Benfica y Atleti, casi un lustro de trasvase

Benfica y Atleti, casi un lustro de trasvase

La llegada de Nicolás Gaitán al Atlético de Madrid ya es un hecho, así confirmaron hace un par de días tanto el club rojiblanco como la entidad lisboeta del Benfica, club en el que pasó sus 6 últimos años tras aterrizar en Europa desde Boca Juniors. Con este fichaje, la cartera entre encarnados y colchoneros suma un nuevo jugador que cambia una camiseta por otra, algo que se ha convertido en una costumbre veraniega.

tumblr_noeutv4kE51tg8x57o2_500Aunque Simão fue el primero en abrir la veda, en 2007, y Reyes se fuera cedido al Benfica en 2009, fue a partir de 2012 cuando las relaciones entre ambos clubes creció exponencialmente.

El primer fichaje lisboeta fue el “Toto” Salvio, quien emigró Tajo abajo desde el Manzanares, y en el verano de 2013 sería Silvio, que había llegado un año antes desde Braga, quien se marchaba cedido a las Águilas tras un efímero paso, también en forma de cesión, en el Deportivo de la Coruña.1342106213_0

El mercado de 2014 fue movido entre benfiquistas y atléticos. El fichaje más sonado entre ambos clubes fue el de Jan Oblak, que aunque en aquel momento no tuvo la repercusión que se presuponía, el meta esloveno ha resultado ser el mejor producto extraído de Da Luz. Con él llegaba también Guilherme Siqueira, que tras despuntar en el Granada, había cuajado una gran campaña con la camiseta encarnada. Este fichaje no se hizo directamente con el Benfica, puesto que el jugador seguía perteneciendo al club nazarí. Además, Pizzi se marchaba al club lisboeta tras pasar por Depor y Espanyol sin pena ni gloria.

jan-oblak-portero-benficaEl verano pasado también tuvo negociaciones atlético-benfiquistas. Sería a través de la cesión de Raúl Jiménez, que tras llegar al Atleti desde el América de México, fracasó estrepitosamente en el Vicente Calderón, donde sólo anotó un gol en toda la campaña. La cesión se acabaría convirtiendo en una compra absoluta, aunque el Atleti se guardó una opción de recompra por dos temporadas.

Ahora llega Nico Gaitán, con cartel de gran fichaje. Un jugador consolidado, pretendido en la casa rojiblanca desde hacía un par de años, ya que es muy del gusto de Simeone. Se espera que cuaje y se convierta en pieza clave del nuevo proyecto atlético.

En cuanto a las cifras, el Atlético ha desembolsado 31 millones de euros, repartidos en 16 por Oblak y 25 por Gaitán. Por su parte, el Benfica ha dejado en las arcas del Manzanares un montante cercano a los 36 millones de euros. 14 por Pizzi, que se repartieron en dos pagas de 6 y 8 millones, 10 por Salvio y 12 por Jiménez, en dos plazos de 3 y 9 millones.

Comments

comments