La liga de Tenerife I, Tenerife II y la del penalti de Djukic

guardiola-aguardando-banquillo-uno-los-finales-las-ligas-tenerife-1331582580995El próximo domingo 21 de mayo se va a decidir el campeón de la Liga española. El Barça va a jugar en el Camp Nou ante el Eibar, pero si quiere proclamarse campeón por tercer año consecutivo va a tener que esperar que el Málaga, conjunto dirigido por el exmadridista Míchel, dé la campanada y gane a un Madrid que llega en el su mejor momento. Solamente un milagro de aquellos que son recordados en décadas permitiría que el conjunto catalán lograse alzarse con el título. Pero si ocurre esto no sería la primera vez.

La primera liga de Tenerife (1991/92)
El Real Madrid de Leo Beenhakker afrontaba la última jornada de Liga con un punto de ventaja sobre el Barça. Por aquel entonces, las victorias contabilizaban dos puntos y a los blancos les bastaba hacer su trabajo para ganar la Liga de la temporada 1991/92. El Barcelona se deshizo del Athletic en el Camp Nou con un doblete de Stoichkov pero, inicialmente, las noticias que llegaban desde las Islas Canarias no eran buenos. Al descanso, el Madrid ganaba 1-2 con goles de Hierro y Hagi. Sin embargo se produjo un giro de guión totalmente inesperado. En dos minutos consecutivos (77′ y 78′) el conjunto tinerfeño anotaba dos goles. El primero de Rocha en propia puerta y el segundo de Pier con la colaboración de Paco Buyo. Los aficionados culés seguían el partido a través de los transistores y en cada gol el Camp Nou estallaba de alegría, pero no fue hasta que finalizaron ambos partidos que se produjo la éxtasis final. Contra todo pronóstico el Barça de Cruyff se proclamaba campeón de liga, pocas semanas después de haber conquistado la primera Copa de Europa en Wembley.

La segunda liga de Tenerife (1992/93)
El calendario fue muy caprichoso. Se revivía la misma situación que la anterior temporada. El Madrid volvía a depender de sí mismo y el último partido también se disputaba en Tenerife. Los merengues creían haber aprendido la lección y los culés se aferraban a que se repitiese la misma historia. Y, efectivamente, así se produjo. El Barça ganó a otro conjunto vasco en el Camp Nou, esta ocasión fue la Real Sociedad, y Hristo Stoichkov marcaba el gol de la victoria. Tenerife, se confirmaba como la isla mágica para el Barça, porque los de Valdano (curiosamente, igual que Míchel, exjugador blanco) batían al favorito con dos goles de cabeza: uno de Dertycia y otro de Chano. El Barça era el club hegemónico en los noventa haciéndose con tres de las cuatro ligas.

La liga del penalti de Djukic (1993/94)
Esta vez en el escenario había un protagonista distinto: era el Deportivo de la Coruña. El conjunto gallego era quien dependía de él mismo para conseguir, por primera vez en su historia, el título de Liga. El Barça jugaba ante el Sevilla en el mismo estadio que, los dos años anteriores, había visto como se giraba la tortilla en el último instante. No obstante, el inicio no fue el más deseado por los azulgranas. En el descanso, el Barça perdía 1-2, pero los goles, en la segunda parte, de Stoichkov, Romario, Laudrup y Bakero certificaron la contudente victora del que sería el campeón de Liga. En la otra parte de la península, en A Coruña el marcador no se movía hasta que en los últimos minutos del partido el árbitro señaló un penalti favorable al Deportivo. Djukic fue el encargado de lanzarlo, pero el portero del Valencia, González, lo atajó. El Dream Team de Johan Cruyff conseguía la liga 1993/94, su cuarta liga consecutiva. Tres de ellas de forma agónica, en último instante.

Por muy difícil que parezca, aún hay la mínima posibilidad de que el Barcelona conquiste su vigésima quinta liga. Así, lo corrobora la historia y, en esta campaña, ya hemos visto que en el mundo del fútbol no hay que dar absolutamente nada por imposible.

Comments

comments