¡Vettel ha vuelto, Ferrari ha vuelto!

¡Vettel ha vuelto, Ferrari ha vuelto!

Parece ser que esta temporada no va a ser un paseo para Mercedes, como lo fue las tres temporadas anteriores. Ferrari vuelve a ganar un Gran Premio, en parte gracias a la pésima estrategia de Mercedes, que ve como, a la mínima que otro coche le planta cara, no saben controlar una carrera.

Salida del Gran Premio

Salida del Gran Premio

Llegamos a Baréin solo una semana después del Gran Premio de China, y la sorpresa nos la llevamos viendo a Bottas en POLE, quitando el récord que mantenía Hamilton de POLES consecutivas. Pero ya desde la primera vuelta se veía como el alemán de Ferrari, Sebastian Vettel, iba a ponerle difícil la que podría haber sido su primera victoria.

La salida, sin mayores consecuencias que la pérdida de la segunda posición de Hamilton a manos de Vettel -en parte por salir por la zona sucia, en parte porque Hamilton no nos tiene acostumbrado a salir bien que digamos-. Además, Vandoorne no pudo ni empezar la carrera, ya que un enésimo problema en su motor Honda lo dejaba sin opciones de formar en parrilla. Las primeras vueltas se sucedieron sin más acción que la de Vettel intentando robar a Bottas el liderato, cosa que el finés aguantó, hasta su primera parada. Esta parada se produjo cuando salió a pista el Safety Car cuando Verstappen, por un lado, golpeó el muro al romper los frenos, y por otro lado Stroll y Sainz tuvieron un accidente en la primera curva. En este momento, Vettel se hizo con el liderato, pues había parado momentos antes, y Mercedes de nuevo fallaron estratégicamente – llámenlo mala suerte, llámenlo X -. Además de este fallo estratégico, Hamilton sufriría una penalización por ir demasiado despacio en boxes, penalización que cumpliría en su siguiente pit stop, añadiendo cinco segundos a su tiempo de parada.

Alonso abandonando de nuevo

Alonso abandonando de nuevo

Con la salida del SC, Bottas intentó meter el morro a Vettel, pero ni por asomo pudo con el tetracampeón del mundo. Bottas, que seguía reportando problemas en sus neumáticos, no hizo más que desinflarse y taponar la carrera de su compañero Hamilton. El inglés realizó una parada tardía para poder aprovechar los neumáticos blandos y poder alcanzar al alemán, cosa que no se produjo.

Así pues Ferrari vuelve a poner una bandera en Maranello y Vettel mantiene el liderato del campeonato de pilotos, con una ventaja de 10 puntos sobre Hamilton. Bottas entró en tercera posición. Por nuestro lado, Fernando Alonso tuvo que retirarse por un problema de motor -ya poco nos sorprende-, y Sainz, como ya comentamos antes, abandonó en un lance de carrera con el canadiense Stroll.

Dejamos el continente asiático para ir de nuevo a Europa, próximo Gran Premio en Rusia.

Javier Nieto

Apasionado de la Fórmula 1 y los coches en general. Cádiz.

Latest posts by Javier Nieto (see all)

Comments

comments