del conjunto dirigido por Asier Garitano.

Los madrileños recibirán a la Unión Deportiva Las Palmas en Butarque el miércoles y viajarán al País Vasco para enfrentarse ante el Eibar el domingo. Tras perder en el último minuto en Villareal con un gol de Bakambu con la mano, suman cuatro derrotas consecutivas. El Leganés necesita obtener resultados positivos esta semana para afrontar los tres últimos partidos del campeonato doméstico con un colchón suficiente respecto al descenso que marca el Sporting con 23 puntos, cuatro menos que los obtenidos por el Leganés hasta la fecha.

La Unión Deportiva llega al choque tras certificar la permanencia matemáticamente. Si a esto le añadimos que la defensa amarilla es la cuarta más goleada de la competición (58) y el segundo peor equipo de la liga fuera de casa (1V,3E Y 12D), el partido parece un buen escenario  para volver a la senda de la victoria. Una buena presión en el centro del campo para evitar el juego asociativo del conjunto canario y la eficacia goleadora -principal problema del equipo- tienen que ser las premisas básicas de los madrileños para conseguir la victoria.

Leganés en el Camp Nou. Gol de Unai López (2-1)

El Lega buscará la quinta victoria de la temporada en Butarque. Foto: La Liga

Por su parte, la visita a Ipurua será un encuentro a vida o muerte. El no conseguir la victoria puede suponer que ambos equipos no alcancen sus objetivos. En el caso del Eibar, un objetivo bien distinto al pepinero, como es la posibilidad de alcanzar posiciones europeas.

Cinco partidos para conseguir la ansiada salvación, cinco finales. Las dos primeras esta misma semana. El Leganés necesita volver a la senda de la victoria y el margen de error es cada vez menor.

 

Comments

comments