Bastianini continúa su línea mundialista ascendete

Bastianini continúa su línea mundialista ascendete

El piloto italiano ha vuelto a demostrar este año que es una de las principales jóvenes promesas del motociclismo actual y, asimismo, la punta de lanza de toda una nueva generación de pilotos italianos que están poniendo “patas arriba” el mundial de Moto3.

Enea Bastianini terminó por alzarse con el subcampeonato de la categoría pequeña en esta temporada 2016, siendo el mejor de los “terrícolas” (Binder, campeón de la categoría, le sacó la ingente cantidad de 142 puntos en tan sólo 18 GGPP). Su año sigue la línea ascendente de resultados mundialistas trazada por el italiano desde su llegada a la máxima competición hace ahora 3 temporadas, concluyendo noveno, tercero y, en 2016, segundo.

Pero este subcampeonato se lo ganó a pulso, con lesiones y contratiempos que hicieron de su temporada un año un tanto irregular, si bien en el 66% de las pruebas finalizó dentro del top 10.

Caía la bandera a cuadros en la larga recta principal de Losail y “La Bestia” cruzaba quinto, quedándose a 6 décimas de Antonelli. Un buen comienzo, teniendo en cuenta lo apretada que es la categoría. Sin embargo, en Argentina solamente pudo ser 17º sobre el asfalto mojado de Termas de Río Hondo. Finalizó la gira americana quedando sexto en Austin, a 14 segundos de Fenati. Su inicio de campeonato dejaba bastante que desear, llegando a Europa más retrasado de lo que se esperaba.

Las primeras carreras no fueron todo lo buenas que se esperaban

Sin embargo, en las carreras del viejo continente no le fue mucho mejor. En Jerez terminó octavo, volviendo a quedarse a 14 segundos del ganador. Pero lo peor llegaría en Le Mans, donde se rompió la muñeca en los entrenamientos, perdiéndose la carrera. Estuvo listo para su carrera de casa, en Mugello, terminando 12º.

Sería en Cataluña donde volvería La Bestia, subiéndose al tercer cajón del podio por primera vez en la temporada. En Holanda se fue al suelo, viéndose obligado a retirarse, pero en Alemania y Austria, los dos siguientes GGPP, encadenó dos tercer puestos que lo volvían a meter en el campeonato. De los cuatro GGPP siguientes, Bastianini se subió al podio en dos de ellos (en Brno terminó cuarto y en Silverstone séptimo), sumando así un tercer y un segundo puesto a su casillero.

Su única victoria llegaría en el país del sol naciente, venciendo en Motegi por tan sólo 17 milésimas de ventaja sobre Binder. El desastre llegaría en Phillip Island, donde fue uno de los protagonistas de las estremecedoras caídas múltiples que se produjeron en las primeras vueltas de la prueba. Allí, Bastianini fue brutalmente arrollado por Jorge Navarro, quien no pudo hacer nada para evitar el accidente. Todo se saldó con un traumatismo que lo mantuvo alejado de la pista malaya, donde no pudo participar. En la última cita, en Valencia, el italiano finalizó cuarto, poniéndole broche final a la temporada y adjudicándose el subcameponato, con un total de 177 puntos.

Su única victoria de la temporada llegó en Japón

Este meritorio resultado final lo abala como uno de los pilotos con mayor proyección dentro de su generación (debemos recordar que en sólo 3 años en el mundial ya ha sido tercero y segundo) y lo postulan como principal candidato a alzarse con el título de Moto3 para el 2017. Además, cabe recordar que para el año que viene estará  en un equipo más  competitivo si cabe, dejando el Gresini Racing Team para ocupar el asiento que deja Jorge Navarro en el Estrella Galicia 0,0.

Veremos de lo que es capaz “La Bestia” el año que viene. Por ahora, en los test de pretemporada realizados en Jerez ha finalizado segundo y noveno. Hasta entonces, podéis seguir toda la actualidad en esta página y en nuestro twitter @f9motociclismo. ¡Saludos!

Antón Quintiá Ledo

Apasionado del motor, del ciclismo y del triatlón. Generación del 99. Me gustaría estudiar periodismo.

Comments

comments