Cantera o cartera

Cantera o cartera

En el fútbol mundial y, sobre todo en el europeo, la política de fichajes de un equipo determinado puede estar caracterizada por fichar a jugadores consagrados, por fichar a jóvenes promesas o incluso por crearlas ellos mismos. El eterno debate entre cantera y cartera se hizo popular con el Real Madrid y el Barcelona, pero hay muchos más ejemplos que vamos a tratar.

En el extremo de la “cartera” tenemos a los equipos llevados por empresarios o jeques, como el Manchester City, Chelsea o PSG. Estos equipos consiguen sus éxitos gracias a grandes fichajes que a menudo no se amortizan, como el caso de Shevchenko en el Chelsea. Otras veces, hay jugadores que se adaptan perfectamente a estos equipos y triunfan, como es el caso de Yaya Touré en el Manchester City. Los tres equipos eran conocidos a nivel europeo antes de su millonaria compra, pero no eran la élite que son ahora gracias a fichas millonarias y fichajes desorbitados.

city

El caso del Real Madrid es similar del Manchester City o Chelsea, ya que los tres están dirigidos por empresarios con grandes fortunas, pero a diferencia del resto, el Real Madrid tiene una historia mucho más gloriosa, además que el club blanco siempre ha tenido una gran cantera, como se demostró con la famosa “Quinta del Buitre”.

Grandes equipos como el Barcelona o el Ajax siempre han presumido de contar con unas escuelas juveniles prodigiosas que han aportado a sus clubs jóvenes jugadores de gran calidad. El Ajax de los 70, liderados por Johan Cruyff, fue el creador del fútbol total que, posteriormente, llegaría a la Selección Holandesa. El mismo Cruyff 20 años después fue entrenador del Barcelona y sacó a muchos jóvenes de la cantera, entre ellos cabe destacar a uno: Pep Guardiola. El de Sampedor, influido por su mentor, creyó en la cantera, haciendo que jugadores desconocidos como Busquets o Pedro fuesen reconocidos mundialmente. En 2010, el Balón de Oro, el de Plata y el de Bronce fueron para Messi, Iniesta y Xavi respectivamente, los tres eran jugadores de La Masía.

barsa

Con el paso del tiempo, el fútbol se ha ido “monetizando”, es decir, cada vez se busca más jóvenes promesas sudamericanas o jugadores ya consagrados en vez de echar mano de la cantera. El caso del Barcelona es una muestra de ello, ya que un club que siempre presumió de no gastar grandes cantidades de dinero en fichajes estelares se ha visto envuelto en polémica por el fichaje de Neymar, al que se le va a añadir el de Luis Suárez este verano, en total casi 200 millones de euros en dos jugadores. A este hecho se le suma la marcha de jóvenes promesas del filial azulgrana, como Thiago Alcántara al Bayern de Múnich.

No obstante, aún hay equipos que confían plenamente en su cantera, como es el caso del Ajax holandés, club que puede presumir de tener una de las canteras más prolíficas de Europa, habiendo dando a conocer a jugadores como Kluivert, Sneijder, Van der Vaart, Bergkamp, Van Basten, Davids, los hermanos De Boer, entre muchos otros. El caso más llamativo en nuestro país es el del Athletic Club de Bilbao, equipo que solo juega con jugadores nacionales, la mayoría de ellos de la cantera de Lezama. A pesar de la restricción que supone a la hora de hacer fichajes, el Athletic es el tercer club con más títulos de España y el segundo con más Copas nacionales, después del FC Barcelona. Estos modelos son admirados porque demuestran que no hace falta ser un club multimillonario y gastar cantidades desorbitadas en jugadores para hacer fútbol de calidad.

ajax

Equipos de ligas populares, como Sporting de Lisboa o West Ham United o de ligas del este, como Dinamo de Kiev, Dinamo de Zagreb o Estrella Roja de Belgrado también han destacado por su facilidad para crear jugadores, la mayoría de los cuales abandonan el club para irse a otro mayor pero dejando grandes cantidades para el club.

En conclusión, la aparición de grandes magnates en el fútbol ha llevado a que equipos modestos puedan acceder a la élite mundial, pero este hecho a veces es criticado porque crea una mayor desigualdad con respecto a equipos más pequeños. En los años 70 y 80 el fútbol era cantera, ya que los fichajes no abundaban tanto como ahora y en el caso de los españoles, en muy raros casos salían para jugar en el extranjero. Eso ha cambiado, ahora hay españoles en casi todos los países donde se rueda una pelota, pero esto a su vez desmerece la labor de la cantera, que es la de crear a un jugador desde la infancia y llevarlo a lo más alto en el seno de su club. Así que, elijan ustedes ¿cantera o cartera?

Comments

comments