Diez minutos de la tormenta Barça

Diez minutos de la tormenta Barça

Al FC Barcelona le basta con un arreón de juego para golear al Deportivo (4-0). Gran tarde de Rafinha. Messi reapareció con gol. Neymar deslumbró. Alcácer gafado. Aleix Vidal de nuevo en la gradería.

Tras el parón FIFA, que es como una pausa publicitaria para una buena película, tocaba recibir al molesto Dépor en el Camp Nou. Dos visitas seguidas sin conocer la derrota en Liga de los gallegos y una serie de lesiones importantes obligaban a Luis Enrique a poner los cinco sentidos en el choque. La gran decisión era a quién vestir como lateral derecho por la lesión de Sergi Roberto.

La ausencia de Aleix Vidal en un partido cuya participación parecía segura, significa oficiosamente el final de su época en el Barça de Luis Enrique. Cuando se opta por modificar el sistema como si Vidal no existiera ya no hay vuelta atrás. Y es que para Luis Enrique eso de “no es no” sí que va a misa. Estigmas de vestuario aparte, el Barça dispuso defensa de tres (Mascherano, Piqué y Mathieu) aunque Digne acabó siendo lateral izquierdo de oficio. Tampoco se vistieron de inicio Iniesta y Messi. La sombra del partido ante el City de Guardiola es alargada.

Garitano ordenaba presión sobre la salida de balón sobre Mathieu o Digne pero sin malabarismos de kamikaze. Neymar encontraba el larguero antes de los 10 minutos de partido dando una colleja a un Dépor que no tomó nota. No hubo segundo aviso. Rafinha que acumula estrellas de mérito en partidos incómodos pero no de lustre abrió el marcador tras robo en la salida del Dépor. A Lux por su parte también le temblaron las piernas ante el chute el brasileño.

Bajó algo las revoluciones el Barça y el Dépor buscó tener la suya arriba, pero más allá de un par de errores en salida no pudo rascar nada el equipo gallego. El Barça igualó la intensidad deportivista con un medio de campo de batalla y sudores. Sin filigranas ni fluidez en el juego, pero escaldado por la historia reciente en Liga, el Barça se fue a por el segundo. Y el Barça se desató.

De nuevo Rafinha, tras centro obús medido de Neymar, ponía el segundo en el marcador. Aunque sería Suárez, con un movimiento de delantero de raza tras asistencia de nuevo de Neymar, el que daría el descanso para mirar el móvil en la segunda parte. El palo le negó el doblete dos minutos después. Y un tiro de falta que lamió el palo de Lux completaron una avalancha de ocasiones del Barça. Fueron diez minutos de tormenta culé que condenaron al Dépor.

Lejos de bajar las pulsaciones, el Barça apretó más al Depor y a los 10 minutos ingresaba el dios de platino en el campo. Los 84.000 espectadores ovacionaron al diez argentino para dar merecido descanso a Busquets. Era el segundo cambio tras la sustitución de Alcácer por el killer Suárez. Tardó dos toques de balón Messi en marcar tras asistencia fabulosa de Neymar (una más). Dos toques. Una locura. Ya era misión imposible para el Dépor.

El descosido que Neymar ocasionó a la defensa deportivista se saldó con una roja a Laure tras codazo que se vio desde el palo de la bandera.  Con superioridad numérica y en el marcador el Barça jugó a placer y quedó el partido para cumplir otras misiones secundarias. Para nosotros disfrutar de Messi, para Luis Enrique las rotaciones (entró Denis) y que Alcácer viera puerta. Pero hasta en tres ocasiones erró el gol. El destino lo guarda para otras batallas. Quizás para la próxima, contra el City de Guardiola este miércoles.

Alex Blanco

Alex Blanco

Redactor del FC Barcelona y amante del fútbol viviendo en Badalona y con el corazón dividido entre Brighton y New York. Me podéis seguir en @alexblancobdn
Alex Blanco

Latest posts by Alex Blanco (see all)

Comments

comments