Una manita para seguir creyendo

Una manita para seguir creyendo

Un partido a vida o muerte entre dos equipos que se jugaban directamente sus opciones de seguir en primera división, los nervios entre los aficionados eran evidentes, eran las 21:00 y por entonces nadie hubiera apostado un duro a que pasara lo que pasó.

A pesar de ser una manita, no fue un partido en el que hubiera excesivas ocasiones, nuestra “licencia” para soñar empezaba a ser impresa cuando Success (capaz de lo todo lo bueno y todo lo malo) sacó a relucir su mejor versión, era el minuto veinticinco y Rubén mando una balón largo a Success el cual supo ganarlo a base de velocidad y potencia para acabar definiendo con la tranquilidad y seguridad que debió de tener el día del partido ante el Málaga.

A partir de aquí el Granada se hizo dueño del partido y las ocasiones empezaban a llegar, primero fue Rochina el que lo intentó con un chut lejano, justo diez minutos después de marcar Success llegó la acción del penalti que supuso el 2-0, las imágenes no dejan claro en ningún momento si hay intencionalidad por parte del jugador del Levante pero el arbitro lo pitó y El-Arabi lo marcó como tan bien sabe hacerlo. El partido estaba encarrilado en poco menos de media hora pero ayer el Granada no quería dejar dudas de quien era el que mandaba y siguió intentándolo para que pasados otros diez minutos en una jugada pícara de Success le robara la “cartera” a Lerma y en la que Rochina encontró el centro para rematarlo a puerta y poner el 3-0 en el marcador en una primera parte mágica para todo granadinista.

2016-04-22_192002

Como es habitual cuando tienes una renta tan grande, el equipo se echo atrás cediéndole al Levante la posesión del balón, de todos modos la sensación de peligro seguía vigente entre el equipo granota y parecía que en cualquier contra podría llegar la puntilla al encuentro, pero todo cambió cuando en una de esas contras Success y Peñaranda chocaron violentamente y Success tuvo que ser trasladado al hospital. Eso animó un poco más al Levante que en una buena acción de Rubén García puso el 3-1 a falta de ocho minutos, una pena ya que Andrés estaba haciendo un partido de notable alto y (aunque la renta era grande) los fantasmas de otros partidos empezaron a resurgir de sus cenizas, pero esos “fantasmas” tuvieron que volver debajo tierra cuando Orban cometió un inocente penalti por mano bastante claro que acabó ejecutado de excelente manera por El-Arabi, el cual, a parte de poner la tranquilidad en el marcador y en Los Cármenes, marcó su segundo gol, pero ayer El-Arabi tenía mucha hambre y no contento con un doblete decidió que era muy buena idea “comerse” a Mariño para volver a anotar gol y marcar su segundo hat-trick de su historia con el Granada.

El de ayer fue un partido muy necesario para una afición desgastada por el paso del tiempo y el mal de hacer de su equipo, una victoria que da muchas fuerzas para afrontar los dificilísimos últimos cuatro partidos en los que el Granada dependerá solo de el mismo para conseguir una salvación que se presta muy cara.

2016-04-22_192034

Francisco Garcia

Francisco Garcia

De Granada y Granadinista #SoyRojiblancoHorizontal #VamosMiGranada
Francisco Garcia

Latest posts by Francisco Garcia (see all)

Comments

comments