Todos los caminos…llevan a Tarraco

Todos los caminos…llevan a Tarraco

Tarragona, ciudad romana por excelencia, espera con anhelo e impaciencia el 23 de agosto de 2015. Ese día es el señalado en el calendario para que su equipo, el Nàstic, regrese a la Liga Adelante, a esa categoría que perdió hace 3 temporadas y de la que hoy los habitantes de Tarraco volverán a disfrutar.

Un disfrute del que también tomarán parte los aficionados de cada uno de los equipos que visiten el Nou Estadi, que podrán contemplar y admirar la preciosa ciudad mediterránea, sus playas, su gastronomía, sus gentes y su entorno pasando un buen fin de semana con el colofón del partido de la jornada. Ya lo decían sus antepasados: ¡Ave, Tarraco!

Y es que, aunque muy lejos quede ya el alzamiento glorioso de la ciudad en el año 27 A.C, el espíritu de esa urbe sigue vivo en el corazón de su gente. Fue entonces cuando, atraído por su buena posición geográfica, su buen clima y sobretodo su puerto, el emperador romano César Augusto atracó en Tarraco donde, a lo largo del S.II D.C, construyó el Nou Estadi de entonces: El anfiteatro, uno de los más emblemáticos del Imperio, un espacio de ocio con capacidad para 15.000 personas donde se disputaban todo tipo de espectáculos (luchas entre gladiadores, luchas con animales, exhibiciones atléticas…).

Anfiteatro romano de Tarraco

Anfiteatro romano de Tarraco

Asemejando ambas épocas y ambos escenarios, para Tarraco el mar siempre ha sido el eje por el que gira la vida cuotidiana, una ciudad pegada y viviendo con el mar, no en vano, desde cualquier punto del Nou Estadi y del anfiteatro romano, girando la mirada hacia el este, siempre encontraremos un majestuoso Mar Mediterráneo, el eterno punto de encuentro y de conexión de los tarraconenses de todas las edades y épocas.

Como anécdota, en una visita en los años 90 de Don Vicente Cantatore a las instalaciones del Nàstic, pronunció ésta frase: “Privilegiados los que trabajáis en este club porque cada día podéis ver el mar desde vuestro lugar de trabajo”

Nou Estadi de Tarragona

Nou Estadi de Tarragona

Y los tarraconenses del S.XXI hemos vivido momentos inolvidables en el Nou Estadi, con ascensos a la división de plata y un ascenso a la 1ª División en el año 2006, un ascenso que permitió a la ciudad disfrutar de visitas ilustres de equipos de máximo nivel permaneciendo en el escaparate del futbol español durante una temporada. Posteriormente, diversos errores en la gestión del club llevaron al mismo a problemas económicos y finalmente, al descenso deportivo a 2ªB.

Estos 3 años en 2ªB han servido, principalmente, para recordar a los socios y aficionados del Nàstic, lo difícil que es salir de ella, en una primera temporada en que todo parecía que iba a ser fácil, no se pudo entrar en play-off, en la segunda temporada se consiguió entrar en play-off como 4º clasificado en Liga y quedando a las puertas del ascenso en el último partido, y ésta última temporada, con un proyecto con Vicente Moreno a la cabeza y un equipo muy competitivo, con mucha calidad y a su vez, con mucho trabajo, ha conseguido el campeonato en el Grupo 3 de la 2ªB y el ascenso por la vía rápida en la primera eliminatoria.

La ciudad está de fiesta, la ciudad está de celebración, todos saben lo fácil que es desaparecer del panorama futbolístico nacional y lo difícil que es volver a aparecer.

Afición celebrando el ascenso en la "Plaça de la Font"

Afición celebrando el ascenso en la “Plaça de la Font”

El Nàstic ha vuelto a aparecer, ésta vez, equipo, directiva, afición y ciudad con la lección aprendida: no volver a cometer los errores del pasado que nos llevaron al barro, a un barro en el que ya lucharon gladiadores a vida o muerte. Porque al final, el futbol y la vida siempre te dan segundas oportunidades. Vamos a aprovecharlas y a disfrutarlas.

Josep Ibáñez

Josep Ibáñez

Amante de la vida y del deporte. Nastiquero desde la cuna. @pepako81 en twitter
Josep Ibáñez

Latest posts by Josep Ibáñez (see all)

Comments

comments