IBAI, DE LA PARADA DE SANTUTXU A LA DE SAN MAMÉS

Hace dos días, el Athletic Club hacía oficial la renovación por tres temporadas de Ibai Gómez, que en su anterior renovación había sido acordada su extensión en Bilbao hasta 2014. La carrera del joven bilbaíno pegó un vuelco gigantesco con una llamada de Sestao. En este artículo, aprovechando la larga renovación de su contrato, repasaremos la corta pero interesante carrera del de Santutxu.

Ibai Gómez Pérez nació en la capital vizcaína un 11 de Noviembre de 1989. En 2008, con 19 años debutaba en el Santutxu F.C. , un modestísimo equipo de un barrio de Bilbao, sin tener en absoluto ni idea de lo que le esperaba dentro de tan sólo 4 años. Por aquel entonces, el actual 11 del Athletic había empezado a ir a entrenarse también con los chavales del equipo filial en el campo de su equipo, llamado Mallona, y no solo con sus compañeros de equipo. Metía horas y horas esperando que finalmente llegase una oportunidad, cosa que finalmente acabaría llegando. Y mientras tanto, el seguía metiendo horas y horas, entrenando y entrenando, y también empezó a dar sus primeros pasos con el título de entrenador. Era un luchador, y esa lucha acabaría teniendo recompensa.

Todo su trabajo no pasaría desapercibido, pues en 2009, solo un año después de debutar en División de Honor (quinta categoría), recibiría una llamada del Sestao River para formar parte de su primer equipo, aunque partiría en el filial. Partiría en teoría, puesto que no disputo ni un minuto en el filial. El bilbaíno, en su primera temporada como semiprofesional, dio una exhibición para tratarse de un debutante en la categoría. Disputó 36 partidos en los que marcó 8 goles y dio muchísimas más asistencias. A pesar de que esa temporada los blanquinegros descenderían a Tercera, lo gordo estaba por venir.

Gracias a un acuerdo que mantiene el Athletic con los clubes vizcaínos a cambio de una suma de dinero el club puede fichar a cualquier jugador de estos clubes convenidos a coste cero. Esto hace que una vez los leones quiera llevarse a un jugador lo hará inmediatamente, como hizo con Ibai Gómez. Asi, en solo dos años el vizcaíno paso de jugar en División de Honor a Primera División. Esta vez sí, jugaría en el filial principalmente, aunque en ocasiones lo alternaría con el primer equipo.

Empezó algo irregular en el filial, disputando 3 partidos de los 6 primeros. Aun así, el entonces entrenador del Athletic decidió convocar a Ibai como suplente para el partido en casa contra el Real Zaragoza. El 17 de Octubre de 2010 debutaba en Primera División Ibai Gómez Pérez. Parecía que el debut sería como un cuento…..pero que tendría final infeliz. Se lesionó tan solo 2 minutos después de entrar gravemente, y estaría el resto de la temporada y un tramo de la siguiente apartado de los terrenos de juego.

Tras año y medio de sufrimiento, Ibai volvería a disputar un partido con el primer equipo en Diciembre de 2011, también contra el Zaragoza. No marcó, pero dejó una buena impresión. El volver a jugar sería el regalo más pequeño de los que se encontraría esa temporada. Acabaría marcando dos goles importantísimos en la UEFA Europa League, y fue una de las partes más importantes y la revelación de un equipo histórico como fue ese Athletic.

La temporada 2012-13 sería la de su consolidación en la élite, siendo otra vez parte importante del esquema de Marcelo Bielsa. Dejaría varios golazos, como el del partido contra la Real Sociedad o el taconazo en La Romareda contra el Zaragoza (que parece ser su equipo emblemático contra el que jugar). Además y hasta ahora Ibai comenzó a compaginar la carrera de futbolista con la de entrenador del Cadete del otro equipo de su vida junto al Athletic, el Santutxu.

Esta es la historia de un joven jugador con una precisa calidad y muy laborioso que demuestra que se puede llegar a la élite trabajando duro. Ve su trabajo recompensado jugando en la Liga BBVA por lo menos hasta 2017.

Comments

comments