La delantera blanca

La delantera blanca

Zinedine Zidane tiene un bendito problema. El Real Madrid cuenta con todos sus hombres de arriba para el partido que les enfrentará mañana con el F.C. Barcelona. 

 

Cristiano Ronaldo, Benzema, Bale, Morata, Asensio y Lucas Vázquez. Esos son los delanteros convocados para el clásico, y sólo pueden jugar tres. Mariano es el único hombre que se queda fuera. Y eso contando con que Zidane utilice su formación fetiche: el 4-3-3. En el caso de que prefiera potenciar el centro del campo utilizando a Isco o James, sólo dos de los hombres en punta podrán salir inicialmente al terreno de juego.
El Barça no está en su mejor momento. Eliminados de la Champions League y a tres puntos del lider (el Real Madrid), los hombres de Luis Enrique deberán salir a por todas en el Bernabéu para lograr llevarse a Barcelona los tres puntos y dar algo de vidilla en la ciudad condal, algo decaída tras la derrota contra la Juventus. Desde el banquillo, el asturiano tiene la obligación de ganar. No le vale otro resultado. Esto unido a la fuerza moral que tuvo en las filas blancas la victoria contra el Bayern puede dar un punto más de calma al equipo merengue, que afrontará el partido ya en semifinales de Champions, y sabiendo que aún guardan en la recámara el partido aplazado contra el Celta.

 

Pero, seamos sinceros, cuando se trata de un Clásico, nunca se sabe. En este tipo de partidos, los jugadores tienen una gran motivación, independientemente de lo que hayan superado o no. Zidane debe dar con la tecla adecuada, y crear el mejor once para intentar contrarestar la enorme pegada del equipo de Luis Enrique, pues lo realmente peligroso del Barcelona hoy en día es su tridente ofensivo.

 

BBC

Por eso, una de las mejores opciones que tiene Zidane es alinear a su querida BBC. Benzemá está fresco y descansado, y contra el Barça suele ser peligroso debido a su capacidad para infiltrarse entre líneas. Además, se comunica a las mil maravillas con el hombre más en forma del Real Madrid ahora mismo, y su estrella, Cristiano Ronaldo. El portugués viene de marcarle 5 goles al todopoderoso Bayern de Munich, y está en estado de gracia. Cristiano sabe que su momento ha llegado y contra el Barça se motiva aún más. Va a ser vital su presencia.

La duda está en la última parte del tridente: Gareth Bale. El galés no lleva una buena temporada, pese a que las primeras jornadas de Liga nos hacían pensar lo contrario. Las lesiones le impiden cogen la forma, y es una lástima, un jugador como él debe ser indispensable en un equipo como el Madrid.

 

Morata

El canterano no jugó contra el Bayern, por lo que tiene posibilidades de jugar en el clásico, sino de inicio, al menos contará con minutos. Álvaro ha demostrado al mundo del fútbol que con él se puede contar; tiene un promedio goleador de 16 tantos y marca un gol cada 88 minutos. Ya con Mourinho, el joven 9 jugó de titular contra el Barça en el clásico de la temporada de los récords, haciendo una gran actuación.

Si finalmente Morata no es titular, se trata de un revulsivo excelente. Ha marcado más goles saliendo desde el banquillo que cualquier otro jugador de la Liga española.

 

Lucas Vázquez

Uno de los jugadores que más posibilidades tiene de jugar de titular. Si Gareth Bale finalmente no llega a tope, Zizou puede alinear al gallego en su lugar. Un cambio de piezas de manual. Lucas además ayuda en defensa y se deja la piel en cada balón. Ahora mismo, junto a Carvajal, forman un tándem díficil de sobrepasar. Neymar (si al final el Barça se sale con la suya en el TAD) lo tendrá complicado.

Lucas Vázquez, aparte de la buena asociación, la velocidad y la ayuda defensiva, es uno de los pocos jugadores blancos cuya capacidad de diblar y regatear es excelente. El Madrid necesitará jugadores que rompan líneas con regates, y el joven extremo es el tipo perfecto para esa misión.

 

Asensio

Sin duda, el más esperado. La perla blanca ha llegado para quedarse. Sus dos partidos contra el Bayern lo han consagrado. Marco salió a jugar contra los alemanes como si lo hiciera diariamente, por lo que un clásico no tiene por qué ser diferente para él. Si Zidane alinea finalmente de inicio a joven mallorquín, sería una apuesta absoluta por él. Con Marco en el campo, el Madrid ganaría en regate, velocidad e inteligencia sobre el campo.

Asensio se caracteriza por saber qué hacer en cada momento. Cuando toca correr, galopa. Cuando toca tener el balón, la mueve como los ángeles. Zinedine Zidane tiene en sus manos apostar de nuevo por el joven delantero, utilizándolo como enlace entre el medio campo y la delantera. Sea como sea, saliendo de titular o desde el banquillo, está claro que Asensio dará que hablar mañana.

 

Andrea Fausse

Andrea Fausse

Psicoanalista. Escribiendo, no molestar.
@Monodrops
Andrea Fausse

Latest posts by Andrea Fausse (see all)

Comments

comments