Por enésima vez…

Por enésima vez…

Este tema parece que no tiene fin. Y así será a menos que se opte por una solución, solución que a su vez será un problema para los más puretas en estas disciplinas. De nuevo, una competición de monoplazas descubiertos, y tenemos que hablar del Halo, Aeroscreen, llámenlo como quieran.

Voy a refrescaros la memoria, el día 22 de agosto aquellos que vieron la Indycar en Pocono quedarían alucinados cuando el coche de Rossi, tras un toque con Kimball impacta en la cabeza de Castroneves. Si no recuerdan el momento o no lo han visto, incluyo un video para que os pongáis en situación:

via GIPHY

Recuerdo además un tuit que puso el expiloto de Fórmula 1 Pedro De la Rosa:No os parece una falta de respeto cuestionar el halo?”. Incluyendo una foto de sus excompañeros de aventuras, Roland Ratzenberger (sí, él también murió el 1 de mayo de 1994) y Ayrton Senna. Y yo vuelvo a lanzar la pregunta que todos estamos cansados de oír. ¿De verdad hace falta cuestionárselo? Este accidente en Pocono quedó en una anécdota, pero recuerdo que hace un año en ese mismo trazado, Justin Wilson perdió la vida al impactar su casco contra la nariz del alerón delantero de un piloto que previamente se accidentó en la misma curva que Wilson vio cómo su vida se acababa.

En los primeros años de competición, muchos pilotos murieron carbonizados, o asfixiados por el humo de los coches. Para remediar esto, propusieron trajes ignífugos, y tanques de gasolina de un mejor material para resistir los golpes. Hubo accidentes relacionados con las escapatorias y se cambiaron (este tema, tristemente está de actualidad en el motociclismo); con los guardarraíles, y también se modificaron.  Cambios en los trazados de los circuitos para mejorar la seguridad. Cambios en la normativa de las banderas amarillas para evitar otro desastre como el de Suzuka, que casualmente, tiene que ver con el tema que nos acontece hoy, que es la muerte por alcance de un objeto en la cabeza.

Digo nombres: Tom Pryce, Roland Ratzenberger, Ayrton Senna, Henry Surtees, Jules Bianchi, Justin Wilson. En esa lista, y gracias a los avances en ingeniería, no se encuentran ni Felipe Massa ni Helio Castroneves. ¿Cuál pudo ser la solución en estos casos? No digo que tapar los coches de Fórmula 1 hubiera evitado todas estas muertes, porque también hay casos de pilotos en muchas carreras de la NASCAR, y las 24H de Le Mans.

Si para cada escena tétrica que vivieron los amantes de la Fórmula 1 desde sus inicios ha habido solución, ¿cuándo una para solución para las escenas tétricas que hemos vivido en estos últimos 20 años? Para disfrutar de las cosas, hay que hacerlas con seguridad. Sin seguridad, no hay diversión que supere la pérdida de estas figuras.

Javier Nieto

Apasionado de la Fórmula 1 y los coches en general. Cádiz.

Latest posts by Javier Nieto (see all)

Comments

comments