La triple corona del Real Madrid

La triple corona del Real Madrid

De nuevo levanta el conjunto blanco, por tercera vez consecutiva, la Copa del Rey. Esta vez Herbalife Gran Canaria ha sido la víctima de un Real Madrid que pasó apuros para llegar hasta la final, pero que también encontró bastantes dificultades para deshacerse del infatigable conjunto canario. El primer título de la temporada vuela hacia la capital.Ambas semifinales funcionaron como la antesala perfecta del gran plato princiapl que supuso ayer el encuentro entre el equipo merengue, enfrentado ante su estela algo desgastada que además ha sido su peor enemigo durante toda la temporada, y la escuadra isleña, catapultada hacia la final como ‘la cenicienta’ en esta edición del torneo del K.O., ante los ojos de la maravillosa sede este año de A Coruña.

A pesar de que el nerviosismo se adueñara de los amarillos al inicio de la batalla, pronto comenzaron a reaccionar para hacer frente al campeón, muy concentrado y activo en los primeros compases. El arreón orgulloso de veteranía e ilusión, supo ser contenido por las estrellas madridistas, confirmando la ventaja al final de los primeros diez minutos de juego (18-24).

20160221-635916789453925206_20160221192149-052-kYmD--911x683@MundoDeportivo-Web

Sin duda, como es la tónica en las plantillas dirigidas por Aíto, de la mano de un inspirado Pablo Aguilar, se contagiaron todos sus compañeros y empezaron a creer que era posible seguir amedrentando al mejor, e incluso imaginar ese ‘sí se puede’ que resonaba en el Coliseum. Varias posesiones blancas acallaron el impulso de la afición canaria, y la montaña rusa en la que se convirtió el encuentro, seguía beneficiando al Real Madrid, controlando a partir del timonel de ”Chacho” Rodríguez todo el horizonte antes del descanso. Al filo del segundo cuarto, el luminoso destacaba una ventaja cómodo para los de Laso, aunque la rabia visitante empujó a los pío pío con un triple vital del dominicano Báez, recordando al que le endosó en los últimos segundos a Bilbao Basket, su sentencia.

El paso por vestuarios no hizo más que incrementar la adrenalina en un tercer cuarto con igualdad extrema en ambos bandos; cada canasta de uno, era contrarrestada rápidamente y viceversa, de modo que la contienda se volvía más dura a medida que el crono descendía. Oliver y Báez hacían estragos en la zona y la angustia recorría el banquillo de los de Laso, cada vez más inseguros. Aunque la clave para disipar las dudas siempre suele tener nombre y apellido, Jaycee Carroll, quien con un triple y alguna canasta daba aire a los suyos. Poco a poco en el último cuarto, de la mano del propio escolta estadounidense y los destellos típicos del eterno capitán, Felipe Reyes, acentuaron el diferencial. La Copa cada vez estaba más cerca, el hito de ganar tres veces la misma competición en sus manos.

1b58949c-6a93-4e33-be33-51a1dbb6599a

Sin embargo, nadie creería que dos triples consecutivos firmados por Oliver y Rabaseda metería el miedo en el cuerpo sobre el Real Madrid, que en ese momento parecía tener el partido encarrilado merced al buen hacer de Ayón y, sobre todo, del MVP Maciulis. Ni siquiera aquello que parecía imposible podía evitar lo que el destino tenia preparado, y los dos tiros libres anotados por Sergio Rodríguez acabaron con la esperanza de Herbalife, tras un torneo más que digno, el mejor de su historia.

Maciulis alzó su premio individual y segundos más tarde, era Reyes el que hacía estallar la euforia en el pabellón coruñés, ímpetu absolutamente justificado después de la épica. La plantilla que la pasada campaña batió récords, esta vez se corona en la cúspide del baloncesto español con sus tres coronas en los últimos tres años.

herbalife-gran-canaria-real-madrid-169_g

 

Comments

comments