Creer y tener fe hasta el final!!

Creer y tener fe hasta el final!!

Victoria del Villarreal frente al Leganés (2-1), en un partido en el que los groguets fueron mejores que su rival, pero el destino quiso que se decidiera en el tiempo de descuento gracias a un gol agónico de Bakambu.

Antecedentes

En Villarreal sabe que en la lucha por jugar competición europea la temporada que viene, pasa por ser fuerte en casa y no dejar escapar ni un solo punto del Estadio de la Cerámica.

Por eso en estas últimas jornadas es clave ganar todo lo que queda por disputar en casa, y competir para rascar puntos fuera, en las difíciles salidas que tiene que hacer a campos como el del Atlético de Madrid y el del Barcelona.

Para este partido Escribá recuperaba a Sansone, Jonathan dos Santos y Castillejo recuperados de sus respectivas lesiones, y a Roberto Soldado ausente la última jornada por sanción.

Por primera vez esta temporada el míster valenciano apostó, por jugar con tres delanteros Bakambu, Soldado y Sansone, si bien este último jugo en banda.

Análisis

El submarino como es habitual cuando juega en el Estadio de la Cerámica salió con mucho ímpetu y decidido a encarrilar en partido por la vía rápida.

El Villarreal jugaba bien entre líneas, sus jugadores se asociaban bien entre si haciendo circular la pelota con velocidad al jugar a uno o dos toques, con ello impedía la presión de los madrileños.

Con el transcurso del partido las fuerzas se igualaron, y el partido entro en una fase de dominio alterno. El Leganés empezó a tener más posesión y los acercamientos a la portería de Andrés Fernández no se hicieron esperar. Muy bien estuvo el guardameta amarillo en las ocasiones en las que tuvo que intervenir, y con el paso de las jornadas y la continuidad se le nota la categoría que atesora.

La segunda parte siguió por los mismos derroteros que la primera. El submarino en busca del gol que desequilibrará el encuentro y los madrileños a la espera de tener su oportunidad a la contra.

A falta de veinte minutos para el final del encuentro,  y en una preciosa jugada de combinación de los groguets el balón le llego a Bakambu tras un taconazo espectacular de Soldado, el franco-congoleño disparo desde la frontal del área al palo largo del portero, y este acabo entrando pegado al palo sin que Herrerin pudiese hacer nada para evitarlo.

Ese gol tranquilizó a los locales, que se replegaron a la espera de matar el partido en una contra, y cuando el partido agonizaba llego el gol del empate del Leganés a falta de un minuto para los 90 reglamentarios.

Un balón suelto en el área del submarino es cazado por Guerrero que fusila al meta amarillo, sin que este pudiese hacer nada para evitarlo. Una vez más la injusticia se cebaba con el Villarreal.

Pero el submarino sabía que ese resultado no le servía para nada, y se fue con todo en busca del gol de la victoria, y este llego un minuto más tarde cuando Jonathan centro un balón y este es rematado por Bakambu llevando la euforia a la grada.

Una victoria que llego por creer y tener fe hasta el final, y este es el camino a seguir para poder ganar muchos partidos. Los partidos se juegan y se compiten en el césped, y ahí son once contra once.

Endavant Villarreal!!!

http://www.lfp.es

Comments

comments