Dani Alves, un ave fénix en el lateral

Dani Alves, un ave fénix en el lateral

Cuando Dani Alves abandonó la entidad azulgrana este pasado verano, muchos pensaban que la luz que irradiaba uno de los mejores laterales derechos de la historia se estaba apagando. El jugador brasileño ganó absolutamente todo con el FC Barcelona: tres Champions League, seis Ligas, tres Supercopas de Europa, cuatro de España, cuatro Copas del Rey y tres Mundiales de Clubes; 23 títulos en total. Más allá de los galardones colectivos, Alves dio al Barça los mejores años de su vida deportiva, jugó 8 temporadas en Barcelona, disputando una totalidad de 391 partidos. Su despliegue en la banda derecha lo confirmó como un jugador trascendental, para desequilibrar un partido desde la posición defensiva y ubicado próximo a la línea de cal, debes disponer de una calidad individual fuera de lo normal. Su potencia física y su química inherente con Lionel Messi ayudaron a configurar uno de los mejores equipos de la historia del fútbol.

Dani Alves celebra uno de sus muchos títulos

Dani Alves celebra uno de sus muchos títulos

Alves debutó con el Barça el 13 de agosto de 2008, en un partido relativo a la Champions League. El rival fue el Wisla de Cracovia. Desde entonces, Dani Alves se convirtió en un fijo en los esquemas del Barça. Y así lo fue hasta que el camino del lateral brasileño se separó del de la entidad blaugrana en junio de 2016. El jugador, siempre extravagante en cada una de sus acciones, concedió una entrevista al diario ABC el pasado febrero, en la que reconocía cómo se había fraguado su marcha del conjunto catalán:

En mis tres últimas temporadas se escuchaba que me iba, pero los directivos nunca me decían nada a la cara. Fueron muy falsos y desagradecidos. No me tuvieron respeto. Solo me ofrecieron renovar cuando le sancionó la FIFA. Me gusta que me quieran, y si no me quieren, me voy. Irme gratis del Barcelona fue una hostia con clase. Firmé una renovación con cláusula libre. Los que hoy dirigen el Barcelona no tienen ni idea de cómo tratar a sus futbolistas.

Alves y su icónico número 2

Alves y su icónico número 230

El jugador se sentía capacitado para iniciar un nuevo reto, y no optó por militar en una liga de perfil inferior. Confiado en relación a su buen nivel competitivo, decidió recalar en la Juventus, uno de los mejores clubes del mundo. Equipo ubicado en una de las competiciones domésticas más exigentes del contexto global. Su adaptación al conjunto bianconero no estuvo exenta de polémica, un inicio complicado desencadenó la rumorología que lo relacionaba con un posible regreso al Barça. La lesión que sufrió en noviembre de 2017, que le causó una fractura en el peroné, no ayudó a su integración en el fútbol italiano. El jugador volvió al terreno de juego en un partido ante otro gran club del futbol piamontés: el Inter de Milán, choque disputado el 5 de febrero de este año. Desde entonces, su ascenso meteórico en el ecosistema juventino ha sido imparable. Sus actuaciones más recordadas se enmarcan en la edición actual de la Champions League; su rendimiento en la máxima competición europea ha recibido el reconociendo unánime del panorama futbolístico internacional. El lateral brasileño ha disputado un total de once partidos en la Champions, 6 como lateral derecho y 5 como interior, anotando 3 goles y dando 4 asistencias en un total de 911 minutos.

Alves se reencontró con sus ex compañeros en la competición, ya que el sorteo emparejó en los cuartos de final a Barça y Juventus. Este emparejamiento nos ofreció una de las imágenes de la temporada. Antes de iniciar el partido de vuelta en el Camp Nou, el jugador se dirigió al banquillo del conjunto catalán y saludó uno por uno a todos los futbolistas que habían compartido estancia con él con anterioridad. Este hecho se dio con el partido ya iniciado y es una situación que denota nuevamente el carácter excéntrico del carioca. El actual lateral de la Juventus consagró su excelsa actuación individual en el marco europeo con un golazo como local ante el Mónaco, partido relativo a la eliminatoria de vuelta de las semifinales de la competición.

Este año, el jugador opta a la triple corona con su conjunto (la primera ya la tiene, puesto que la Juve ganó el pasado miércoles la Coppa Italia ante el Lazio), y tiene en la cabeza uno de los desafíos más grandes de su extensa carrera como futbolista: ganar la Champions League ante el conjunto que se ha configurado como su máximo rival a lo largo de los años, que no es otro que el Real Madrid. El 3 de junio ambos conjuntos se verán las caras en el estadio Millenium de Cardiff. Veremos si Dani Alves ayuda a la Juventus a coronar la cima del fútbol europeo, ganando una Copa de Europa altamente anhelada por los seguidores juventinos. La defensa férrea del conjunto turinés y el equilibrio entre todas sus líneas lo convierten en un equipo muy sólido. Si tomamos como referencia la casa de apuestas BetStars apreciamos cómo el Real Madrid parte como favorito en la final pero con una diferencia muy ligera. La Juventus no sólo tiene opciones ante los blancos sino que tiene muchas. Está por ver si conseguirá lograrlo.

Diego Martín

Diego Martín

1992. Cofundador de falso9blog. Amante del fútbol español, australiano y NBA. Lo que hago no es periodismo
Diego Martín

Comments

comments