¿Es Hamish Watson lo que necesitaba Wellington Phoenix…?

¿Es Hamish Watson lo que necesitaba Wellington Phoenix…?

Quizás la pregunta del millón en Nueva Zelanda y en Wellington. Los ‘Nix’ han pasado por un gran cambio entre las temporadas 2014-2015 y 2015-2016, algo que difícilmente se pueda atribuir a la salida de un sólo jugador, ese ya internacional con los ‘Socceroos’, Nathan Burns.

El estilo que ha querido implantar Ernie Merrick ha sido una propuesta revolucionaria en lo que eran los ‘Nix’ hasta su llegada, pero con el perfil de jugadores con los que contaba el equipo podía conseguir que este juego se convirtiera en una realidad que les llevara al Top 6 de la clasificación y a disputar los Playoffs durante la temporada 2014-2015.

¿Que cambió durante el verano entonces?

El equipo siguió con la misma base que la temporada anterior; con un centro del campo muy eficiente y con Albert Riera, Roly Bonevacia y Michael McGlinchey como principales valedores. La presencia de dos centrales de garantías como Durante y Sigmund (En proceso de recuperación) restaban los problemas de los laterales, dónde quizás el equipo haya podido sufrir más.

Efectivamente teníamos un equipo con gran movilidad en el que la pieza clave fue desapareciendo. Primero, durante el mercado de traspasos de Invierno de 2015, se produciría la salida de Jeremy Brockie, y posteriormente la de Nathan Burns. En verano llegó Jeffrey Sarpong, pero entre las lesiones y las dificultades que le suponía este sistema, ha terminado saliendo de forma prematura.

La pregunta sería: ¿Cuál es esa pieza clave?. En un equipo de este calibre es muy importante la figura del delantero referencia, un jugador con la suficiente técnica y generosidad como para velar por los intereses del equipo, ofreciendo su juego de espaldas a la portería contraria para proyectar el ataque sobre los jugadores de segunda línea, que llegaban por el centro e incluso por las bandas con las incorporaciones de Thomas Doyle o Louis Fenton.

hamish 2

En primera instancia, Brockie ejercía este papel, pero su salida obligó a encontrar en Nathan Burns un sustituto. El delantero australiano formado en el Centro de Excelencia de la FFA ofrecía no sólo una gran capacidad para mantener el balón, sino también un gran juego a la espalda de la defensa, cumpliendo las dos facetas del delantero y aportando mucho al ataque del equipo neozelandés.

 Su salida en verano junto con la del ‘inadaptado’ Jeffrey Sarpong durante este invierno y la inoportuna lesión de Roy Krishna son los principales hechos que han llevado al Wellington Phoniex a una situación tan crítica, nueve partidos consecutivos sin ganar. Un nuevo delantero llegaría pronto en manos del Birmingham inglés, Alex Jones, pero la inoperancia de la Asociación de Fútbol de Nueva Zelanda (NZFootball), que no entregó los documentos oficiales a la FIFA en los tiempos marcados, llevaría a la junta directiva de los ‘Nix’ a reinventarse. 

Así, llegando como principal valedor del ataque del Hawke’s Bay United de la ASB Premiership neozelandesa con 6 goles y 7 asistencias en 11 partidos, Hamish Watson firmaría con este equipo bajo la normativa de ‘Injury Replacement’ de la A-League, ocupando el lugar del lesionado de larga duración Roy Krishna.

 Su llegada, pese a ser silenciosa, ha irrumpido fuerte dentro de los ‘Nix’. Su primer partido en el club acabaría con esta negativa racha para firmar la primera victoria (2-5 frente al Western Sydney Wanderers) desde diciembre, en un partido en el que su equipo batiría múltiples récords propios, incluyendo el mayor número de goles anotados en la A-League como visitante.

hamish 1

 Sin duda, la estrella del partido con esos cuatro goles sería Blake Powell, pero quedó patente que la importancia del nuevo fichaje de los ‘Nix’ parece que puede ser muy alta. No anotó, pero asistió en la jugada que pondría el 0-2 en el marcador. En sus primeros 72′ en la competición cumplió justamente con lo que se esperaba de su llegada: ser ese jugador ‘de equipo’ que pudiera jugar de espaldas a la portería y distribuir a los jugadores de segunda línea, concentrando la atención de los defensas sobre él y liberando de marca a jugadores diferenciales como Michael McGlinchey, Roly Bonevacia o el propio Blake Powell.

¿Estaremos ante una verdadera carrera del Wellington Phoenix por unos nuevos Playoffs? Está claro que necesitaban algo como lo que puede aportar Hamish Watson; luego, con la confianza que ha dado al club la extensión de licencia por los próximos 10 años desde la FFA y con 7 jornadas todavía por jugarse, cualquier cosa es posible. 

Comments

comments