• Home »
  • ANÁLISIS »
  • Analizando el próximo rival. RCD Espanyol: A revertir la historia de Barcelona

Analizando el próximo rival. RCD Espanyol: A revertir la historia de Barcelona

Analizando el próximo rival. RCD Espanyol: A revertir la historia de Barcelona

FC Barcelona y RCD Espanyol se verán las caras este domingo en el Camp Nou, en uno de los derbis que se podría definir como de los más interesantes de estos últimos años. El conjunto azulgrana necesita ganar sí o sí para poder tener opciones al campeonato liguero y no perder la estela del líder, el Real Madrid. Por otro lado, si el conjunto blanquiazul quiere seguir en línea ascendente y dar el miedo a los que luchan para las posiciones europeas, una victoria en feudo hostil es más que importante. Tres puntos que para un lado u otro generan especial importancia.

El proyecto liderado por Quique Sánchez Flores está dando sus frutos. La entidad perica quiso, desde un primer momento, poner la primera piedra para dar al Espanyol el billete a Europa. Es un equipo con alma, con carácter y que planta cara a todo el rival que se pone por delante. Llegan extra-motivados a este encuentro tras empatar ante Atlético de Madrid y haber ganado al Sporting de Gijón. Y contra el eterno rival de la ciudad querrán hacer, como mínimo, lo mismo.

Contención en defensa y rapidez en ataque

El equipo que entrena el técnico madrileño se podría considerar como un equipo que se forja desde la defensa. Es el punto más fuerte del Espanyol. En portería tienen a Diego López, que ha superado el récord de imbatibilidad de Kameni. Además de tener una línea defensiva muy correosa, el portero perico está pasando por un gran estado de forma, y de bien seguro que Quique confiará en él para el derbi.

Normalmente juegan con un 4-4-2, con varios movimientos en la medular. No es la primera vez que se ve, por razones de jugadores que se han lesionado, a Víctor Sánchez como lateral zurdo, con Pape Diop y Marc Roca formando un doble pivote. A Quique Sánchez Flores le gustan las medulares fuertes. Con dobles pivotes y dos interiores en busca de las jugadas por banda, para tener más velocidad a la hora de llegar al área contraria.

Duelo de calidad en la portería

Este derbi no sólo está marcado por la calidad que atesoran en las botas de futbolistas como Piqué, Jurado, Iniesta o Javi Fuego, entre otros. Para los delanteros, esta jornada estará marcada por dos porterías muy difíciles de batir. En un lado está el portero del conjunto local. El joven Marc-André Ter Stegen quiso hacerse esta temporada con la titularidad. Tras verse el alemán relegado a un segundo plano con el indiscutible Claudio Bravo, esta campaña está demostrando que puede ser el portero fijo para la campaña doméstica. Con tan sólo 15 tantos, deja al Barça como segundo equipo menos goleado.

Por otro lado está Diego López. El ex-cancerbero del Real Madrid fue fichado este verano por petición expresa de Sánchez Flores. Quería tener a un portero que se conociese de buena mano la Liga española, y que mejor que el madrileño, en el que ha pasado toda su carrera en España (excepto cuando se fue a Milán).

Está pasando por un gran momento de fútbol, y a nivel personal disfrutando como pocas veces desde que fichó por el RCD Espanyol. El conjunto de la ciudad de Barcelona es el sexto equipo menos imbatido a día de hoy con 18 goles, igualado con Athletic Club y a tan sólo un tanto por encima del Alavés, quinta entidad menos goleada de La Liga. Números que dan a pensar que el próximo domingo se verá un duelo de muy buenos porteros.

Duelo inédito en los banquillos

Otro factor más en el derbi es el duelo que se vivirá en los banquillos, que no deja de ser inédito. Será la primera vez que tanto el técnico asturiano como el madrileño se verán las caras en los banquillos. Sólo coincidieron cuando fueron jugadores del Real Madrid en el que sí compartieron vestuario. Son dos entrenadores muy parecidos en cuanto a personalidad: buscan la velocidad y, a pesar de que no tiene Quique ese poderío de tocar tanto el balón, sí que busca que los jugadores disfruten del esférico cuando lo poseen sus pupilos.

A pesar de que sea esta la primera vez que coinciden detrás del tapete, seguro que brindarán al público un derbi muy bonito y muy bueno para analizar. El Espanyol no quiere perder el gran momento de forma. Es el tercer mejor equipo visitante, y eso es un factor que parte con ventaja Quique. Aunque no lo tendrá nada fácil: visitará al segundo equipo menos goleado en casa. Sin duda, es un derbi para no perdérselo.

Comments

comments