Bakagol: dos para tres

Bakagol: dos para tres

Victoria del Villarreal frente al Girona (1-2) en el partido correspondiente a la octava jornada de la liga Santander disputado en el Estadi de Montilivi. Los groguets en líneas generales cuajaron un buen partido con un muy buen primer tramo de partido, en el que estuvo especialmente inspirado el franco-congoleño Bakambu anotando dos goles.

Antecedentes

El submarino afrontaba el encuentro después del parón liguero por los compromisos internacionales, con el objetivo de seguir en la senda de la victoria y el buen juego exhibido en el último partido contra el Éibar. El parón le ha servido al nuevo técnico del conjunto groguet para que sus jugadores asimilasen bien sus conceptos y estilo de juego,

Se dice que cuando una cosa funciona no se debe de tocar, y eso fue lo que hizo Calleja en este su segunda partido en la competición doméstica, en la que repitió la táctica empleada un 4-4-2.

Nuevamente con el rombo en el medio del campo, donde actuaba de mediocentro defensivo Rodrigo, y de media punta Fornals, dejando las bandas para Castillejo y Trigueros. La principal novedad fue que jugase Sansone en el equipo titular en lugar de Bacca, tal vez queriendo aprovechar la velocidad el italiano para romper la posible defensa adelantada del Girona.

Análisis

A diferencia de lo que podía pasar con Fran Escribá, el equipo de Calleja desde el primer momento se vio que no iba a especular con el resultado, salió adelantando líneas y ejerciendo una fuerte presión en la salida de pelota del Girona, lo que le permitía robar la pelota en la zona defensiva de los locales.

Antes del primer gol de Bakambu, el submarino ya había avisado en un buen desmarque del franco-congoleño que se internó en el área para acabar centrando para Sansone, pero el delantero no llego por escasos centímetros.

El Villarreal se gustaba estaba cómodo en el terreno de juego y llevaba el peso y el tempo del partido, tocaba bien en el medio del campo y Trigueros y Fornals eran los dueños de esa parcela del campo

Fruto de eso llego la delicatesen de Trigueros, que se sacó de la chistera una extraordinaria asistencia para Bakambu que con el control de primeras se escapó de la defensa para internarse en el área y batir con clase la media salida de Gorka ajustando su disparo por bajo al palo izquierdo de la portería del meta.

Ese gol desconcertó al conjunto de Machín que a partir de ese momento se mostró nervioso, se fue en busca del empate dejando espacios en defensa que era aprovechados a las mil maravillas por los jugadores groguets,

Así fue como poco después Fornals volvió a aprovecharse de la fragilidad defensiva del Girona para filtrar un pase al hueco a Bakambu que se escabulló por velocidad y potencia de la defensa, y apenas entraba en el área un poco escorado, soltó un tremendo zapatazo que se coló a media altura por el palo del portero, batiendo a un Gorka que no acababa de entender lo que estaba pasando.

El Girona estaba noqueado por un Villarreal excelso, con un juego brillante que desarboló por completo en esos minutos al Girona ante la estupefacción de los asistentes a Montilivi.

El submarino siguió jugando igual a pesar del marcador, pero con el transcurrir de los minutos los de Machín empezaron a tener más posesión y control, y con ello se acercaron a las inmediaciones de la portería de Bonera y comenzaron a generar peligro.

Así a falta de cinco minutos para el descanso fue como Stuani a la salida de un córner batió la portería grogueta al rematar en el segundo palo un centro lateral.

Con en ese resultado se llegó al descanso, y en la segunda mitad el Girona salió volcado en busca del empate, y de hecho acoso la portería grogueta principalmente por las bandas, pero el Villarreal se fajo en la faceta defensiva para evitarlo.

El transcurso de los minutos favorecía los intereses del Villarreal, y no solo por el marcador, sino porque el ímpetu de los locales iba bajando y con ello crecían las posibilidades del submarino que es este tiempo se dedicó a estar bien pertrechado en defensa para robar y salir a la contra.

Dispuso el equipo de Calleja de alguna oportunidad para ampliar el marcador como una ocasión de Bacca que cogió un rechace en el área y disparó pero se topó con Gorka.

De ahí al final del encuentro, el partido fue un querer y no poder por parte del Girona, con un Villarreal excesivamente atrás que le concedía al equipo de Machín la pelota y el campo, y se dedicó a contener las acometidas del Girona que si bien no generaba ocasiones muy clara, generaba peligro al merodear contantemente las inmediaciones del área de Barbosa.

Ya en el descuento, quien tuvo la ocasión de cerrar definitivamente el partido fue Roberto Soriano, que estrello una pelota en el palo cuando se cantaba el gol.

Al final el Villarreal logró una importantísima victoria que le coloca a dos puntos de los puestos europeos, y le permiten seguir creciendo a las órdenes del Javi Calleja, que le ha cambiado la cara al equipo, con un juego más alegre y vertical, donde el gran beneficiado del mismo ha sido Bakambu con siete dianas, demostrando que está en un gran momento de forma.

Sempre endavant Villarreal!!!

Imagen: http://www.lfp.es

Comments

comments