La intensa historia de David Rocha

La intensa historia de David Rocha

Efímero: adjetivo, “Que dura poco tiempo o es pasajero”

En términos globales ésta es la palabra que mejor se adapta y que mejor podría describir el mundo del fútbol profesional, me vienen a la cabeza numerosos casos en los que podríamos usar este adjetivo para describir alguna vivencia futbolística con referencia a un club o de algún jugador pero el caso que hoy nos ocupa y en el cual merece la pena profundizar es el de David Mateos Rocha, conocido futbolísticamente como David Rocha,
éste jugador extremeño nacido en Cáceres hace 31 años, recaló en las filas del Nàstic de Tarragona en verano de 2013 con el objetivo de ayudar al equipo tarraconense en su anhelado objetivo del ascenso a la Liga Adelante.

Rocha en su presentación con el Nàstic

Rocha en su presentación con el Nàstic

Dicho ascenso no pudo ser en la primera temporada, a pesar de que hasta el último minuto de la final del play-off hubo posibilidades, pero sí que se consiguió en la siguiente campaña, siendo Rocha uno de los jugadores más destacados de la temporada, con una guinda perfecta marcando en la final del Play-off ante el Huesca.

Celebración del gol ante el Huesca en playoff

Celebración del gol ante el Huesca en playoff

En sólo dos temporadas y media, David Rocha se convirtió en un estandarte del Nàstic, un buque insignia del club y un jugador del que la afición siempre se ha sentido orgullosa de él y sobretodo orgullosa de que haya vestido la elástica grana durante 99 partidos. Casi un centenar de partidos en los que ha llegado a ser capitán por méritos propios siendo un líder dentro y fuera del terreno de juego, sin duda Rocha ha dejado huella en Tarragona.

Por todo lo que ha sido Rocha en Tarragona, la noticia de su adiós sorprendió a unos socios y aficionados tarraconenses a los que hasta ese momento les costaba imaginar un once sin la presencia de ese jugador que le imprimía carácter al equipo, le daba equilibrio y era capaz de abarcar mucho terreno teniendo presencia en defensa y peligro en ataque, un centrocampista total, de esos que cualquier entrenador quiere para su equipo.

david rocha.jpg

Y volvemos al principio: Efímero. En sólo dos años y medio David se ha ganado el respeto, el cariño, la admiración y los mejores deseos de futuro de un club en el que siempre será bien recibido y de una ciudad que siempre será su casa, dos años y medio que han pasado como un relámpago, y repasando lo que hemos vivido entendemos porqué han pasado tan rápido: Ligas regulares con la presión del ascenso y sobretodo la adrenalina del Play-off.

Sin duda, dos años y medio muy difíciles de olvidar, y para terminar, una despedida y una salida a la altura de lo que ha sido su etapa como jugador del Nàstic. Pero como diría Luis Aragonés: “esto es futbol señores”, y David emigró a EEUU en busca de nuevos retos personales y profesionales y el Nàstic tuvo que buscarle sustituto.

Rocha con Andreu en la rueda de prensa de despedida.

Rocha con Andreu en la rueda de prensa de despedida.

Lo curioso del caso, es que apenas un mes después de su marcha, la inmediatez en la que reside el mundo del fútbol ha hecho que de David Rocha quede un grato recuerdo y mucho cariño en Tarragona, pero con la “obligación” de mirar hacia adelante, y mucho ha ayudado a que el relevo en el centro del campo grana sea poco convulso el hecho que la secretaría técnica del Nàstic haya acertado de pleno en los fichajes invernales. Por el momento Levy Madinda y Aburjania están rindiendo a un nivel más que correcto y aunque la figura de David Rocha es insustituible, están consiguiendo minimizar su marcha con muy buenas actuaciones.

Aburjania en su presentación

Aburjania en su presentación

Definitivamente, existen infinidad de casos de idas y venidas en el mundo del fútbol, de jugadores que hoy defienden unos colores y mañana defienden otros por la causa que sea, pero si algo diferencia a un tipo de jugador de otro, sin lugar a dudas, es el respeto, una palabra muy fácil de nombrar pero al alcance de muy pocos poderla cumplir, respeto principalmente a su propia profesión, respeto hacia los aficionados, que a la postre, son los que le dan vida a este deporte, además de su buen hacer dentro del terreno de juego y cómo se integra en el club y en una ciudad hasta el momento desconocida para él y su familia.

rocha6

Después de “sólo” dos años y medio, 99 partidos a sus espaldas y haber celebrado 16 dianas con el Nàstic, 16 Rochazos, solo podemos desearle lo mejor en el aspecto profesional y personal en su etapa en Houston.

Josep Ibáñez

Josep Ibáñez

Amante de la vida y del deporte. Nastiquero desde la cuna. @pepako81 en twitter
Josep Ibáñez

Latest posts by Josep Ibáñez (see all)

Comments

comments