Ya se vislumbra el derbi

Ya se vislumbra el derbi

El Domingo a las 11.00 (hora canaria) chicharreros y canariones se disputarán el primer  derbi de la temporada 14/15 en el Heliodoro Rodríguez López.

Empieza la semana, ya se oye por la radio los himnos de ambos clubes; los periódicos centran su atención en los representativos; y televisivamente escuchamos y visualizamos a los protagonistas, entre ellos los aficionados. Aquellos que hacen que este partido sea especial. Son los que le dan la vitalidad, el entusiamo, y el colorido al derbi por antonomasia. Aquellos que llevan semanas y semanas esperando por esta cita, que ya tienen su pase para el partido, definitivamente, ya tienen planes para ese día.

No obstante, por muy mala situación que atraviesen sus vidas particulares, económicamente hablando, siempre tienen ese dinero/espacio/tiempo para poder presenciar ese duelo, que para ellos ser tinerfeño o canarión es un sentimiento que se lleva en el corazón…

Mosaico de colores blanquiazules, durante el derbi de la pasada campaña

Mosaico de colores blanquiazules, durante el derbi de la pasada campaña

Sin embargo, hay personas que no entienden lo que significa ese partido. Focalizando, hay una persona, en concreto, que preside el club tinerfeño que es ajena a muchos temas deportivos, que está ahí por otros intereses. Para los que no le conozcan, él es Miguel Concepción. Este presidente ha sido capaz de vulnerar, enfadar, maltratar y desilusionar al aficionado blanquiazul. En pocas palabras, ha sido el artífice de fijar unos precios de escándalo, ¿con qué finalidad?, ¿llenar el aforo? – no. Resulta incomprensible que la entrada más barata sea de 25 euros, y que todos los abonados tengan que abonar un importe,  puesto que la situación económica es bastante agravada, la posición clasificatoria del equipo roza el descenso, y las sensaciones y el ambiente es malo. Aquí habría que preguntarle, por qué ha tomado esa decisión. En qué estaría pensando este hombre…(Si es que piensa)

Gracias a este señor, el campo no se llenará, porque la gente no puede apoquinar tales cantidades de dinero, y es que las sensaciones que transmite el club no invitan a hacerlo. Solo unos pocos privilegiados podrán asistir al encuentro.

Asimismo, habría que decirle que sin la ayuda del jugador número 12, no solo no vamos a poder sacar el partido, sino que el rival nos puede “pintar la cara”, ya que ellos gozan de una privilegiada situación, son líderes. Su afición ocupará 1400 localidades animando a los suyos hasta la saciedad.

Esperemos que sí cumplan los jugadores y nos regalen una buena mañana de fútbol, pues ese es su oficio.

PRIMEROS ENVITES

Alineación de Las Palmas en el primer derbiPara encontrar el primer derbi canario debemos remontarnos al 30 de abril de 1950. Era el primer año de vida de la UD Las Palmas. La entidad chicharrera, en cambio, había sido fundada en 1912. El primer enfrentamiento llegó, pues, en el equivalente a la Segunda B de hoy, por entonces categoría regional.

Era la liguilla de ascenso a Segunda División y la UD logró la victoria en los dos encuentros, 1-2 en Tenerife y 1-0 en Gran Canaria. Era el preámbulo del rápido éxito de la UD, que en sus dos primeros años de vida se presentó en Primera División gracias a dos ascensos consecutivos.

Pero tan rápido como subió, volvió a bajar. Aquel mismo año, en 1953, el Tenerife había ascendido a Segunda División por primera vez en su historia, por lo que el derbi daba su primer paso en categoría nacional. La UD era el favorito, pero el empate fue el resultado cosechado en ambos encuentros. Especialmente recordado es el duelo del Rodríguez López, en la última jornada del campeonato. La UD tenía todo a su favor para lograr el ascenso y volver así a Primera. Le valía un triunfo ante un rival que no se jugaba nada, o incluso un empate dependiendo de los resultados ajenos.

La rivalidad deportiva estaba en fase de gestación, pero la rivalidad entre las dos islas ya estaba en edad adulta, por lo que no hubo pie a favoritismos. La plantilla del Tenerife se concentró en grupo los días previos por primera vez en toda la temporada y presentó un partido muy bronco. El resultado fue de empate a cero yLas Palmas logró volver a Primera gracias a otros resultados. Pese a la dureza del juego local, al final del mismo, la hinchada tinerfeña ovacionó el ascenso amarillo.

Las Palmas se mantuvo seis años en Primera y el Tenerife otros tantos en Segunda. En 1960 volvería el derbi en un año en el que el Tenerife saldría campeón, alcanzando por primera vez la élite del fútbol nacional. Los chicharreros ganaros en casa (1-0) y empataron a cero fuera.

Sólo un año estuvo el Tenerife en Primera y los dos siguientes se vivieron cuatro nuevas ediciones del derbi. Primero Las Palmas ganó en Tenerife y luego éstos le devolverían la moneda con el mismo resultado de 0-1. Al año siguiente se empató en Tenerife (1-1) y la UD ganó en su casa (1-0).

LA UD TRIUNFA EN PRIMERA

Ese año, 1964, ascendería la UD de nuevo, ésta vez para quedarse. 19 temporadas aguantaron los amarillos en Primera, escribiendo las mejores páginas de su historia con un subcampeonato de Liga, otro de Copa y tres participaciones en la UEFA. En ese paréntesis el derbi volvería en hasta seis eliminatorias de la Copa del Rey, todas ellas en las primeras rondas.

Excepto en la última, allá por la 80/81, la UD salió siempre victoriosa. El Tenerife recuerda de forma especial su victoria pues estaban en segunda b mientras que la UD aguantaba sufriendo en sus últimos años de aquel tramo en Primera. Especialmente singular fue la primera eliminatoria, la de la 64/65. Por entonces, la prórroga y los penaltis no se contemplaban, por lo que hubo hasta dos partidos de desempate.

REENCUENTRO EN SEGUNDA EN LOS 80

En la 83/84, los caminos de ambos equipos volvieron a cruzarse en Segunda División. En la ida, en el Heliodoro, se acabó con empate a cero. La vuelta fue en el Insular, en la penúltima jornada de Liga. La UD no se jugaba nada y el Tenerife estaba a dos puntos del descenso. Los chicharreros ganaron por 0-2 y acabaron logrando la permanencia.

Al año siguiente Las Palmas empataría en el Heliodoro y ganaría en casa, también en la penúltima jornada de Liga y cuando ya se había proclamado campeón. Ese partido fue una fiesta en el Insular. Dos años después regresaría el derbi en Copa del Rey. Fue a partido único y en Tenerife. Las Palmas realizó la mayor goleada de la historia de los derbis con un 1-4, todos los tantos obra de Narciso.

Las Palmas volvería a descender en 1988 y ésta vez el Tenerife salió vencedor con victoria en casa y empate fuera. Además, los chicharreros ascenderían a Primera para iniciar su edad de oro. El derbi del Insular se le conoce como el de la gota fría debido a que una intensa lluvia obligó a aplazar el partido del domingo al martes.

Comments

comments