Lo que bien empieza…

Lo que bien empieza…

Un Barça dirigido por un Messi imparable destroza a un Betis (6-2) valiente e incapaz de detener el aluvión en ataque de los azulgranas. Abróchense los cinturones porque Messi sonríe.

Tras sufrir una terrible enfermedad de corazón, Son Goku, el gran héroe protagonista de la excelente serie de animación de Akira Toriyama (Dragon Ball) reconoce que debe superar la fuerza de los Superguerreros para vencer a sus rivales. Superar sus límites y que ese cabello rubio que aflora cuando Goku alcanza su máximo poder le otorgue un nivel de energía superior. Desconocemos si nuestro superguerrero culé es consciente de esta historia pero por coincidencia o causalidad su nivel de juego está desplegando nuevas armas desde que Messi se tiñó de rubio.

¿Es la explicación más lógica? Seguro que no. El problema es que Messi está empeñado en desafiar a todos los cronistas mundiales cada vez que pisa un terreno de juego. Su última víctima ha sido el primer rival de esta tercera temporada del Barça made in Lucho, el renovado Betis de Poyet. La osadía de jugar con 3 defensas fue el primer error de los béticos.

Leo Messi levantó su primer título como capitán. Imagen: fcbarcelona.cat

Leo Messi levantó su primer título como capitán. Imagen: fcbarcelona.cat

Olvídense de la colección de bajas en las filas culés. El Barça ha trabajado a consciencia durante estos meses de Sol de justicia para aliviar los sudores de la culerada y de Luis Enrique ante plantillas de 15 jugadores competitivos. El doblete de la pasada temporada no podía tapar la pobre planificación deportiva y la inexplicable desaparición competitiva del pasado curso final. Denis Suárez, Umtiti, Digne, André Gomes, Samper… El Barça ha pasado la escoba añadiendo nuevas fichas con el objetivo de luchar de nuevo por todo y de disponer siempre de un once capaz de competir ante todos.

Poco importó el golazo de falta de Rubén Castro con la colaboración del que en breve será (todo apunta a ello) ex-portero del FC Barcelona. Su gestualidad y complicidad con los compañeros hacen pensar que su sueldo será en libras citizen en pocas semanas. Messi despertó a todos del espejismo del 1-1 con un trallazo imposible para Adán por lo impensable de su potencia y colocación. Ahí comenzó a caerse el sistema defensivo de Poyet. En parte porque Messi aparecía haciendo de todo y por todo el campo como un cocodrilo en una laguna. Escudado por un Arda que ya ha marcado los mismos goles que en la temporada pasada y un Luis Suárez infatigable, sin la esencia de Messi pero con la contundencia de un tiburón blanco. Tras una exhibición de pases, el uruguayo marcó el tercero de la tarde tras asistencia de un Sergi Roberto asentado en el lateral derecho para desgracia de un Betis que ya miraba al suelo hincando ambas rodillas.

Suárez firma un hat trick ante el Betis. Imagen: www.levante-emv.com

Suárez firma un hat trick ante el Betis. Imagen: www.levante-emv.com

No dio cuartel el Barça tras el descanso porque Messi no quiso. El argentino asistió a Suárez en el cuarto que solo tuvo que empujar el balón y casi sin poder masticarlo, Messi hacía el quinto con tal rapidez que parecía una repetición por televisión. El Barça jugaba con una voracidad impropia de estas alturas de temporada. Nadie quería dejar de arropar a Messi. Si el mejor del mundo (discutirle el Balón de Oro de nuevo es una osadía) recupera balones, asiste, marca y dirige el juego el resto de jugadores no tienen más remedio que sacar las espadas e ir a la yugular del Betis.

No ha sido nada personal. El Barça ha apabullado a los sevillanos como el león que marca terreno. El Barça es el rey de esta competición durante los últimos años pero sabe que la corona no se mantiene sola. Hay que sudarla y sangrarla desde el primer minuto. Hoy empezaba todo. El Madrid no dará tregua, quieren ganar la Liga, quieren demostrar regularidad. Esa es la base de los equipos que marcan historia, la regularidad de un Barça que empieza la Liga como la acabó. Arrasando.

Alex Blanco

Alex Blanco

Redactor del FC Barcelona y amante del fútbol viviendo en Badalona y con el corazón dividido entre Brighton y New York. Me podéis seguir en @alexblancobdn
Alex Blanco

Latest posts by Alex Blanco (see all)

Comments

comments