Maxi Rodriguez, el capitán con el que volvió Europa

Maxi Rodriguez, el capitán con el que volvió Europa

Portar el brazalete de capitán del Atlético de Madrid nunca es fácil, y más si antes de llevarlo tú, lo ha llevado toda una institución en el club como Fernando Torres. Cuando el niño abandonó el Atlético de Madrid el club debía elegir un nuevo capitán, un jugador que tuviese garra, fuerza, coraje y corazón. Un jugador que fuese una fiera, ese fue Maximiliano Rodriguez.

Criado en la cantera de Newell´s Old Boys, Maxi llegó a la ribera del Manzanares en la temporada 2005-2006 procedente del Espanyol dónde consiguió unas cifras goleadoras sobresalientes.

El Atlético quería dejar atrás una época oscura del club y lanzarse a la conquista de títulos y encontró en Maxi un buen pilar para cimentar un futuro que esperaba que fuese fructífero. En su primera temporada en el club colchonero, anotó 11 goles en toda la temporada, una cifra muy buena para lo que en aquel momento era el club. Solo fue superado por Fernando Torres.

La temporada siguiente fue sin duda una temporada de infausto recuerdo para el argentino, Maxi se lesionó el ligamento cruzado anterior durante un amistoso España – Argentina en la Condomina, una lesión que solo le permitió disputar 10 partidos en aquella temporada. Pese a jugar solo diez partidos, anotó gol en seis de ellos, cifras realmente buenas, el apodo de “fiera” le viene que ni pintado.

El siguiente curso fue clave para el extremo, con la marcha de Fernando Torres al Liverpool, en el vestuario se decidió que asumiese la capitanía del equipo, una capitanía basada en el esfuerzo y sacrificio que tuvo que realizar para superar su lesión. en treinta y ocho partidos logró ocho goles, cifras parecidas a las de su siguiente año donde anotó un gol más. Maxi hacia las delicias del Calderón, el publico estaba entregado al argentino. El escudo lo tenía grabado en el corazón.

En el mercado de invierno de la temporada 2009 Maxi dejaba el club. Nacía una leyenda en el Manzanares, un futbolista distinto. Un jugador que llegó al club sin apenas conocerlo y que se marchó enamorado de él. El 13 de enero Maxi oficiaba una rueda de prensa en el Calderón donde decía adiós a la afición y a la prensa. Dejaba atrás 145 partidos, 42 goles y un amor, el Atlético de Madrid. Maxi devolvió al equipo a los puestos altos de la tabla, disputó la Champions pero se fue con una espina, no ganar ningún título.

Tras el Atleti, Maxi firmó por el Liverpool. En sus dos primeras temporadas consiguió once goles en 52 partidos. Un jugador del gusto de la grada de Anfield. Consiguió una Copa de la Liga para los reds, “jugar en Inglaterra era un sueño”dijo en su presentación.

En la temporada 2012-2013, puso rumbo al club de su vida, Newell´s tras jugar muy pocos partidos en su última campaña en el Liverpool. Hasta el momento lleva 39 goles en los 110 partidos que ha jugado desde su regreso. Cifras de goleador nato, los viejos rockero nunca mueren.

Un jugador que fue icono del club al que amamos, icono de una generación, ¿recuerdan el 4-2 y 4-3 al Barça? Maxi formaba parte de ese equipo, es más, lo capitaneaba, dirigía la nave. Maxi, devolvió al equipo a Europa portando el brazalete. Un amor hacia unos colores. Gracias CAPITÁN.

Adrián Lez

Estudiante de periodismo en la URJC, puedes seguirme en mi twitter: @adrilez1195

Latest posts by Adrián Lez (see all)

Comments

comments