Perder para aprender!!!

Perder para aprender!!!

El Villarreal perdió en el Estadio de la Cerámica el duelo regional contra el Valencia (0-2). El conjunto de Fran Escribá no jugo como es habitual, y más cuando lo hace de local, y salio a verlas venir, y cuando quiso reaccionar ya iba por debajo en el marcador.

Antecedentes

El Villarreal llegaba a este partido descansado puesto que no había jugado entre semana, y sabiendo que el Valencia llegaba con la necesidad imperiosa de seguir sumando para comenzar a escalar puestos en la clasificación.

Como bien dijo Escriba en la rueda de prensa previa al encuentro, no se fiaba para nada de la clasificación de los de Mestalla. Seguramente ya sabía que con  Voro al Valencia iba a ser otro bien distinto al que era con Prandelli .

Los groguets aunque sin ganar en lo que llevamos de 2017, en liga no había perdido acumulando varios empates, no así en Copa del Rey donde sí que cayeron ante los donostiarras de la Real Sociedad.

Para este encuentro el técnico amarillo contaba con las bajas de Musacchio, y la de Soldado que continua en la fase final de su recuperación. A estas hay que añadir la de Cédric Bakambu que está disputando con su selección la Copa de África.

Análisis

Ya el comienzo de partido al que escribe no le gusto, puesto que desde los compases iniciales se veía que quien llevaba el ritmo y el tempo del encuentro era el Valencia, y el Villarreal se limitaba a verlas venir, demasiado atrás y sin presionar la salida de pelota de los hombres de Voro.

Los che tocaban con mucha comodidad la pelota en la línea de tres cuartos del Villarreal, que apenas conseguía hilvanar jugadas de dos o tres pases seguidos. La mejor prueba de que algo no funcionaba en el equipo de Escribá era que todos los rebotes, despejes y rechaces iban siempre a jugadores del Valencia.

A pesar de ese dominio del juego, la mejor ocasión para marcar la tuvo el Villarreal, cuando Pato demostró la calidad que atesora y desde la línea del área grande y un poco escorado a la derecha de la portería de Diego Alves, soltó un buen disparo que buscaba la escuadra izquierda de la portería valencianista, pero su disparo salió fuera por muy poco.

Pasada la media hora de juego y en una buena jugada por banda izquierda de los hombres de Voro, el balón centrado por Nani le llega a Carlos Soler que engancha de primeras un remate ante el que nada puede hacer Sergio Asenjo.

Eso fue un mazazo para los hombres de Escribá, pero que se podría decir que se veía venir, porque durante los minutos anteriores al gol los acercamientos a las inmediaciones del área de Asenjo eran constantes, no con peligro real, pero si con la sensación de que al mínimo despiste de la defensa amarilla el gol acabaría llegando como así fue.

Pero si ese gol hizo mucho daño a los groguets, lo peor estaba por llegar, cuando apenas siete minutos después, y en una jugada aparentemente sin peligro tras una cesión del balón de la defensa a Asenjo, este intenta regatear a Santi Mina que le roba el balón y acaba marcando el segundo para los valencianos. Un gol de llevo la desolación a los groguets que ayer abarrotaban el nuevo Estadio de la Cerámica, y que llevo la euforia a la grada con los aficionados che que ayer se desplazaron a Vil-real.

Ese segundo gol fue un mazazo muy muy duro para el submarino, y a pesar de que en la segunda parte salió decidido a cambiar las tornas y le puso otro ritmo y otra intensidad al encuentro, llegando a encerrar a los che en su área no lo consiguió, a pesar de disponer de buenas ocasiones para ello incluso un disparo al palo por parte de Pato.

La entrada de Santos Borré y sobre todo la de de Samu Castillejo en la segunda parte,  le dieron más verticalidad y velocidad al juego del submarino, cosa que se tendría que tener en cuenta para próximos encuentros.

En definitiva el Villarreal no fue el equipo que nos tiene acostumbrados, estuvo desconocido sobre todo en la primera mitad, dejando la iniciativa al equipo rival y jugando a la contra.

Yo soy de la opinión de que siempre hay que salir a llevar la iniciativa en el juego, marcar tú el ritmo y que sea el equipo rival el que corra detrás de ti, y más aún cuando juegas como local.

Una derrota para aprender!!! Esperemos que no se quede solo en palabras y tanto Escribá como los jugadores hayan aprendido de la derrota, y en encuentros venideros se vea un Villareral más ambiciosa y con hambre de gol. En definitiva el Villarreal que queremos todos los aficionados.

Sempre endavant Villarreal!!!

Imagen: http://www.villarrealcf.es

Comments

comments