Cómo entender el calendario del fútbol brasilero

Sin duda que para una gran mayoría, entender el fútbol brasilero, su calendario y sus competiciones es un tanto complicado. A diferencia del calendario europeo (de agosto a mayo), el Torneo Argentino (dos por semestre) o el mexicano (con playoffs), el fútbol brasilero recién parte en mayo.

Sí, cuando la mayoría de los grandes torneos del mundo (entiéndase Liga BBVA, Premier League, Calcio italiano o Bundesliga) están terminando, el fútbol grande de Brasil recién comienza. El sistema piramidal es claro, y en la versión 2014 se encuentra de la siguiente forma:

Serie A del Campeonato Brasilero

20 equipos participantes, se juegan dos ruedas todos contra todos, los cuatro primeros clasifican para la Copa Libertadores 2015 y los cuatro últimos descienden.

NeiltonSerie B del Campeonato Brasilero

20 equipos participantes, juegan dos ruedas todos contra todos, lo cuatro primeros ascienden y los cuatro últimos descienden.

Serie C del Campeonato Brasilero

20 equipos participantes, se dividen en dos grupos de 10 elencos cada uno, en donde se juegan partidos de ida y vuelta completando 18 partidos. Los cuatro primeros de cada grupo clasifican a cuartos de final. El ascenso lo ganan los cuatro semifinalistas y los dos últimos de cada zona descienden.

Serie D del Campeonato Brasilero

Tendrá 41 equipos participantes, los que se dividirán en 8 grupos (en algunos habrá 6 equipos y en otros 5). Tras jugar partidos de ida y vuelta, por cada grupo clasificarán los dos primeros a los octavos de final. Esa fase y todas las siguientes, se jugarán a partidos de ida y vuelta, ascendiendo los cuatro equipos semifinalistas. ¿Desciende alguien? Técnicamente no, puesto que no hay Serie E, pero los 37 equipos que no consiguieron quedar entre los cuatro mejores, lisa y llanamente desaparecen de la serie.

 ¿Cómo entender esto?

Pues bien, llega diciembre y estas cuatro ligas concluyen. De ahí en más, los jugadores viven un periodo de vacaciones muy reducido, ya que en la segunda o tercera semana de enero comienzan los tradicionales campeonatos estaduales.

maracanaAhí, cada estado del país organiza mediante su propia federación de fútbol un campeonato que solo reúne a las escuadras de la zona: en Sao Paulo se organiza el Campeonato Paulista, en Río de Janeiro el Campeonato Carioca, en Minas Gerais el Campeonato Mineiro y en Río Grande do Sul el Campeonato Gaúcho, entre otros, pero siendo estos cuatro los más importantes.

A partir de ahí, los clubes que no jugarán el presente año en la Serie A, B o C, y que tampoco es uno de los cuatro equipos que descienden a la Serie D (que son los únicos que están clasificados de antemano), se juegan sus cartas para clasificar a la que corresponde a la cuarta división del fútbol brasilero.

El sistema para rellenar los cupos en la Serie D es mediante la clasificación por estado. En una suerte de “Coeficiente de la UEFA”, la Confederación Brasilera de Fútbol (CBF) otorga cupos por estado: Minas Gerais y Sao Paulo pueden clasificar a tres equipos, Río de Janeiro, Río Grande do Sul, Bahía, Pernambuco, Paraná y Santa Catarina (entre otros), cuentan con dos vacantes cada uno.

El mejor ejemplo es el Ituano Futebol Clube: en 2008 cayó de la Serie C a la D y en 2009 no pudo volver a ascender, por lo que no calificó para alguna competencia de la CBF. Entre 2010 y 2013 nunca pudo volver a clasificar, pero todo cambió este 2014: el Campeonato Paulista tuvo un sistema de campeonato que le permitió clasificar en su grupo a costas del poderoso Corinthians y en los playoffs, venció a Palmeiras en semifinales y en la gran final, venció en el Pacaembú al Santos por penales. Siendo campeón del torneo estatal, Ituano se ganó su lugar en el a Serie D 2014.

A su vez, los torneos estaduales también sirven para clasificar a la Copa Brasil, que tampoco se parece en lo absoluto a la Copa del Rey, la Coppa Italia o la FA Cup. En la copa local, el sistema de clasificación es así (por lo menos desde hace dos años): inicialmente comienzan jugando aquellos equipos que se clasifican por el torneo estadual (según el Ránking de la CBF se van dando cupos a cada estado). Para evitar que grandes equipos queden fuera, se suman los 10 equipos con mejor posición en el Ránking de la CBF que no hayan clasificado y en octavos de final aparecen aquellos equipos que representan al país en la Copa Libertadores de América.

Fluminense-x-FlamengoSe van jugando partidos de ida y vuelta hasta que se compone un cuadro de 16 equipos. Una de las reglas más curiosas de esta copa es que si el elenco local gana por dos goles de diferencia (o más) en la ida, clasifica automáticamente y no se juega la revancha.

El campeón de la Copa Brasil accede directamente a la fase de grupos de la Copa Libertadores de América y, por consiguiente, a los octavos de final de la próxima copa local.

Volviendo a los torneos estaduales, aquellos equipos que no participan de los torneos oficiales de la Confederación Brasilera (léase, Serie A, B, C, D o Copa Brasil), juegan la segunda parte del año por el honor en copas estaduales para tener a sus jugadores activos (los equipos grande suelen utilizar equipos sub-23, juveniles o alternativos) y es acaso uno de los mayores detonantes de la creación de Bom Senso, un movimiento liderado por los futbolistas, quienes no se cansaron de tener poco tiempo de descanso, de jugar cada tres días, de alcanzar hasta los 70 partidos por año y que por otro lado, existan equipos que participan la mayor parte del año en competencias intrascendentes.

Para finalizar, en el último tiempo tomaron importancia los torneos regionales (no confundir con estaduales), como es el caso de la Copa del Nordeste o la Copa Verde. La primera reúne a 16 equipos de Bahía, Pernambuco, Ceará, Paraíba, Río Grande do Norte, Alagoas y Sergipe; la segunda, la juegan elencos del Distrito Federal, el Amazonas, Río Grande do Norte, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Pará, Espíritu Santo, Acré, Rondónia, Tocantins, Amapá y Roraima, todos estados del centro-oeste, con excepción de Goiás.

La versión 2014 de la Copa del Nordeste la ganó el Sport Recife tras derrotar al Ceará Sporting Clube en la final y se clasificó a la Copa Sudamericana 2014. Por otro lado, el Brasilia FC obtuvo la Copa Verde 2014 tras vencer por definición a penales al Paysandú, con lo que fue el primer clasificado para la Copa Sudamericana 2015, siendo el primer elenco del Distrito Federal en clasificarse para un torneo organizado por la Conmebol.

Comments

comments