Chicos, esa no es vuestra liga.

Chicos, esa no es vuestra liga.

El sábado volvimos a ver al Córdoba CF hacer un partido bastante serio y competitivo contra un equipo candidato a zona Champions. Pero, ¿por qué no son capaces de salir tan concentrados contra sus rivales directos?

djukic

Si bien es cierto que ante el Sevilla la imagen del equipo no fue buena, ya desde el primer partido de la temporada, contra el Real Madrid, el Córdoba dejó unas sensaciones más que positiva en su visita al Bernabéu. Los partidos siguientes se vio una cara gris y con una falta de competitividad propia de un equipo abocado de cabeza al descenso. La idea era la de proponer un fútbol combinativo, vistoso, hacer como el Rayo Vallecano e implantar una identidad distintiva en su fútbol, pero la escasa compenetración de los futbolistas (todos prácticamente nuevos) y la ausencia de un proyecto serio y una columna vertebral de jugadores desde Segunda hicieron el resto para que la idea no cuajara.

Albert Ferrer fue destituido (gracias y hasta siempre, ‘Chapi’) y llegó Miroslav Djukic. Y con él una nueva identidad, un nuevo propósito y un nuevo rumbo hacia el que remar. El serbio, con su ya conocido “cuchillo entre los dientes”, recuperó ese viejo dicho de “no construir la casa por el tejado” y decidió empezar buscando una cierta solidez defensiva en la que, aunque se ha progresado, parece no ser suficiente para permanecer en Primera División. Aunque, lejos de ser un equipo ultra defensivo, Djukic ha decidido juntar arriba a los cuatro con más talento del equipo y tratar de sacar algo a partir de ahí. Aunque en los dos últimos partidos haya decidido jugar con tres mediocentros, lo normal desde el mercado invernal ha sido juntar, en 4-2-3-1 a Ghilas, Fede, Bebé y Andone. En los siguientes gráficos veremos su disposición.

 

4-2-3-1 asentado desde invierno              4-3-3- de los últimos partidos

ccf4231        ccf433

 

Lo que ha podido observar todo aquel que sigue al Córdoba es que parecen más concentrados cuando juegan contra los grandes que cuando juegan contra rivales directos. Muchos hemos pensado: “si jugaran siempre como contra el Madrid, no tendría ningún problema en lograr la permanencia”. Esto es una cosa más que habitual en equipos de zona baja de la tabla, pero al final resulta contraproducente. Un recién ascendido como el Córdoba no es el más adecuado para dosificar esfuerzos cuando está a cinco puntos de la salvación. Partidos como los del Real Madrid, el FC Barcelona o el Valencia son para disfrutar (si bien es cierto que estuvieron cerca de arañar algo positivo contra los ché el pasado fin de semana). El aficionado cordobesista ha echado en falta esa entrega cuando empató contra el Deportivo jugando una hora con un hombre más, cuando desperdició dos goles de ventaja contra el Elche o cuando no supo cerrar el partido ante el Getafe con un gol de ventaja. Tres puntos que pudieron ser nueve de haber sido intensos como en las citas con los de arriba. Chicos, haced caso, esa no es vuestra liga.

Comments

comments