El título de Liga se fue a Madrid

El título de Liga se fue a Madrid

5921f01260a75

Victoria sufrida del Barça ante la SD Eibar por 4-2 para poner el broche final a una Liga muy disputada, la cual tuvo que decidirse en esta última jornada entre Barcelona y Real Madrid. El cuadro culé no podía más que ganar y conseguir los tres puntos, a la espera de lo que hiciera su máximo rival. Si el Madrid cosechaba una derrota frente al Málaga, los de Luis Enrique se proclamarían campeones por el gol average y se alzarían así con un titulo liguero más que reñido. Pero finalmente, el conjunto blanco no falló y pese al triunfo de los culés, el cuadro merengue se proclamó campeón de su Liga número 33.

El choque arrancó con mucha motivación para ambos conjuntos, el Barça debía conseguir la victoria si quería mantener alguna esperanza de conseguir la Liga, mientras que el Eibar quería sacarse la espinita de aquel empate logrado por el Depor en el Camp Nou un par de temporadas atrás, hecho que provocó el descenso de los vascos. Pese a ello, finalmente el conjunto eibarrés se mantuvo en Primera a causa del descenso administrativo del Elche.

Tantos catalanes como vascos, tuvieron opciones en los primeros compases del encuentro, aunque ninguno llegó con peligro sobre la portería del otro y el partido era un continuo de idas y venidas. Pese a todo ello, fue el Eibar quien golpeó primero apenas cumplido el minuto 7, con el gol transformado por Inui, después de que ganara la espalda a Rakitic. Luis Suárez tuvo el empate en sus botas tan sólo un minuto más tarde, pero el charrúa falló inexplicablemente en una jugada en la que se quedó solo ante el guardameta armero.

Con el 0-1 en el electrónico, el Barcelona buscaba como fuera el tanto que volviera a meterle en el partido y también en la pugna desesperada por una Liga que cada vez estaba más cerca del Real Madrid, después de que los blancos se adelantaran en La Rosaleda en el minuto dos de juego. El cuadro azulgrana lo intentaba, pero el acierto no estaba de cara en estos primeros compases, aún así, las opciones se sucedían y poco a poco, se iba adueñando del partido.

Suárez en una de sus acciones frente a Arbilla.

Suárez en una de sus acciones frente a Arbilla.

Los minutos siguientes sólo fueron del Barça, las ocasiones eran cada vez más continuadas y se acompañaban de grandes detalles de calidad de jugadores como Messi o Neymar, ya únicamente faltaba hallar la precisión necesaria para colocar el esférico en el fondo de la portería armera. Sin pausa, pero sin prisas, los culés amasaban las jugadas a la espera del momento oportuno para poner las tablas, pero pese a que quedaba mucho partido por delante, los minutos corrían en su contra.

Rakitic tuvo el empate en sus botas ya en el último cuarto de la mitad, tras una buena jugada de Messi a pase de Sergi Roberto, y apenas dos minutos después, otro mano a mano de Suárez con Yoel, que de nuevo ganó el guardameta gallego. El Eibar tuvo el segundo de manera muy clara tras un despeje impreciso de Ter Stegen, que el delantero armero remató fuera de forma incompresible. Después de esta jugada, el marcador ya no se movió y con el 0-1 en contra, el Barcelona se retiró al vestuario con la idea de darle la vuelta a la tortilla en la segunda mitad y así finiquitar la Liga con un triunfo.

Superado el descanso, la segunda parte se reanudó de igual modo que la primera, con dos equipos al ataque, aunque con un Barça más arriesgado dado lo que había en juego. Andrés Iniesta tuvo pronto la primera ocasión después de un buena jugada, pero otra vez Yoel frustró las intenciones de los culés, con una excelente parada. Aún así, los de Luis Enrique insistían en lo que prácticamente era un asedio azulgrana sobre la portería rival en esos momentos. Messi la tuvo claramente tras un regalo de Suárez, pero el argentino falló el remate dejando a la vista que no era ni de lejos la mejor noche para el Barça.

Messi en la disputa de un balón ante el Eibar.

Messi en la disputa de un balón ante el Eibar.

La cosa aún se puso peor con el segundo tanto del Eibar, en la primera ocasión de peligro de que dispuso el conjunto eibarrés en estos últimos 45 minutos. No obstante, el Barça no había dicho la última palabra e insistió en ataque para sacar provecho de un rebote en el que Juncá terminó por meterse un gol en propia puerta. El cuadro azulgrana merecía ese premio por su actuación hasta el momento, donde la mala puntería le había castigado en demasía, y tras la jugada, el partido volvía a ponerse emocionante para al menos despedir la Liga con un triunfo ante la afición culé.

Un partido loco en el que Messi también falló un penalti sobre la media hora de juego y que habría supuesto el empate, pero una vez más Yoel, con una actuación inmejorable, logró despejar el esférico. Pero en el fútbol nunca está todo resuelto hasta el pitido final y tras un saque de esquina, Suárez puso la punta de la bota para lograr el 2-2. Ni dos minutos después, Neymar cayó dentro del área y Messi, esta vez sí, transformó la segunda pena máxima de la noche para culminar la remontada en el Camp Nou.

Ya en el descuento, Messi se sacó una jugadón de la chistera y marcó un golazo que puso el definitivo 4-2 en el marcador, un tanto que le sirvió al argentino para superar los 115 goles en Liga de Tito Vilanova con el Barcelona, pero que fue insuficiente para ganar un título liguero que finalmente ha terminado en manos del Real Madrid. Esta victoria ha supuesto concluir la temporada con una victoria de orgullo para los culés, así como una bonita despedida para Luis Enrique en su penúltimo partido al mando del equipo, a la espera de lo que acontezca en la final de Copa del próximo 27 de mayo.

Comments

comments